_Celta

Un Celta de oro

Es un hecho que la victoria del Celta de Vigo por 0-2 ante el Levante no fue el partido más vistoso ni el más interesante, incluso puede que fuera un encuentro aburrido para el espectador neutral, pero fue un partido que, en clave Celta y en boca del gran Iago Aspas, “vale oro”. De hecho, vale oro cinco veces:

1. Puntos de oro.

El Celta arrastraba un inicio de temporada con cinco partidos sin ganar, cuatro de ellos con derrota. Es el equipo que más goles ha recibido (junto con Getafe y Alavés), aunque el dato es un poco engañoso ya que la mitad de ellos los encajaron en el Santiago Bernabéu. ‘La Chachoneta’ necesitaba empezar a sumar de a tres y hacerlo como visitante aporta un extra de confianza de cara al siguiente partido, en casa y con su gente (vs Granada).

Lo cierto es que la primera parte de ambos equipos fue muy poco vistosa, plagada de errores, pérdidas en medio campo, pocas acciones peligrosas en las áreas y la friolera de cero disparos a puerta. Cero entre los dos equipos. En el segundo tiempo la historia cambió. Coudet retiró a Tapia (amonestado en el minuto 4) y a Cervi, que no estaba teniendo un gran partido, y dio entrada a Nolito y Denis Suárez, que era suplente en beneficio de Fran Beltrán. Pese a no ser los protagonistas del cambio, se notaba una actitud diferente por parte de los dos equipos. Ambos querían de marcar el primer gol ya que, en un partido con tan pocas ocasiones, un 1-0 puede ser definitivo. El Levante se acercó primero con peligro, tanto que todos nos quedamos boquiabiertos con el error clamoroso de Roger Martí, quien envió por encima del larguero un disparo a bocajarro dentro del área pequeña. Una acción que pudo haber cambiado el curso del encuentro. Finalmente fue el Celta quien se adelantó en el marcador y quien sentenció en la recta final del encuentro. Victoria para los del Chacho y tres puntos que viajan a Vigo.

2. Dituro, una cesión de oro.

Matías Dituro. Para muchos, entre los que me incluyo, un desconocido antes de pisar tierras gallegas; ahora, oro puro. Pese a las cifras de goles encajados que comentaba antes, todo el mundo está de acuerdo en que Dituro está teniendo muy buenas actuaciones, mucho mejores de lo que reflejan los resultados. Pese a todo, donde está destacando el guardameta cedido por el Universidad Católica de Chile es en los 11 metros. Hasta la fecha, ha parado 3 de los 4 penaltis que a recibido en contra y, pese a que uno de ellos terminó en gol tras el rechace, las cifras que maneja el argentino son impresionantes. Tanto es así que, en menos de un mes, ha parado los mismos penaltis que todos los porteros del Celta desde 2016 (Rubén Blanco en 2016, Sergio Álvarez en 2020 e Iván Villar en 2021). Escalofriante.

Matías Dituro tras parar el penalti frente al Levante. @matiasdituro.

3. Una ‘Mina’ de oro.

Santiago Mina Lorenzo, delantero centro del Real Club Celta de Vigo. Un canterano que se fue en 2015 por 10 millones (valor de 4M, según Transfermarkt) y regresó libre en 2019 con un valor de mercado de 30 millones. Un delantero con mucho nombre en A Canteira y que, pese a siempre ofrecer dudas, asegura al menos 10 goles por temporada. Tras registrar la pasada campaña su mejor cifra goleadora como celeste (13 goles), demostró que puede ser el delantero del Chacho. Ayer, con dos asistencias, también demostró que lo suyo no es solo definir y que cuando se necesitan otras cosas de él, puede hacerlo.

4. Brais Méndez, más oro casero.

Otro de los de casa. Brais, un chico de 24 años que deja destellos de una calidad técnica abismal. El segundo gol del Celta fue una obra de arte del de Mos. Es uno de esos jugadores capaces de quitarse a un rival de encima con un recorte o un regate, algo que tristemente cada vez se ve menos. Solo necesitó un 1 contra 1 cerca del área para romperle la cadera a Franquesa y definir al primer palo. El fútbol quiere más como él.

5. Aspas y las riquezas del rey.

Iago Aspas es ‘el rey’, y es sabido que los reyes están hasta el cuello de riquezas, de oro en definitiva. Y si hoy no toca ser el rey, pues es ‘el mago’, y es sabido que los magos hacen aparecer lo que quieran, oro en este caso. Qué decir de Aspas… Cada halago que se me ocurre se le queda corto. Como todo jugador, tiene partidos mejores y peores, y pese a que el de ayer no fue el más brillante que le hemos visto, es capaz de dar el pase más importante de todos: el pase a la red. Porque el primer gol del Celta no se puede ni siquiera considerar un tiro, fue el pase más preciso de todo el encuentro. Eso sí, un pase que suma un gol en el marcador. La brillantez que se sacó de la chistera pudo verse oscurecida por un penalti que jamás debió haberse pitado, pero como el Celta no es una persona sino un equipo, a Dituro le tocó ponerse la capa y ser el héroe que salvó al más grande que mis ojos han visto con la celeste. Por muchísimos años más de genialidades, Iago.

