_NBA

Cuatro candidatos a dar la sorpresa en los playoffs de la NBA

Me prometí a mi mismo no sobrerreaccionar con lo que pasara en las primeras semanas de la NBA en la burbuja. Jugadores que llegaban a la cita tras meses de inactividad, un final de temporada regular en el que no todos los equipos se juegan lo mismo y, por lo tanto, no presentan el mismo grado de implicación o el periodo de adaptación necesario para jugar en pabellones vacíos, son algunos de los motivos para no precipitarse a la hora de sacar conclusiones. 

Pero, al mismo tiempo que noche tras noche veía partidos y observando la gran cantidad de sorpresas que nos dejan los primeros compases de la competición, me parecía cada vez más divertido hacer una lista de las franquicias candidatas a lograr toda una hazaña en Disneyworld. No se trata de nombrar a los equipos presuntamente favoritos; parece que Lakers y Bucks parten con esa etiqueta. Tampoco a la alternativa más clara, por eso he dejado fuera a Clippers o Raptors. Más bien, he querido destacar a franquicias que, aún siendo candidatas, se consideraría una sorpresa que levantasen el trofeo Larry O’Brien esta temporada. 

De menor a mayor grado de estupefacción, estas son mis cuatro alternativas para ganar la NBA:

Houston Rockets

¿Quién se atreve a afirmar que no será otro año en el que triunfe el small ball? En las últimas temporadas, con los Warriors como principal modelo a seguir, se ha demostrado que jugar sin un pívot clásico no tiene por qué lastrarte en los playoffs. Que precisamente los Warriors no participen en esta postemporada es un motivo más para creer. Los de la bahía han sido los verdugos de los Rockets en cuatro de las últimas cinco temporadas. Tan solo Curry y compañía han conseguido alejar a Harden del anillo.

La Barba sabe que está ante una de las oportunidades más claras de poner el broche de oro a su carrera. Lo mismo le pasa a Russell Westbrook, que también se ha acercado al título en varias ocasiones sin llegar a conseguirlo. El hambre de victoria de sus líderes puede llegar a ser determinante

James harden durante un partido en La Burbuja (Ashley Landis-Pool/Getty Images)

Boston Celtics

El joven tándem que forman Jay & Jay -Jayson Tatum y Jaylen Brown- buscará sus primeras Finales tras quedarse a un solo paso hace dos temporadas. Sus actuaciones en la burbuja han ido de menos a más y llegan a las eliminatorias en un estado de forma envidiable. Los Celtics, sin aparentes problemas físicos y con Kemba Walker ya recuperado de sus molestias en la rodilla, no tienen nada que envidiarle a rosters como el de los Bucks o el de los Raptors.

Precisamente la falta de experiencia es el principal escollo que tendrá el equipo de Brad Stevens en su búsqueda del anillo, ya que de talento van sobrados. Los problemas de química que lastraron al equipo la temporada pasada han desaparecido con las salidas de Kyrie Irving y Al Horford y, a pesar de no contar con el apoyo del Garden, los de Boston siempre juegan con ese extra de corazón que decanta las series.

Los jugadores de los Boston Celtics volviendo al banquillo en un parón (Kim Klement-Pool/Getty Images)

Miami Heat

Erik Spoelstra ya sabe lo que es ganar títulos como favorito y ahora quiere hacerlo como underdog. Desde los tiempos de LeBron James no veía a unos Heat tan competitivos como estos. Si la gran temporada de Bam Adebayo, que le ha servido para ser All Star, tiene continuidad en los playoffs, ningún equipo –ni siquiera los Bucks– puede relajarse. 

El otro motivo para creer en los Heat tiene nombre y apellidos: Jimmy Butler. El texano suele sacar su mejor versión en los grandes partidos y se crece en finales apretados. Un jugador al que nunca quieres tener en frente en una serie. Además, este año estará rodeado de dos de los mejores tiradores de la liga. Si Duncan Robinson y Tyler Herro logran mantener sus porcentajes desde la larga distancia, será sinónimo de éxito.

Tyler Herro saludando a su compañero Jae Crowder (Kim Klement – Pool/Getty Images)

Bonus track: Portland Trail Blazers

A día de hoy todavía tienen que certificar su participación en la postemporada. Si consiguen sacar el billete para los playoffs serán uno de los conjuntos más irritantes de la primera ronda. Se trata de un caso especial, ya que el equipo que pausó su temporada en marzo ni se parece al que ha vuelo del confinamiento. Como novedades, en la burbuja los Blazers han podido reincorporar a dos piezas primordiales en su juego interior: Jusuf Nurkić y Zach Collins.

Damian Lillard celebrando una canasta (Kim Klement-USA TODAY Sports)

Además, estas semanas de regular season han servido para comprobar que Damian Lillard sigue siendo uno de los jugadores más letales a la hora de jugarse el todo por el todo. Su última actuación ante los Mavericks, 61 puntos, lograría convencer de las posibilidades de los Blazers hasta a los más incrédulos. En una hipotética primera ronda ante los Lakers pueden meter en más de un problema a LeBron y compañía.  

