_Fútbol femenino

Chloe Kelly: formidable fútbol callejero para las Citizens

Mª Valentina Vega @mvalentinavs 16-07-2020

Para una futbolista nacida en 1998, era el momento de dar el gran paso. Chloe Kelly busca alcanzar el éxito y los trofeos, mientras disfruta del juego que lleva practicando desde niña, en la calle, con la formación silvestre de la que hablaba Bielsa. Con el Manchester City podrá jugar la Champions League (UWCL) y progresar en la representación con su país. La Eurocopa y los Juegos Olímpicos – como Gran Bretaña –, se han pospuesto a 2021 y 2022. Lleva representando a Inglaterra desde la Selección Sub-15, y desde 2018 con la Absoluta.

A pesar de su juventud y ambición, muestra madurez dada su edad. Ella misma reconoce que afronta los partidos con compostura. Ha comentado que no espera llegar y entrar directamente en el XI titular, sino sudar la camiseta, gastar las botas, y ganarse ese lugar. Ha sido un fichaje muy celebrado por los aficionados ingleses. Ha firmado por dos temporadas con uno de los clubes que más años lleva apostando por el femenino, desde 1988. Con la inversión de los últimos tiempos dispone de un gran recinto como es el Academy Stadium, con capacidad para siete mil personas, y grandes instalaciones de entrenamiento.

Al igual que el que ahora es su compañero, Kevin De Bruyne, reconoce ser introvertida. Muestra su impetuosidad sobre el césped. Esa fuerza interior y explosividad la aprendió al dar sus primeros pasos con la pelota. Es la pequeña de siete hermanos y tuvo que hacerse un hueco en las canchas de Ealing, en el oeste del Londres exterior. Jugaba con sus amigos y cinco de ellos – los trillizos y otro más –, todos chicos. No se lo ponían fácil y le hacían duras entradas. Los temidos tackles de los jovencitos ingleses, lo que hizo que se exigiera más.

Nunca la dejaron de lado porque vieron su calidad en aquellas jaulas de fútbol 7 en su barrio. Chloe se levantaba los fines de semana, almorzaba, y pasaba el día allí hasta que caía la noche. Su familia era abonada del Queens Park Rangers, donde empezó de manera muy amateur. La gran oportunidad llegó cuando la admitieron en la prestigiosa academia del Arsenal. Tenía que cruzar Londres, dos horas todos los días de desplazamiento, y regresar a casa cerca de las once teniendo que levantarse al día siguiente para ir a clase, pero valió la pena.

Kelly Smith era su referente y cuando subió al primer equipo pudo entrenar con ella, con miedo a hacerle alguna entrada. Marcó en su debut con la camiseta roja y blanca Gunner, y tuvo algunos minutos en el equipo, entonces dirigido por el español Martínez Losa. Sintió que sería difícil hacerse un hueco regular en el primer equipo y se fue al Everton, primero cedida. En Merseyside subieron a la máxima categoría, y se quedó con la llegada de Willie Kirk.

Chloe Kelly, en febrero de 2020, tras un gol con el Everton.

El escocés ha contribuido a darle confianza y a su buen rendimiento en la 19/20. La ha motivado a ser creativa y disfrutar. Fue elegida Mejor Jugadora del mes de Septiembre, con un espléndido inicio (3 goles en 4 jornadas). Tuvo una pequeña lesión, pero a la vuelta anotó un gran hat-trick contra Reading, y acabó con 9 goles en 12 partidos. Gran número si tenemos en cuenta que el de las Toffees es un equipo joven, de media tabla, donde sus espléndidos goles como el marcado desde fuera del área frente al Bristol, considerado de los mejores de la temporada, han sido la revelación del año. 

