_Fórmula 1

Carlos Sainz: la opción en Ferrari

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 11-05-2020

El largo parón en la Fórmula 1 debido a la pandemia del coronavirus está haciendo que muchas miradas se centren en los asientos de los pilotos para 2021. Exceptuando la expectación para saber qué circuitos estarán en el calendario de 18 carreras que va a publicar Liberty Media, la atención está puesta en los posibles fichajes para la próxima temporada. Y esto ocurre porque se vislumbran opciones de cambio en uno de los grandes equipos.

Lewis Hamilton termina contrato a finales de 2020, pero todos dan por asumido que el hexacampeón renovará con su actual equipo. Mercedes domina en la Fórmula 1 desde 2014 y nada hace pensar que no lo harán también en este año si finalmente hay temporada. A esto, hay que sumarle que los monoplazas del próximo campeonato serán los mismos que los diseñados para este año, por lo que las flechas de plata son la mejor opción para Lewis. No hay motivos para marcharse del mejor equipo, menos aún siendo el líder.

El asiento que tambalea es el de Sebastian Vettel en Ferrari. El piloto alemán acumula cinco temporadas en Ferrari y en ninguna de ellas ha estado cerca de la gloria. Ha llegado a ser el líder del campeonato, pero nunca ha llegado al final con opciones de ganar el título. Ahora, tras un 2019 de lucha interna con su compañero, no está en la mejor situación dentro de su equipo.

Ferrari renovó sin aparente necesidad el contrato de Leclerc a finales de 2019. Cuando todavía tenía dos temporadas más de contrato, hasta 2021, los de Maranello decidieron renovarle hasta 2024. Toda una declaración de intenciones. Charles es el presente y futuro de Ferrari y así se lo hicieron ver al monegasco con esta renovación. Con esta renovación dijeron indirectamente que Leclerc es su piloto número 1.

El tambaleo en el asiento de Vettel viene por su ya dudosa renovación. Su contrato expira a finales de este año y las ofertas de Ferrari no agradan al alemán. Ambos han expresado en varias ocasiones su deseo de continuar juntos más allá de 2020, pero parece que lo quieren hacer en condiciones diferentes. El alemán quiere tres años de contrato. Según La Gazzetta dello Sport, Ferrari, en primera instancia, le ofreció una renovación por un año reduciendo su salario a un tercio del actual: de unos 35 a unos 12 millos de euros. El tetracampeón rechazó la oferta y le mandaron otra muy similar: solo aumentaron un año en el contrato.

Cuando un equipo le hace este tipo de ofertas a un campeón del mundo es porque ya no le ven imprescindible dentro del equipo. Saben que existen opciones más baratas que le pueden ofrecer un rendimiento muy similar al que ofrece este campeón por un salario mucho más bajo. El que el equipo no confíe en la valía de su piloto empieza a ponerlo en la situación de marcharse.

Siempre que hay dudas sobre la renovación de un piloto cuando empiezan a aparecer nombres para sustituirlo. En esta ocasión, han sido tres los que han aparecido: Antonio Giovinazzi, Daniel Ricciardo y Carlos Sainz. Uno está casi descartado. Giovinazzi ha salido porque es un hombre de la casa, pero su nivel no está a la altura de Ferrari, ni siquiera para ser el escudero de Leclerc. Por lo tanto, nos quedan dos nombres.

Daniel y Carlos son dos pilotos realmente buenos que pueden ofrecer un rendimiento muy bueno. El australiano posee algo más de experiencia y ha luchado por victorias, logrando un total de siete con Red Bull. A pesar de las victorias del australiano, parece que en el tema del rendimiento ambos pilotos están en la misma posición para Ferrari.

Desde Italia los rumores apuntan a que Carlos Sainz es el mejor colocado en caso de que Vettel y Ferrari no lleguen a un acuerdo. La gran experiencia del español a pesar de su juventud, el gran nivel mostrado en 2019 siendo sexto en el mundial de pilotos y su bajo salario hacen que el actual piloto de McLaren sea una opción muy jugosa para los de Maranello.

Carlos tiene vinculación con los de Woking hasta finales de 2020, por lo que no tiene ningún compromiso para 2021. El madrileño siempre ha mostrado gran fidelidad a su equipo, asegurando que está muy feliz dentro de él. Es el líder del equipo y en McLaren tienen plena confianza en que Sainz tiene las habilidades necesarias para liderar el proyecto de devolver su monoplaza a los primeros puestos de la parrilla.

