_Otros

Cinco veces cerca

José Roberto Núñez @https://www.twitter.com/joseronu 04-05-2018

etiquetas:

En la historia del fútbol mundial hemos conocido
equipos que a pesar de sumar grandes plantillas y mostrar un gran nivel de
competitividad, nunca lograron alzarse con un titulo de liga en su país, un
claro ejemplo de esto, y quizás el más ‘trágico’ que podemos contar, por lo
menos en lo que a fútbol alemán respecta, es el caso del
Bayer Leverkusen.

Mérito y a la vez infortunio, en Leverkusen no
presumen de sus cinco subcampeonatos, al contrario fueron temporadas muy
frustrantes en donde en varias oportunidades el equipo tuvo en sus manos el
título y por uno u otro factor vieron desvanecer sus posibilidades una y otra
vez.

Históricamente el Bayer Leverkusen ha sido uno de los equipos más competitivos de
Alemania, a finales de los años noventa y principios del nuevo milenio ‘las
aspirinas’ se mostraron como un equipo sólido y con muchos argumentos
ofensivos, se les consideraba un rival duro, no solo en territorio alemán, sino
en sus consecuentes participaciones continentales.

Posteriormente a la reunificación alemana, llegó una
etapa de evolución para el club, tras épocas muy oscuras, el equipo se encamino
a convertirse en uno de los mejores de Alemania, la llegada de un grupo de
jugadores prometedores, encabezados por la ahora leyenda del club, Ulf Kirsten, los llevaron a los
primeros planos futbolísticos en Alemania.

A pesar de esta evolución, vivieron en la temporada
1995-96 una de sus peores desde la creación de la Bundesliga, en ésta esquivaron el descenso en la ultima fecha,
situación que quizás les dio el impulso necesario, debido a que para la próxima
campaña lucharían hasta el final el título con el Bayern München quien a la postre y por solo dos puntos de
diferencia terminaría como campeón. Para la siguiente campaña quedarían
terceros en aquel épico campeonato de los ‘diablos rojos’ del Kaiserslautern.

Para la campaña 1998-99 obtienen su segundo
subcampeonato, esta vez ante un cuadro bávaro implacable que culminó con una
ventaja de quince puntos. La siguiente campaña fue una de esas frustrantes
etapas, las aspirinas llegaban líderes a la última fecha con dos puntos de
ventaja sobre el actual campeón y a quienes ya en par de ocasiones habían
escoltado camino al título, el Bayern
München, en dicha jornada no pudieron pasar del empate ante otro equipo
bávaro, el SpVgg Unterhaching,
mientras el Bayern de Hitzfeld obtendría su victoria y empataría la cima con
setenta y tres puntos y una mejor diferencia de goles que les dio el título por
segundo año consecutivo y relegando a los de Leverkusen a su tercer subcameponato.

Bayer Leverkusen
seguía siendo uno de los equipos de mejor nivel en el país y no tardaron en
volver a aspirar al título, dos campañas después, para la 2001-02 vivieron el
que quizás fue su mejor año, a pesar de culminar la temporada sin títulos. La
lucha por la Bundesliga, además
del habitual rival bávaro, trajo un nuevo contendiente al camino de las
aspirinas, el Borussia Dortmund.
A falta de dos jornadas, los de Ballack, Lucio y compañía eran líderes de Bundesliga con dos puntos de ventaja sobre
el cuadro aurinegro, pero una derrota en la penúltima fecha ante uno de los
peores equipos del torneo, el Nürnberg,
los apartó una vez más del título. En ese mismo año culminaron subcampeones de Copa de Alemania y de UEFA Champions League en donde cayeron
2-1 en la final de Glasgow ante el Real
Madrid con goles de Raúl
y Zinedine Zidane, Lucio marcaría el gol del cuadro
alemán. Fue un buen año, aunque difícilmente aquella plantilla lo sentiría como
uno de los más decepcionante, aspirar al triplete y terminar sin nada en tus
manos.

Para la campaña 2010-11 la directiva pone manos a la
obra y trae al banquillo a un hacedor de títulos, Jupp Heynckes, el técnico que luego llevaría al Bayern München al
triplete no pudo ante la gran revelación de Europa de esa campaña, el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp, lucharon hasta el
final, pero la inconsistencia a domicilio mermo las posibilidades ante un
cuadro amarillo y negro que obtendría su primer título liguero de la mano del
carismático entrenador.

Desde allí el equipo se ha mantenido competitivo,
siempre aspirando a Europa, aunque no volvió a tener aspiraciones reales al
campeonato. Un equipo que sabe lo que es quedar con la miel entre los labios,
un ejemplo de que los segundos lugares nadie los recuerda, aunque lo hagamos en
esta ocasión. La Bundesliga le
debe un título al Bayer Leverkusen,
aunque ellos tendrán que ganarselo con méritos propios, más ahora que el
monopolio bávaro impera en tierras germanas, nada fácil, pero el fútbol ya nos
ha enseñado que gestas así están a la vuelta de la esquina.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

En la historia del fútbol mundial hemos conocido
equipos que a pesar de sumar grandes plantillas y mostrar un gran nivel de
competitividad, nunca lograron alzarse con un titulo de liga en su país, un
claro ejemplo de esto, y quizás el más ‘trágico’ que podemos contar, por lo
menos en lo que a fútbol alemán respecta, es el caso del
Bayer Leverkusen.