Su estilo de juego lo define ella misma como tener compostura dentro y fuera del área, y cuando la presión es alta tener claro qué vas a hacer. Puedes observarla levantar la vista y buscar la posición o el pase correcto. En la academia del Arsenal dice que le enseñaron a tener siempre en cuenta qué hacía la guardameta rival, y gracias a esto la hemos visto sorprender a unas cuantas. Sabe moverse, ha jugado como delantera centro, desde el carril central o cayendo a banda. Tanto por la izquierda, algo que podría beneficiar al juego con Hemp, aunque también por la derecha si lo demanda su equipo, y hacer uno de sus buenos centros.

Nos ha acostumbrado a lo espectacular, a sus regates, goles desde fuera del área o en el borde de esta que acaban en la escuadra, o rasos al segundo palo. Por el juego de Kirk, sacando el balón desde atrás, podrá adaptarse fácilmente al estilo Citizen. Las Sky Blue jugaron con un 1-4-4-2 con rombo, en varias ocasiones, la temporada pasada pero nos falta ver cuál es la idea de Taylor. Si igualmente jugará con Scott como interior, y Kelly podrá ser su aliada como mediapunta o en la última línea. También con el avance de las laterales, aprovechando su buena posición cerca del área, ahora que vienen nombres destacados y muy incisivas.

Es una jugadora completa porque puede aportar mucho, no deja de presionar, cosa común en el juego del City, y con su agilidad y velocidad lo hace fácil. Dentro del área, con el balón en los pies, o con la cabeza, tiene una habilidad especial para anotar, y para deshacerse de su marca, driblar a la defensa con sigilo, y ser clínica en su control y toque del balón. Además de encontrar los espacios cuando está en inferioridad numérica su equipo. Veremos cómo se adapta a jugar con White y Stanway, o a quién sustituye, pero sin duda su conversión este año a extremo izquierdo podría ser muy fructífera.  

Espera llamar la atención de Neville y continuar siendo regular en el equipo de las Lionesses, y no hay dudas de que con el proyecto creado, y lo que puede crecer dentro del Manchester City, es muy probable que vuelva a contar con ella como protagonista destacada. De azul fuerte o celeste, Chloe Kelly está destinada a ser una de las principales jugadoras de Inglaterra.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Para una futbolista nacida en 1998, era el momento de dar el gran paso. Chloe Kelly busca alcanzar el éxito y los trofeos, mientras disfruta del juego que lleva practicando desde niña, en la calle, con la formación silvestre de la que hablaba Bielsa. Con el Manchester City podrá jugar la Champions League (UWCL) y progresar en la representación con su país. La Eurocopa y los Juegos Olímpicos – como Gran Bretaña –, se han pospuesto a 2021 y 2022. Lleva representando a Inglaterra desde la Selección Sub-15, y desde 2018 con la Absoluta.

A pesar de su juventud y ambición, muestra madurez dada su edad. Ella misma reconoce que afronta los partidos con compostura. Ha comentado que no espera llegar y entrar directamente en el XI titular, sino sudar la camiseta, gastar las botas, y ganarse ese lugar. Ha sido un fichaje muy celebrado por los aficionados ingleses. Ha firmado por dos temporadas con uno de los clubes que más años lleva apostando por el femenino, desde 1988. Con la inversión de los últimos tiempos dispone de un gran recinto como es el Academy Stadium, con capacidad para siete mil personas, y grandes instalaciones de entrenamiento.

Al igual que el que ahora es su compañero, Kevin De Bruyne, reconoce ser introvertida. Muestra su impetuosidad sobre el césped. Esa fuerza interior y explosividad la aprendió al dar sus primeros pasos con la pelota. Es la pequeña de siete hermanos y tuvo que hacerse un hueco en las canchas de Ealing, en el oeste del Londres exterior. Jugaba con sus amigos y cinco de ellos – los trillizos y otro más –, todos chicos. No se lo ponían fácil y le hacían duras entradas. Los temidos tackles de los jovencitos ingleses, lo que hizo que se exigiera más.

