_

Copa del Rey, quince minutos y el Real Madrid a la final

Esteban Gómez @MiRondo 11-02-2014

etiquetas:

Rocío VILLA

Rocío VILLA – Noche fría en la capital, igual que la actitud de los dos equipos al saltar al césped del Vicente Calderón. Tranquilidad para los visitantes y una pesada carga para los locales. El 3-0 para los blancos en el partido de ida convertía el envite en un reto mayúsculo para los hombres de Simeone. Eso sí, a pesar de que la remontada atlética era complicada, ningún miembro de la animosa parroquia colchonera podría imaginar que en 15 minutos el Real Madrid iba a finiquitar el partido. Dos penaltis. Dos goles. Un billete a la final.

Parecía que era el conjunto blanco quien tenía que remontar, porque en tan sólo tres minutos Bale pudo hacer el primero. Sin embargo, un minuto después, Undiano Mallenco señaló penalti del joven Manquillo sobre Cristiano Ronaldo, siendo el portugués quien marcaría el primer gol para su equipo.

Un disparo al palo del Atlético (Raúl García) y poco después, en el minuto 14, se produciría el segundo penalti -de Insúa a Bale- a favor de los blancos que también se encargaría de lanzar al fondo de la red Cristiano Ronaldo.

Sería el Cebolla Rodríguez quien se pondría la capa de “Superman” para intentar lograr una remontada imposible con varios disparos sin éxito.

Fuera de los 15 minutos de “fútbol”, también hay que destacar que la primera mitad se vio marcada por la escalofriante caída del jugador colchonero Manquillo, que impactaba contra el césped con el cuello por delante y que tuvo que ser trasladado al hospital por un esguince cervical.

El fútbol, una vez más, recordardemos que es un DEPORTE, fue salpicado por un energúmeno que lanzó a Cristiano Ronaldo un mechero en la cabeza, cuando el delantero se disponía a entrar en el túnel de vestuarios.

En la segunda mitad, con todo el “pescado vendido” y con un resultado global de 5-0, el Atlético de Madrid lo intentaba más por inercia que con fe, mediante un activo Cebolla Rodríguez.

Con el billete a la final en la mano (ver portada), por segundo año consecutivo, el Real Madrid no quiso hacer más sangre en territorio hostil y ya se encuentra esperando a su rival (Barcelona o Real Sociedad) en la que será la final de la Copa del Rey.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Rocío VILLA – Noche fría en la capital, igual que la actitud de los dos equipos al saltar al césped del Vicente Calderón. Tranquilidad para los visitantes y una pesada carga para los locales. El 3-0 para los blancos en el partido de ida convertía el envite en un reto mayúsculo para los hombres de Simeone. Eso sí, a pesar de que la remontada atlética era complicada, ningún miembro de la animosa parroquia colchonera podría imaginar que en 15 minutos el Real Madrid iba a finiquitar el partido. Dos penaltis. Dos goles. Un billete a la final.

Parecía que era el conjunto blanco quien tenía que remontar, porque en tan sólo tres minutos Bale pudo hacer el primero. Sin embargo, un minuto después, Undiano Mallenco señaló penalti del joven Manquillo sobre Cristiano Ronaldo, siendo el portugués quien marcaría el primer gol para su equipo.

Un disparo al palo del Atlético (Raúl García) y poco después, en el minuto 14, se produciría el segundo penalti -de Insúa a Bale- a favor de los blancos que también se encargaría de lanzar al fondo de la red Cristiano Ronaldo.

Sería el Cebolla Rodríguez quien se pondría la capa de “Superman” para intentar lograr una remontada imposible con varios disparos sin éxito.

Fuera de los 15 minutos de “fútbol”, también hay que destacar que la primera mitad se vio marcada por la escalofriante caída del jugador colchonero Manquillo, que impactaba contra el césped con el cuello por delante y que tuvo que ser trasladado al hospital por un esguince cervical.

El fútbol, una vez más, recordardemos que es un DEPORTE, fue salpicado por un energúmeno que lanzó a Cristiano Ronaldo un mechero en la cabeza, cuando el delantero se disponía a entrar en el túnel de vestuarios.

En la segunda mitad, con todo el “pescado vendido” y con un resultado global de 5-0, el Atlético de Madrid lo intentaba más por inercia que con fe, mediante un activo Cebolla Rodríguez.

Con el billete a la final en la mano (ver portada), por segundo año consecutivo, el Real Madrid no quiso hacer más sangre en territorio hostil y ya se encuentra esperando a su rival (Barcelona o Real Sociedad) en la que será la final de la Copa del Rey.

etiquetas:

Rocío VILLA

_Destacado Principal

Diario de Tokyo: 30 de julio

Redacción @SpheraSports
30-07-2021

_Destacado

Diario de Tokyo: 29 de julio

Redacción @SpheraSports
29-07-2021