La duda está en saber si Sainz aceptaría una llamada de Ferrari. Pocos pilotos son capaces de resistirse a los encantos de Maranello. Pilotar para Ferrari siempre supone un plus. En caso de la llamada, Carlos tendría que poner en la balanza si irse a un equipo ganador, partiendo como segundo piloto, o esperar que su actual equipo siga creciendo hasta el punto de llegar a los de cabeza.

Las garantías de luchar por victorias que ofrece Ferrari no las podrá ofrecer McLaren de aquí a, mínimo, dos o tres años. Eso si al final los de Woking consiguen tener un monoplaza ganador algún día. Ahora, ir a Ferrari también tendría sus inconvenientes. De fichar para 2021 lo haría con papel de segundo piloto. La apuesta de Ferrari es Leclerc y nada va a cambiar sobre ello. No es lo mismo liderar el proyecto de McLaren que ser el segundo en el equipo italiano.

Tendría la posibilidad de plantarle cara a Leclerc, pero no iría a una escudería donde le fichan para liderar un proyecto ganador. Una cosa es segura: podría luchar por victorias desde la primera carrera. Estas decisiones no son fáciles, ya que fichar por Ferrari podría suponer quedarse atrapado como escudero en un equipo puntero y perder todas las opciones de ser primer piloto en un equipo ganador en el futuro. En la Fórmula 1 hay que tomar riesgos y quizás fichar por Ferrari sea lo adecuado. Todo esto, en el caso en que lo llamen.

Si hay algo claro en todo esto es que Sainz está muy bien valorado. Hay 20 pilotos en la parrilla y su nombre está entre los dos posibles para sustituir a un tetracampeón del mundo. La mayoría de pilotos de la parrilla querría estar en esta situación.

A pesar de todo lo comentado, el que tiene todo en su mano ahora mismo es Sebastian Vettel. Ferrari le ha mandado la segunda oferta. Ahora el alemán tendrá que ver si esos dos años de contrato a razón de 12 millones de euros por temporada le agradan o si decide marcharse. Lo lógico es que renueve, ya que fuera de Ferrari hace mucho frío. Ningún equipo, salvo Mercedes, puede ofrecerle un proyecto mejor a Sebastian, y en las flechas de plata no tiene hueco.

Pronto conoceremos la decisión que tome Vettel. Si decide no renovar, se abre una opción en Ferrari para Carlos Sainz.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El largo parón en la Fórmula 1 debido a la pandemia del coronavirus está haciendo que muchas miradas se centren en los asientos de los pilotos para 2021. Exceptuando la expectación para saber qué circuitos estarán en el calendario de 18 carreras que va a publicar Liberty Media, la atención está puesta en los posibles fichajes para la próxima temporada. Y esto ocurre porque se vislumbran opciones de cambio en uno de los grandes equipos.

Lewis Hamilton termina contrato a finales de 2020, pero todos dan por asumido que el hexacampeón renovará con su actual equipo. Mercedes domina en la Fórmula 1 desde 2014 y nada hace pensar que no lo harán también en este año si finalmente hay temporada. A esto, hay que sumarle que los monoplazas del próximo campeonato serán los mismos que los diseñados para este año, por lo que las flechas de plata son la mejor opción para Lewis. No hay motivos para marcharse del mejor equipo, menos aún siendo el líder.

El asiento que tambalea es el de Sebastian Vettel en Ferrari. El piloto alemán acumula cinco temporadas en Ferrari y en ninguna de ellas ha estado cerca de la gloria. Ha llegado a ser el líder del campeonato, pero nunca ha llegado al final con opciones de ganar el título. Ahora, tras un 2019 de lucha interna con su compañero, no está en la mejor situación dentro de su equipo.

Ferrari renovó sin aparente necesidad el contrato de Leclerc a finales de 2019. Cuando todavía tenía dos temporadas más de contrato, hasta 2021, los de Maranello decidieron renovarle hasta 2024. Toda una declaración de intenciones. Charles es el presente y futuro de Ferrari y así se lo hicieron ver al monegasco con esta renovación. Con esta renovación dijeron indirectamente que Leclerc es su piloto número 1.

El tambaleo en el asiento de Vettel viene por su ya dudosa renovación. Su contrato expira a finales de este año y las ofertas de Ferrari no agradan al alemán. Ambos han expresado en varias ocasiones su deseo de continuar juntos más allá de 2020, pero parece que lo quieren hacer en condiciones diferentes. El alemán quiere tres años de contrato. Según La Gazzetta dello Sport, Ferrari, en primera instancia, le ofreció una renovación por un año reduciendo su salario a un tercio del actual: de unos 35 a unos 12 millos de euros. El tetracampeón rechazó la oferta y le mandaron otra muy similar: solo aumentaron un año en el contrato.