Nunca la dejaron de lado porque vieron su calidad en aquellas jaulas de fútbol 7 en su barrio. Chloe se levantaba los fines de semana, almorzaba, y pasaba el día allí hasta que caía la noche. Su familia era abonada del Queens Park Rangers, donde empezó de manera muy amateur. La gran oportunidad llegó cuando la admitieron en la prestigiosa academia del Arsenal. Tenía que cruzar Londres, dos horas todos los días de desplazamiento, y regresar a casa cerca de las once teniendo que levantarse al día siguiente para ir a clase, pero valió la pena.

Kelly Smith era su referente y cuando subió al primer equipo pudo entrenar con ella, con miedo a hacerle alguna entrada. Marcó en su debut con la camiseta roja y blanca Gunner, y tuvo algunos minutos en el equipo, entonces dirigido por el español Martínez Losa. Sintió que sería difícil hacerse un hueco regular en el primer equipo y se fue al Everton, primero cedida. En Merseyside subieron a la máxima categoría, y se quedó con la llegada de Willie Kirk.

Chloe Kelly, en febrero de 2020, tras un gol con el Everton.

El escocés ha contribuido a darle confianza y a su buen rendimiento en la 19/20. La ha motivado a ser creativa y disfrutar. Fue elegida Mejor Jugadora del mes de Septiembre, con un espléndido inicio (3 goles en 4 jornadas). Tuvo una pequeña lesión, pero a la vuelta anotó un gran hat-trick contra Reading, y acabó con 9 goles en 12 partidos. Gran número si tenemos en cuenta que el de las Toffees es un equipo joven, de media tabla, donde sus espléndidos goles como el marcado desde fuera del área frente al Bristol, considerado de los mejores de la temporada, han sido la revelación del año. 

Su estilo de juego lo define ella misma como tener compostura dentro y fuera del área, y cuando la presión es alta tener claro qué vas a hacer. Puedes observarla levantar la vista y buscar la posición o el pase correcto. En la academia del Arsenal dice que le enseñaron a tener siempre en cuenta qué hacía la guardameta rival, y gracias a esto la hemos visto sorprender a unas cuantas. Sabe moverse, ha jugado como delantera centro, desde el carril central o cayendo a banda. Tanto por la izquierda, algo que podría beneficiar al juego con Hemp, aunque también por la derecha si lo demanda su equipo, y hacer uno de sus buenos centros.

Nos ha acostumbrado a lo espectacular, a sus regates, goles desde fuera del área o en el borde de esta que acaban en la escuadra, o rasos al segundo palo. Por el juego de Kirk, sacando el balón desde atrás, podrá adaptarse fácilmente al estilo Citizen. Las Sky Blue jugaron con un 1-4-4-2 con rombo, en varias ocasiones, la temporada pasada pero nos falta ver cuál es la idea de Taylor. Si igualmente jugará con Scott como interior, y Kelly podrá ser su aliada como mediapunta o en la última línea. También con el avance de las laterales, aprovechando su buena posición cerca del área, ahora que vienen nombres destacados y muy incisivas.

Es una jugadora completa porque puede aportar mucho, no deja de presionar, cosa común en el juego del City, y con su agilidad y velocidad lo hace fácil. Dentro del área, con el balón en los pies, o con la cabeza, tiene una habilidad especial para anotar, y para deshacerse de su marca, driblar a la defensa con sigilo, y ser clínica en su control y toque del balón. Además de encontrar los espacios cuando está en inferioridad numérica su equipo. Veremos cómo se adapta a jugar con White y Stanway, o a quién sustituye, pero sin duda su conversión este año a extremo izquierdo podría ser muy fructífera.  

Espera llamar la atención de Neville y continuar siendo regular en el equipo de las Lionesses, y no hay dudas de que con el proyecto creado, y lo que puede crecer dentro del Manchester City, es muy probable que vuelva a contar con ella como protagonista destacada. De azul fuerte o celeste, Chloe Kelly está destinada a ser una de las principales jugadoras de Inglaterra.