Imagen de cabecera: Real Club Celta (@RCCelta)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Es un hecho que la victoria del Celta de Vigo por 0-2 ante el Levante no fue el partido más vistoso ni el más interesante, incluso puede que fuera un encuentro aburrido para el espectador neutral, pero fue un partido que, en clave Celta y en boca del gran Iago Aspas, “vale oro”. De hecho, vale oro cinco veces:

1. Puntos de oro.

El Celta arrastraba un inicio de temporada con cinco partidos sin ganar, cuatro de ellos con derrota. Es el equipo que más goles ha recibido (junto con Getafe y Alavés), aunque el dato es un poco engañoso ya que la mitad de ellos los encajaron en el Santiago Bernabéu. ‘La Chachoneta’ necesitaba empezar a sumar de a tres y hacerlo como visitante aporta un extra de confianza de cara al siguiente partido, en casa y con su gente (vs Granada).

Lo cierto es que la primera parte de ambos equipos fue muy poco vistosa, plagada de errores, pérdidas en medio campo, pocas acciones peligrosas en las áreas y la friolera de cero disparos a puerta. Cero entre los dos equipos. En el segundo tiempo la historia cambió. Coudet retiró a Tapia (amonestado en el minuto 4) y a Cervi, que no estaba teniendo un gran partido, y dio entrada a Nolito y Denis Suárez, que era suplente en beneficio de Fran Beltrán. Pese a no ser los protagonistas del cambio, se notaba una actitud diferente por parte de los dos equipos. Ambos querían de marcar el primer gol ya que, en un partido con tan pocas ocasiones, un 1-0 puede ser definitivo. El Levante se acercó primero con peligro, tanto que todos nos quedamos boquiabiertos con el error clamoroso de Roger Martí, quien envió por encima del larguero un disparo a bocajarro dentro del área pequeña. Una acción que pudo haber cambiado el curso del encuentro. Finalmente fue el Celta quien se adelantó en el marcador y quien sentenció en la recta final del encuentro. Victoria para los del Chacho y tres puntos que viajan a Vigo.

2. Dituro, una cesión de oro.

Matías Dituro. Para muchos, entre los que me incluyo, un desconocido antes de pisar tierras gallegas; ahora, oro puro. Pese a las cifras de goles encajados que comentaba antes, todo el mundo está de acuerdo en que Dituro está teniendo muy buenas actuaciones, mucho mejores de lo que reflejan los resultados. Pese a todo, donde está destacando el guardameta cedido por el Universidad Católica de Chile es en los 11 metros. Hasta la fecha, ha parado 3 de los 4 penaltis que a recibido en contra y, pese a que uno de ellos terminó en gol tras el rechace, las cifras que maneja el argentino son impresionantes. Tanto es así que, en menos de un mes, ha parado los mismos penaltis que todos los porteros del Celta desde 2016 (Rubén Blanco en 2016, Sergio Álvarez en 2020 e Iván Villar en 2021). Escalofriante.

Matías Dituro tras parar el penalti frente al Levante. @matiasdituro.

3. Una ‘Mina’ de oro.

Santiago Mina Lorenzo, delantero centro del Real Club Celta de Vigo. Un canterano que se fue en 2015 por 10 millones (valor de 4M, según Transfermarkt) y regresó libre en 2019 con un valor de mercado de 30 millones. Un delantero con mucho nombre en A Canteira y que, pese a siempre ofrecer dudas, asegura al menos 10 goles por temporada. Tras registrar la pasada campaña su mejor cifra goleadora como celeste (13 goles), demostró que puede ser el delantero del Chacho. Ayer, con dos asistencias, también demostró que lo suyo no es solo definir y que cuando se necesitan otras cosas de él, puede hacerlo.

4. Brais Méndez, más oro casero.

Otro de los de casa. Brais, un chico de 24 años que deja destellos de una calidad técnica abismal. El segundo gol del Celta fue una obra de arte del de Mos. Es uno de esos jugadores capaces de quitarse a un rival de encima con un recorte o un regate, algo que tristemente cada vez se ve menos. Solo necesitó un 1 contra 1 cerca del área para romperle la cadera a Franquesa y definir al primer palo. El fútbol quiere más como él.

5. Aspas y las riquezas del rey.

Iago Aspas es ‘el rey’, y es sabido que los reyes están hasta el cuello de riquezas, de oro en definitiva. Y si hoy no toca ser el rey, pues es ‘el mago’, y es sabido que los magos hacen aparecer lo que quieran, oro en este caso. Qué decir de Aspas… Cada halago que se me ocurre se le queda corto. Como todo jugador, tiene partidos mejores y peores, y pese a que el de ayer no fue el más brillante que le hemos visto, es capaz de dar el pase más importante de todos: el pase a la red. Porque el primer gol del Celta no se puede ni siquiera considerar un tiro, fue el pase más preciso de todo el encuentro. Eso sí, un pase que suma un gol en el marcador. La brillantez que se sacó de la chistera pudo verse oscurecida por un penalti que jamás debió haberse pitado, pero como el Celta no es una persona sino un equipo, a Dituro le tocó ponerse la capa y ser el héroe que salvó al más grande que mis ojos han visto con la celeste. Por muchísimos años más de genialidades, Iago.

Imagen de cabecera: Real Club Celta (@RCCelta)

_Celta

Entrenador y psicólogo

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
08-11-2021

_Celta

Un Celta de oro

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
22-09-2021