Cuando un equipo le hace este tipo de ofertas a un campeón del mundo es porque ya no le ven imprescindible dentro del equipo. Saben que existen opciones más baratas que le pueden ofrecer un rendimiento muy similar al que ofrece este campeón por un salario mucho más bajo. El que el equipo no confíe en la valía de su piloto empieza a ponerlo en la situación de marcharse.

Siempre que hay dudas sobre la renovación de un piloto cuando empiezan a aparecer nombres para sustituirlo. En esta ocasión, han sido tres los que han aparecido: Antonio Giovinazzi, Daniel Ricciardo y Carlos Sainz. Uno está casi descartado. Giovinazzi ha salido porque es un hombre de la casa, pero su nivel no está a la altura de Ferrari, ni siquiera para ser el escudero de Leclerc. Por lo tanto, nos quedan dos nombres.

Daniel y Carlos son dos pilotos realmente buenos que pueden ofrecer un rendimiento muy bueno. El australiano posee algo más de experiencia y ha luchado por victorias, logrando un total de siete con Red Bull. A pesar de las victorias del australiano, parece que en el tema del rendimiento ambos pilotos están en la misma posición para Ferrari.

Desde Italia los rumores apuntan a que Carlos Sainz es el mejor colocado en caso de que Vettel y Ferrari no lleguen a un acuerdo. La gran experiencia del español a pesar de su juventud, el gran nivel mostrado en 2019 siendo sexto en el mundial de pilotos y su bajo salario hacen que el actual piloto de McLaren sea una opción muy jugosa para los de Maranello.

Carlos tiene vinculación con los de Woking hasta finales de 2020, por lo que no tiene ningún compromiso para 2021. El madrileño siempre ha mostrado gran fidelidad a su equipo, asegurando que está muy feliz dentro de él. Es el líder del equipo y en McLaren tienen plena confianza en que Sainz tiene las habilidades necesarias para liderar el proyecto de devolver su monoplaza a los primeros puestos de la parrilla.

La duda está en saber si Sainz aceptaría una llamada de Ferrari. Pocos pilotos son capaces de resistirse a los encantos de Maranello. Pilotar para Ferrari siempre supone un plus. En caso de la llamada, Carlos tendría que poner en la balanza si irse a un equipo ganador, partiendo como segundo piloto, o esperar que su actual equipo siga creciendo hasta el punto de llegar a los de cabeza.

Las garantías de luchar por victorias que ofrece Ferrari no las podrá ofrecer McLaren de aquí a, mínimo, dos o tres años. Eso si al final los de Woking consiguen tener un monoplaza ganador algún día. Ahora, ir a Ferrari también tendría sus inconvenientes. De fichar para 2021 lo haría con papel de segundo piloto. La apuesta de Ferrari es Leclerc y nada va a cambiar sobre ello. No es lo mismo liderar el proyecto de McLaren que ser el segundo en el equipo italiano.

Tendría la posibilidad de plantarle cara a Leclerc, pero no iría a una escudería donde le fichan para liderar un proyecto ganador. Una cosa es segura: podría luchar por victorias desde la primera carrera. Estas decisiones no son fáciles, ya que fichar por Ferrari podría suponer quedarse atrapado como escudero en un equipo puntero y perder todas las opciones de ser primer piloto en un equipo ganador en el futuro. En la Fórmula 1 hay que tomar riesgos y quizás fichar por Ferrari sea lo adecuado. Todo esto, en el caso en que lo llamen.

Si hay algo claro en todo esto es que Sainz está muy bien valorado. Hay 20 pilotos en la parrilla y su nombre está entre los dos posibles para sustituir a un tetracampeón del mundo. La mayoría de pilotos de la parrilla querría estar en esta situación.

A pesar de todo lo comentado, el que tiene todo en su mano ahora mismo es Sebastian Vettel. Ferrari le ha mandado la segunda oferta. Ahora el alemán tendrá que ver si esos dos años de contrato a razón de 12 millones de euros por temporada le agradan o si decide marcharse. Lo lógico es que renueve, ya que fuera de Ferrari hace mucho frío. Ningún equipo, salvo Mercedes, puede ofrecerle un proyecto mejor a Sebastian, y en las flechas de plata no tiene hueco.

Pronto conoceremos la decisión que tome Vettel. Si decide no renovar, se abre una opción en Ferrari para Carlos Sainz.

_Fórmula 1

Las opciones de Fernando Alonso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
25-05-2020

_Fórmula 1

Carlos Sainz, una nueva esperanza

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
18-05-2020