_NBA

Cinco ocasiones en las que el All Star nos levantó del asiento

Juan Díaz @JuandiRgz 03-03-2021

etiquetas:

All-Star NBA

No hay un fin de semana que genere tanto espectáculo y tan concentrado como el All Star. Antes del evento puedes dar por hecho que verás algunos mates sobrecogedores, pases de fantasía, regates que nunca pensabas que se podrían realizar… tienes tensión y drama en el concurso de triples y a todas esas estrellas y celebrities alucinando desde la grada durante una actuación histórica en el concurso de mates.

 Es cierto, en los últimos años el All Star Weekend ha aumentado sus haters. Pero desde mi humilde artículo, quiero romper una lanza a favor de este fin de semana que nos ha dejado una gran cantidad de momentos históricos en los últimos años. Estos son mis cinco momentos favoritos del All Star en el siglo XXI:

1. El partido de las estrellas de 2020

Empezamos por lo que tenemos más reciente: unas semanas antes de que el mundo cambiase de forma radical, pudimos disfrutar de uno de los mejores All Star Game de los últimos tiempos. El comisionado de la NBA, Adam Silver, cansado de que el partido de las estrellas mutase en un trámite aburrido impregnado de bromas y mates sin oposición, decidió darle una vuelta al formato para agregar más competitividad. Básicamente la propuesta consistía en jugar el último cuarto del partido sin límite del tiempo. El equipo ganador sería el que alcanzase antes la meta de puntos obtenida tras sumar los puntos del equipo que vaya en cabeza y 24 tantos, el número de Kobe. El resultado fue todo un éxito

Los dos equipos, “Team LeBron” y “Team Giannis”, jugaron los últimos minutos como si de un partido normal se tratase; con su tensión, con sus nervios, con su defensa… la reacción de los aficionados fue unánime: el nuevo formato había sido un éxito. Lo cierto es que jugadores como LeBron pusieron mucho de su parte para que esto sucediese, avisando desde semanas atrás que se iban a tomar el partido en serio. Justo lo contrario a lo que sucede esta temporada, la mayoría de jugadores piensan que en estas condiciones y sin público en las gradas, jugar este All Star será un trámite.


2. Concurso de mates de 2016: Gordon vs LaVine

Todos tenemos en la cabeza algún mate de ese concurso. Fue tan nuevo, tan inesperado, tan novedoso, que nadie supo ni siquiera cómo describirlo. El duelo entre LaVine y Gordon realmente salvó al formato de unos niveles de exageración de la locura empalagosa que se vivían en las ediciones anteriores.

Zach LaVine puso todas sus condiciones atléticas a disposición del espectáculo, mientras que Aaron Gordon, sin renunciar a la explosividad, apostó por unos mates más creativos. El resultado fue el que para muchos es el mejor concurso de mates de la historia. Al final, Zach LaVine se llevó a casa un título que podría haber sido repartido.


3. Curry vs. Klay (vol. II)

También en 2016 y en plena “Warriorsmanía”, los Splash Brothers medían sus fuerzas en la final del concurso de triples por segunda temporada consecutiva. El primer asalto, en 2015, se lo había llevado Steph, que para la inmensa mayoría de aficionados era el mejor lanzador de los dos. Sin embargo Klay Thompson sorprendió a todo el mundo y venció a Curry en una final para el recuerdo. Dos de los mejores lanzadores de la historia cara a cara. Triples, emoción y “buen rollito” con los Splash Bros.


4. Shaq y Kobe, juntos de nuevo

Todo el mundo sabe que la relación de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal no terminó del todo bien tras el paso de Shaq por los Lakers. Sin embargo, varias temporadas después y con las heridas ya cicatrizadas, ambos jugadores se reencontraron para jugar juntos el All Star Game. Como si de los buenos años se tratase, ofrecieron una actuación para el recuerdo y los aficionados disfrutaron viendo como dos de los ídolos de una generación retomaron su amistad.

El Oeste destrozó al Este y Shaq y Kobe compartieron el premio a MVP del evento dejándonos una fotografía que ya es historia del All Star Weekend.


5. Vince Carter: “It´s Over”

Inolvidable. Carter logró elevar el nivel del concurso de mates a límites insospechables. Desde su primer mate, después de un espectacular giro de 360º, dejó claro que había llegado al pabellón convencido de hacer historia. Se puede hablar de ese concurso como el prime de los All Star. Los jueces, los jugadores, compañeros de Carter y, lo más importante, los aficionados, estaban emocionados en la grada. Las reacciones de O’Neal y Garnett a los mates de Vince, con videocámara vintage en la mano incluida, ya son un momento de culto para cualquier seguidor de la liga.

