_NFL

Cuando Goldberg jugaba a football

César Martín @CesarMrtn 02-05-2019

etiquetas:

Pensar en Bill Goldberg es pensar
en su exitosa trayectoria como luchador profesional y más recientemente como
copresentador del programa Forjado a
Fuego: Cuchillo o Muerte
. Pero a principios de los noventa, este miembro
del Salón de la Fama de la WWE se batía el cobre en los campos de football americano.

Goldberg nació en Tulsa (Oklahoma)
en diciembre de 1966. Allí, concretamente en la Escuela Preparatoria Thomas
Edison, dio sus primeros pasos como jugador de football. Por condiciones físicas (1’90 metros de altura y
aproximadamente 120 kilos de peso), estaba destinado a ser línea defensivo. En
1987 recibió una beca de una de las mejores universidades del país en términos
de fútbol americano: Georgia. Jugó dos años en los Bulldogs (se perdió la
temporada de 1988 por lesión) antes de dar el salto a la NFL en 1990.

Billy Gold” fue elegido por Los Ángeles Rams en la undécima ronda
(puesto 301) del Draft del 90, por lo que puede presumir de compartir clase con
leyendas como Junior Seau, Emmitt Smith o Cortez Kennedy. Sin embargo, no
llegaría a disputar un solo snap en las dos temporadas en las que estuvo en el
conjunto angelino. Si en la NFL quería ser algo más que un simple miembro de
los practice squads, tendría que destacar en las ligas de primavera.

En 1992 Goldberg fichó por los
Sacramento Surge, un equipo de la World League of American Football (la liga
que posteriormente se convertiría en la NFL Europa). En la capital de
California obtuvo su único título de football:
el World Bowl ‘92. En diciembre de aquel año, los Atlanta Falcons llamaron a su
puerta para completar el roster del equipo de cara a las últimas semanas de la
temporada.

Goldberg debutó con los Falcons el
3 de diciembre en el Superdome de Luisiana ante los New Orleans Saints. Fue el
primero de los catorce partidos que jugó en la National Football League a lo
largo de tres temporadas en las que hizo un total de once placajes. Como curiosidad,
el único encuentro que jugó como titular fue el día de su cumpleaños (27 de
diciembre)… ante los Rams, el equipo que le había drafteado dos años antes.

Una lesión en el abdomen acabó con
su carrera en la NFL mucho antes de lo que él tenía previsto. En 1995, los
recién creados Carolina Panthers le escogieron en su Draft de expansión, pero
no formó parte de la plantilla final. De hecho, Goldberg pasó a la historia de
la franquicia de Charlotte como el primer jugador cortado por ellos.

Mientras intentaba recuperarse de
su lesión, comenzó a practicar artes marciales mixtas y powerlifting. Sus
condiciones llamaron la atención de dos iconos de la lucha libre profesional de
los noventa: Sting y Lex Luger. Goldberg abandonaba para siempre la idea de volver
a la NFL, pero terminó convirtiéndose en una de las superestrellas de la WCW,
la principal competidora de la todopoderosísima WWE de Vince McMahon.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Pensar en Bill Goldberg es pensar
en su exitosa trayectoria como luchador profesional y más recientemente como
copresentador del programa Forjado a
Fuego: Cuchillo o Muerte
. Pero a principios de los noventa, este miembro
del Salón de la Fama de la WWE se batía el cobre en los campos de football americano.

Goldberg nació en Tulsa (Oklahoma)
en diciembre de 1966. Allí, concretamente en la Escuela Preparatoria Thomas
Edison, dio sus primeros pasos como jugador de football. Por condiciones físicas (1’90 metros de altura y
aproximadamente 120 kilos de peso), estaba destinado a ser línea defensivo. En
1987 recibió una beca de una de las mejores universidades del país en términos
de fútbol americano: Georgia. Jugó dos años en los Bulldogs (se perdió la
temporada de 1988 por lesión) antes de dar el salto a la NFL en 1990.

Billy Gold” fue elegido por Los Ángeles Rams en la undécima ronda
(puesto 301) del Draft del 90, por lo que puede presumir de compartir clase con
leyendas como Junior Seau, Emmitt Smith o Cortez Kennedy. Sin embargo, no
llegaría a disputar un solo snap en las dos temporadas en las que estuvo en el
conjunto angelino. Si en la NFL quería ser algo más que un simple miembro de
los practice squads, tendría que destacar en las ligas de primavera.

En 1992 Goldberg fichó por los
Sacramento Surge, un equipo de la World League of American Football (la liga
que posteriormente se convertiría en la NFL Europa). En la capital de
California obtuvo su único título de football:
el World Bowl ‘92. En diciembre de aquel año, los Atlanta Falcons llamaron a su
puerta para completar el roster del equipo de cara a las últimas semanas de la
temporada.

Goldberg debutó con los Falcons el
3 de diciembre en el Superdome de Luisiana ante los New Orleans Saints. Fue el
primero de los catorce partidos que jugó en la National Football League a lo
largo de tres temporadas en las que hizo un total de once placajes. Como curiosidad,
el único encuentro que jugó como titular fue el día de su cumpleaños (27 de
diciembre)… ante los Rams, el equipo que le había drafteado dos años antes.

Una lesión en el abdomen acabó con
su carrera en la NFL mucho antes de lo que él tenía previsto. En 1995, los
recién creados Carolina Panthers le escogieron en su Draft de expansión, pero
no formó parte de la plantilla final. De hecho, Goldberg pasó a la historia de
la franquicia de Charlotte como el primer jugador cortado por ellos.

Mientras intentaba recuperarse de
su lesión, comenzó a practicar artes marciales mixtas y powerlifting. Sus
condiciones llamaron la atención de dos iconos de la lucha libre profesional de
los noventa: Sting y Lex Luger. Goldberg abandonaba para siempre la idea de volver
a la NFL, pero terminó convirtiéndose en una de las superestrellas de la WCW,
la principal competidora de la todopoderosísima WWE de Vince McMahon.

etiquetas:

_NFL

Freddie Steinmark: jugar para ganar

Diego G. Argota @Diego21Garcia
10-06-2020

_NFL

Earl Morrall, el mejor suplente de la historia

César Martín @CesarMrtn
08-05-2020