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Me prometí a mi mismo no sobrerreaccionar con lo que pasara en las primeras semanas de la NBA en la burbuja. Jugadores que llegaban a la cita tras meses de inactividad, un final de temporada regular en el que no todos los equipos se juegan lo mismo y, por lo tanto, no presentan el mismo grado de implicación o el periodo de adaptación necesario para jugar en pabellones vacíos, son algunos de los motivos para no precipitarse a la hora de sacar conclusiones. 

Pero, al mismo tiempo que noche tras noche veía partidos y observando la gran cantidad de sorpresas que nos dejan los primeros compases de la competición, me parecía cada vez más divertido hacer una lista de las franquicias candidatas a lograr toda una hazaña en Disneyworld. No se trata de nombrar a los equipos presuntamente favoritos; parece que Lakers y Bucks parten con esa etiqueta. Tampoco a la alternativa más clara, por eso he dejado fuera a Clippers o Raptors. Más bien, he querido destacar a franquicias que, aún siendo candidatas, se consideraría una sorpresa que levantasen el trofeo Larry O’Brien esta temporada. 

De menor a mayor grado de estupefacción, estas son mis cuatro alternativas para ganar la NBA:

Houston Rockets

¿Quién se atreve a afirmar que no será otro año en el que triunfe el small ball? En las últimas temporadas, con los Warriors como principal modelo a seguir, se ha demostrado que jugar sin un pívot clásico no tiene por qué lastrarte en los playoffs. Que precisamente los Warriors no participen en esta postemporada es un motivo más para creer. Los de la bahía han sido los verdugos de los Rockets en cuatro de las últimas cinco temporadas. Tan solo Curry y compañía han conseguido alejar a Harden del anillo.

La Barba sabe que está ante una de las oportunidades más claras de poner el broche de oro a su carrera. Lo mismo le pasa a Russell Westbrook, que también se ha acercado al título en varias ocasiones sin llegar a conseguirlo. El hambre de victoria de sus líderes puede llegar a ser determinante

James harden durante un partido en La Burbuja (Ashley Landis-Pool/Getty Images)

Boston Celtics

El joven tándem que forman Jay & Jay -Jayson Tatum y Jaylen Brown- buscará sus primeras Finales tras quedarse a un solo paso hace dos temporadas. Sus actuaciones en la burbuja han ido de menos a más y llegan a las eliminatorias en un estado de forma envidiable. Los Celtics, sin aparentes problemas físicos y con Kemba Walker ya recuperado de sus molestias en la rodilla, no tienen nada que envidiarle a rosters como el de los Bucks o el de los Raptors.

Precisamente la falta de experiencia es el principal escollo que tendrá el equipo de Brad Stevens en su búsqueda del anillo, ya que de talento van sobrados. Los problemas de química que lastraron al equipo la temporada pasada han desaparecido con las salidas de Kyrie Irving y Al Horford y, a pesar de no contar con el apoyo del Garden, los de Boston siempre juegan con ese extra de corazón que decanta las series.

Los jugadores de los Boston Celtics volviendo al banquillo en un parón (Kim Klement-Pool/Getty Images)

Miami Heat

Erik Spoelstra ya sabe lo que es ganar títulos como favorito y ahora quiere hacerlo como underdog. Desde los tiempos de LeBron James no veía a unos Heat tan competitivos como estos. Si la gran temporada de Bam Adebayo, que le ha servido para ser All Star, tiene continuidad en los playoffs, ningún equipo –ni siquiera los Bucks– puede relajarse. 

El otro motivo para creer en los Heat tiene nombre y apellidos: Jimmy Butler. El texano suele sacar su mejor versión en los grandes partidos y se crece en finales apretados. Un jugador al que nunca quieres tener en frente en una serie. Además, este año estará rodeado de dos de los mejores tiradores de la liga. Si Duncan Robinson y Tyler Herro logran mantener sus porcentajes desde la larga distancia, será sinónimo de éxito.

Tyler Herro saludando a su compañero Jae Crowder (Kim Klement – Pool/Getty Images)

Bonus track: Portland Trail Blazers

A día de hoy todavía tienen que certificar su participación en la postemporada. Si consiguen sacar el billete para los playoffs serán uno de los conjuntos más irritantes de la primera ronda. Se trata de un caso especial, ya que el equipo que pausó su temporada en marzo ni se parece al que ha vuelo del confinamiento. Como novedades, en la burbuja los Blazers han podido reincorporar a dos piezas primordiales en su juego interior: Jusuf Nurkić y Zach Collins.

Damian Lillard celebrando una canasta (Kim Klement-USA TODAY Sports)

Además, estas semanas de regular season han servido para comprobar que Damian Lillard sigue siendo uno de los jugadores más letales a la hora de jugarse el todo por el todo. Su última actuación ante los Mavericks, 61 puntos, lograría convencer de las posibilidades de los Blazers hasta a los más incrédulos. En una hipotética primera ronda ante los Lakers pueden meter en más de un problema a LeBron y compañía.  

_NBA

Harden y Nash, dos gemelos en Brooklyn

Juan Díaz @JuandiRgz
20-10-2021

_NBA

Westbrook sí, pero como pasador

Juan Díaz @JuandiRgz
06-10-2021