Mérito y a la vez infortunio, en Leverkusen no
presumen de sus cinco subcampeonatos, al contrario fueron temporadas muy
frustrantes en donde en varias oportunidades el equipo tuvo en sus manos el
título y por uno u otro factor vieron desvanecer sus posibilidades una y otra
vez.

Históricamente el Bayer Leverkusen ha sido uno de los equipos más competitivos de
Alemania, a finales de los años noventa y principios del nuevo milenio ‘las
aspirinas’ se mostraron como un equipo sólido y con muchos argumentos
ofensivos, se les consideraba un rival duro, no solo en territorio alemán, sino
en sus consecuentes participaciones continentales.

Posteriormente a la reunificación alemana, llegó una
etapa de evolución para el club, tras épocas muy oscuras, el equipo se encamino
a convertirse en uno de los mejores de Alemania, la llegada de un grupo de
jugadores prometedores, encabezados por la ahora leyenda del club, Ulf Kirsten, los llevaron a los
primeros planos futbolísticos en Alemania.

A pesar de esta evolución, vivieron en la temporada
1995-96 una de sus peores desde la creación de la Bundesliga, en ésta esquivaron el descenso en la ultima fecha,
situación que quizás les dio el impulso necesario, debido a que para la próxima
campaña lucharían hasta el final el título con el Bayern München quien a la postre y por solo dos puntos de
diferencia terminaría como campeón. Para la siguiente campaña quedarían
terceros en aquel épico campeonato de los ‘diablos rojos’ del Kaiserslautern.

Para la campaña 1998-99 obtienen su segundo
subcampeonato, esta vez ante un cuadro bávaro implacable que culminó con una
ventaja de quince puntos. La siguiente campaña fue una de esas frustrantes
etapas, las aspirinas llegaban líderes a la última fecha con dos puntos de
ventaja sobre el actual campeón y a quienes ya en par de ocasiones habían
escoltado camino al título, el Bayern
München, en dicha jornada no pudieron pasar del empate ante otro equipo
bávaro, el SpVgg Unterhaching,
mientras el Bayern de Hitzfeld obtendría su victoria y empataría la cima con
setenta y tres puntos y una mejor diferencia de goles que les dio el título por
segundo año consecutivo y relegando a los de Leverkusen a su tercer subcameponato.

Bayer Leverkusen
seguía siendo uno de los equipos de mejor nivel en el país y no tardaron en
volver a aspirar al título, dos campañas después, para la 2001-02 vivieron el
que quizás fue su mejor año, a pesar de culminar la temporada sin títulos. La
lucha por la Bundesliga, además
del habitual rival bávaro, trajo un nuevo contendiente al camino de las
aspirinas, el Borussia Dortmund.
A falta de dos jornadas, los de Ballack, Lucio y compañía eran líderes de Bundesliga con dos puntos de ventaja sobre
el cuadro aurinegro, pero una derrota en la penúltima fecha ante uno de los
peores equipos del torneo, el Nürnberg,
los apartó una vez más del título. En ese mismo año culminaron subcampeones de Copa de Alemania y de UEFA Champions League en donde cayeron
2-1 en la final de Glasgow ante el Real
Madrid con goles de Raúl
y Zinedine Zidane, Lucio marcaría el gol del cuadro
alemán. Fue un buen año, aunque difícilmente aquella plantilla lo sentiría como
uno de los más decepcionante, aspirar al triplete y terminar sin nada en tus
manos.

Para la campaña 2010-11 la directiva pone manos a la
obra y trae al banquillo a un hacedor de títulos, Jupp Heynckes, el técnico que luego llevaría al Bayern München al
triplete no pudo ante la gran revelación de Europa de esa campaña, el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp, lucharon hasta el
final, pero la inconsistencia a domicilio mermo las posibilidades ante un
cuadro amarillo y negro que obtendría su primer título liguero de la mano del
carismático entrenador.

Desde allí el equipo se ha mantenido competitivo,
siempre aspirando a Europa, aunque no volvió a tener aspiraciones reales al
campeonato. Un equipo que sabe lo que es quedar con la miel entre los labios,
un ejemplo de que los segundos lugares nadie los recuerda, aunque lo hagamos en
esta ocasión. La Bundesliga le
debe un título al Bayer Leverkusen,
aunque ellos tendrán que ganarselo con méritos propios, más ahora que el
monopolio bávaro impera en tierras germanas, nada fácil, pero el fútbol ya nos
ha enseñado que gestas así están a la vuelta de la esquina.

etiquetas:

_Destacado

3 preguntas sobre LaLiga 22-23

Adrià Campmany @campmany_adria
12-08-2022

_Destacado

La Misión

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
11-08-2022