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

No hay un fin de semana que genere tanto espectáculo y tan concentrado como el All Star. Antes del evento puedes dar por hecho que verás algunos mates sobrecogedores, pases de fantasía, regates que nunca pensabas que se podrían realizar… tienes tensión y drama en el concurso de triples y a todas esas estrellas y celebrities alucinando desde la grada durante una actuación histórica en el concurso de mates.

 Es cierto, en los últimos años el All Star Weekend ha aumentado sus haters. Pero desde mi humilde artículo, quiero romper una lanza a favor de este fin de semana que nos ha dejado una gran cantidad de momentos históricos en los últimos años. Estos son mis cinco momentos favoritos del All Star en el siglo XXI:

1. El partido de las estrellas de 2020

Empezamos por lo que tenemos más reciente: unas semanas antes de que el mundo cambiase de forma radical, pudimos disfrutar de uno de los mejores All Star Game de los últimos tiempos. El comisionado de la NBA, Adam Silver, cansado de que el partido de las estrellas mutase en un trámite aburrido impregnado de bromas y mates sin oposición, decidió darle una vuelta al formato para agregar más competitividad. Básicamente la propuesta consistía en jugar el último cuarto del partido sin límite del tiempo. El equipo ganador sería el que alcanzase antes la meta de puntos obtenida tras sumar los puntos del equipo que vaya en cabeza y 24 tantos, el número de Kobe. El resultado fue todo un éxito

Los dos equipos, “Team LeBron” y “Team Giannis”, jugaron los últimos minutos como si de un partido normal se tratase; con su tensión, con sus nervios, con su defensa… la reacción de los aficionados fue unánime: el nuevo formato había sido un éxito. Lo cierto es que jugadores como LeBron pusieron mucho de su parte para que esto sucediese, avisando desde semanas atrás que se iban a tomar el partido en serio. Justo lo contrario a lo que sucede esta temporada, la mayoría de jugadores piensan que en estas condiciones y sin público en las gradas, jugar este All Star será un trámite.


2. Concurso de mates de 2016: Gordon vs LaVine

Todos tenemos en la cabeza algún mate de ese concurso. Fue tan nuevo, tan inesperado, tan novedoso, que nadie supo ni siquiera cómo describirlo. El duelo entre LaVine y Gordon realmente salvó al formato de unos niveles de exageración de la locura empalagosa que se vivían en las ediciones anteriores.

Zach LaVine puso todas sus condiciones atléticas a disposición del espectáculo, mientras que Aaron Gordon, sin renunciar a la explosividad, apostó por unos mates más creativos. El resultado fue el que para muchos es el mejor concurso de mates de la historia. Al final, Zach LaVine se llevó a casa un título que podría haber sido repartido.


3. Curry vs. Klay (vol. II)

También en 2016 y en plena “Warriorsmanía”, los Splash Brothers medían sus fuerzas en la final del concurso de triples por segunda temporada consecutiva. El primer asalto, en 2015, se lo había llevado Steph, que para la inmensa mayoría de aficionados era el mejor lanzador de los dos. Sin embargo Klay Thompson sorprendió a todo el mundo y venció a Curry en una final para el recuerdo. Dos de los mejores lanzadores de la historia cara a cara. Triples, emoción y “buen rollito” con los Splash Bros.


4. Shaq y Kobe, juntos de nuevo

Todo el mundo sabe que la relación de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal no terminó del todo bien tras el paso de Shaq por los Lakers. Sin embargo, varias temporadas después y con las heridas ya cicatrizadas, ambos jugadores se reencontraron para jugar juntos el All Star Game. Como si de los buenos años se tratase, ofrecieron una actuación para el recuerdo y los aficionados disfrutaron viendo como dos de los ídolos de una generación retomaron su amistad.

El Oeste destrozó al Este y Shaq y Kobe compartieron el premio a MVP del evento dejándonos una fotografía que ya es historia del All Star Weekend.


5. Vince Carter: “It´s Over”

Inolvidable. Carter logró elevar el nivel del concurso de mates a límites insospechables. Desde su primer mate, después de un espectacular giro de 360º, dejó claro que había llegado al pabellón convencido de hacer historia. Se puede hablar de ese concurso como el prime de los All Star. Los jueces, los jugadores, compañeros de Carter y, lo más importante, los aficionados, estaban emocionados en la grada. Las reacciones de O’Neal y Garnett a los mates de Vince, con videocámara vintage en la mano incluida, ya son un momento de culto para cualquier seguidor de la liga.

Imagen de cabecera: Imago

etiquetas:

All-Star NBA

_NBA

Luka Doncic elimina a los Phoenix Suns

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
17-05-2022