_Otros

Central con mayúsculas

Álvaro Landín @landinpibe 26-04-2018

etiquetas:

Parece difícil sacar
notas positivas de la campaña del Athletic. Lo cierto es que hay pocas, pero
las hay. Unai Núñez, quizás, sea la mayor de ellas. En un año convulso en la
zaga rojiblanca, el de Barakaldo ha demostrado una personalidad y temperamento
impropios de su edad.

A principio de temporada,
con Yeray aún fuera del equipo y Etxeita en la cuesta abajo de su carrera
parecía necesario que alguien ocupase la vacante a lado de Laporte. Un joven
central baracaldés se había dejado ver durante la temporada en los partidos del
Athletic, pero no parecía que fuese a ser suficiente como para hacerse un hueco
en el once. Y Lo cierto fue que, pese a su baja forma, el elegido para ocupar
ese hueco fue Xabier Etxeita. Rápidamente se vio que su nivel no era el de hace
años y que había que intentar buscar una solución. Ahí apareció Unai.

Desde el primer momento
se vio lo que es Nuñez, un central contundente, que no busca excesivas
florituras, se dedica a hacer lo que sabe, y lo hace bien.

Lo cierto es que, para
ser una temporada de debut, no lo ha tenido fácil. Además de la ya conocida
mala dinámica del equipo, la cual puede frenar el progreso de un jugador tan
joven, Nuñez ha tenido que adaptarse a diversos compañeros en la zaga.

Cuando ya parecía que la
pareja con Aymeric Laporte empezaba a asentarse, éste decidió hacer las maletas
hacia las islas británicas, provocando la llegada de otro compañero para Unai,
Iñigo Martinez. Además, casi a la vez que se efectuaba este cambio de cromos,
Yeray volvía a la dinámica del equipo. Pese a ello, Núñez siguió teniendo la
confianza del míster (a quien hay que darle un gran mérito en este asunto) y
empezó a alternar titularidades con Yeray. Una lesión de este último hizo que
Núñez volviese a recuperar la titularidad semana tras semana.

Desde ese momento hasta
ahora ha concatenado varias titularidades y con ellas, muchas actuaciones
notables. Sus partidos en campos como el Bernabeu o el Camp Nou han dejado
claro de lo que es como futbolista. Por si fuera poco, ante el Celta de Vigo
metió su primer gol en Primera División, el cual sirvió para que su equipo se
llevase un punto.

Para un central nunca es
fácil asentarse en la élite del fútbol español tan temprano. Sin embargo,
parece no ser el caso de Unai. Viéndole jugar cualquiera diría que lleva ya
varias temporadas en el equipo. Tal es su nivel, que a principios de temporada
ya fue llamado por la selección sub-21, en la cual ya es un fijo.

Está claro que esta está
siendo una gran temporada para el central vasco. Y no tiene pinta de que vaya a
ser un espejismo. Aquí hay un central con mayúsculas.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Parece difícil sacar
notas positivas de la campaña del Athletic. Lo cierto es que hay pocas, pero
las hay. Unai Núñez, quizás, sea la mayor de ellas. En un año convulso en la
zaga rojiblanca, el de Barakaldo ha demostrado una personalidad y temperamento
impropios de su edad.

A principio de temporada,
con Yeray aún fuera del equipo y Etxeita en la cuesta abajo de su carrera
parecía necesario que alguien ocupase la vacante a lado de Laporte. Un joven
central baracaldés se había dejado ver durante la temporada en los partidos del
Athletic, pero no parecía que fuese a ser suficiente como para hacerse un hueco
en el once. Y Lo cierto fue que, pese a su baja forma, el elegido para ocupar
ese hueco fue Xabier Etxeita. Rápidamente se vio que su nivel no era el de hace
años y que había que intentar buscar una solución. Ahí apareció Unai.

Desde el primer momento
se vio lo que es Nuñez, un central contundente, que no busca excesivas
florituras, se dedica a hacer lo que sabe, y lo hace bien.

Lo cierto es que, para
ser una temporada de debut, no lo ha tenido fácil. Además de la ya conocida
mala dinámica del equipo, la cual puede frenar el progreso de un jugador tan
joven, Nuñez ha tenido que adaptarse a diversos compañeros en la zaga.

Cuando ya parecía que la
pareja con Aymeric Laporte empezaba a asentarse, éste decidió hacer las maletas
hacia las islas británicas, provocando la llegada de otro compañero para Unai,
Iñigo Martinez. Además, casi a la vez que se efectuaba este cambio de cromos,
Yeray volvía a la dinámica del equipo. Pese a ello, Núñez siguió teniendo la
confianza del míster (a quien hay que darle un gran mérito en este asunto) y
empezó a alternar titularidades con Yeray. Una lesión de este último hizo que
Núñez volviese a recuperar la titularidad semana tras semana.

Desde ese momento hasta
ahora ha concatenado varias titularidades y con ellas, muchas actuaciones
notables. Sus partidos en campos como el Bernabeu o el Camp Nou han dejado
claro de lo que es como futbolista. Por si fuera poco, ante el Celta de Vigo
metió su primer gol en Primera División, el cual sirvió para que su equipo se
llevase un punto.

Para un central nunca es
fácil asentarse en la élite del fútbol español tan temprano. Sin embargo,
parece no ser el caso de Unai. Viéndole jugar cualquiera diría que lleva ya
varias temporadas en el equipo. Tal es su nivel, que a principios de temporada
ya fue llamado por la selección sub-21, en la cual ya es un fijo.

Está claro que esta está
siendo una gran temporada para el central vasco. Y no tiene pinta de que vaya a
ser un espejismo. Aquí hay un central con mayúsculas.

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021