_Tenis

Carla Suárez: «Para renovar la ilusión es clave saber lo que quieres»

Alejandro Pérez @aperezgom 17-05-2019

etiquetas:

Carla Suárez Navarro (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) está viviendo una temporada complicada en cuanto a resultados. Excepto el fin de semana de Copa Federación en Bélgica, los marcadores no reflejan el trabajo que se realiza. En la cita más importante del tenis femenino en España, el Mutua Madrid Open, la tenista canaria se sienta con Sphera Sports para repasar su momento y poner la mirada en el futuro. 

Tras cuatro meses largos de temporada, salvo el torneo de Dubái (cuartos), no se están dando los resultados deseados. ¿Con qué se queda en este inicio de año?

Ha sido un inicio de temporada malo, probablemente uno de los peores de los últimos años. El circuito femenino está muy igualado. Hay derrotas que, aunque sean en primera ronda o en segunda ronda, no están mal jugadas o mal competidas. Desde fuera se ve el resultado, pero nosotros nos quedamos con el trabajo que estamos haciendo.

Está todo tan igualado que sólo dos tenistas han repetido título esta temporada (Petra Kvitova en Sydney y Stuttgart y Kiki Bertens en San Petesburgo y Madrid) en 23 torneos. ¿Es una motivación extra?

Hay muchísimas ventanas abiertas y eso para las jugadoras es muy positivo porque vemos que tenemos opciones en cada torneo y cada semana. Para el espectador, ver diferentes tenistas cada semana puede ser bueno e incluso para los medios, contar historias distintas creo que también puede ser positivo. Al no estar Serena o Sharapova, se está notando que todo está mas igualado. Para nosotras, son ventanas abiertas a estar con confianza de saber que una semana te puede tocar a ti.

La semana de Fed Cup en Bélgica fue la mejor para usted este año. ¿Cómo vivió ese fin de semana?

Para nosotras son semanas diferentes porque estamos con un grupo amplio de equipo. Personalmente lo disfruto muchísimo. Me sentí muy bien en los entrenos previos. Con Anabel estoy muy cómoda y contenta, la conozco desde hace mucho, algo que facilita las cosas. Tenemos un equipo con opciones a hacer cosas grandes, siempre y cuando el sorteo y las sedes nos favorezcan un poco, sabiendo la dificultad del calendario. Tuvimos esa mala suerte de que a Garbiñe se le escaparon los dos individuales en el tercer set. Yo rendí muy bien, lo disfruté mucho y en el dobles, Garbiñe estuvo muy bien y tiró del carro en algunos momentos importantes. Se lo agradezco muchísimo. Todas estamos muy contentas de haber vuelto al grupo mundial.

¿Por qué se decidió que la pareja de dobles fuera usted y Garbiñe?

La capitana habla con todas las jugadoras y va viendo con quién te vas sintiendo más cómoda. Tenía dos o tres posibles parejas, una de las cuáles la tenía muy clara, la de Garbiñe y yo. Apostó por eso y le salió bien la jugada. Yo en individual no tuve mucho desgaste, Garbiñe algo más, pero hay que recordar que, de nosotras, Garbiñe es la que mejor compite. Para mí, es la mejor a nivel mental en momentos de dificultad y por ahí la apuesta de Anabel.

¿Haber subido al Grupo Mundial ganando dos series fuera de casa le da más valor?

Puede ser. En las dos eliminatorias con los dobles decisivos. Pasamos de estar en el primer Grupo Mundial a, si uno de los dobles decisivos hubiera ido para el otro lado, pelear sólo por no descender. El factor cancha es determinante, se nota mucho cuando tienes el público a favor. La eliminatoria en Japón, las chicas la sacaron muy bien adelante y Garbiñe y yo pudimos aprovechar eso en Bélgica.

¿Cómo ha evolucionado Carla Suárez en el último año?

He evolucionado sobre todo personalmente. Tengo las ideas muy claras de lo que quiero de la Carla tenista, pero sobre todo he hecho una evolución fuera de la pista. En pista tengo las cosas claras, a veces sale bien y a veces no. Es un tema de seguir teniendo ilusión, competir al 100% cada vez. Sé que se necesita regularidad para estar arriba y es algo que me está faltando hasta ahora. Nunca nadie dijo que fuera fácil incluso haciéndolo bien.

¿Cómo se renueva la ilusión cada inicio de temporada?

Tienes que tener claro que quieres seguir jugando y viajando tantas semanas, seguir mejorando y trabajando día a día. Es fundamental tener una unión de grupo. Son las claves para, cada año en enero, volver a competir con garantías.

¿Qué espera de lo que resta de 2019?

Cambiar la dinámica y seguir disfrutando. Estos primeros meses no he podido disfrutar todo lo que he querido y se ha podido ver reflejado en los resultados. Sé el nivel de tenis que tengo y veo que estoy bien. Cada semana tenemos oportunidades y eso hace que lo que quede de temporada lo encare con muchas ganas.

David Ferrer acaba de cerrar su etapa como tenista profesional. ¿Cómo analiza su figura?

Valoro muchísimo a David porque me dedico a lo mismo que él. Sé el sacrificio que requiere viajar cada semana y estar entre los mejores del mundo. Ha coincidido en su carrera con dos o tres de los mejores jugadores de la historia y siempre ha estado ahí. Es un luchador, los valores del deporte le definen. Personalmente me hubiera gustado que hubiera ganado un Grand Slam porque creo que se lo merecía. Las circunstancias fueron las que fueron. Tuve la oportunidad de jugar con él las Olimpiadas mixtas en Río y es algo con lo que me voy a quedar siempre. Él ha decidido dejar de jugar, supongo que ya físicamente le costaba un poco más. Respetar su decisión, desearle lo mejor porque tiene muchísima vida por delante para poder disfrutarla.

¿Tiene algún objetivo en la clasificación este año?

Empecé la pretemporada marcándome un objetivo, pero ahora está difícil porque no he empezado bien y se puede reflejar en la clasificación. Es complicado remontar salvo que en torneos grandes se haga bien. No tengo un objetivo de número en mente. El trabajo diario espero que vaya dando sus frutos.

Respecto a torneos grandes, el año pasado jugó por octava vez los cuartos de final de un Grand Slam. ¿Qué le falta para superar esa barrera?

Si me retiro y no consigo pasar esa barrera será una espinita clavada. Pero hay que ver lo positivo de llegar a cuartos porque he jugado muchísimos Grand Slams y no en todos he podido ganar partidos. Hay alguna cosita positiva pero no me gustaría que se me recordara por eso. Sigo con la ilusión de poder sobrepasar esa carrera. Cuando estoy en un Grand Slam y llego a cuartos, no me vienen fantasmas a la cabeza. Creo que cada año han sido circunstancias y partidos diferentes. He competido muchos partidos de cuartos de final y me quedo con eso.

¿Qué sueño le gustaría cumplir antes de acabar su carrera?

Hacer algo importante en los Grand Slams e intentar volver al top10. Es un objetivo que se puede cumplir. No te voy a decir ser la número 1, pero creo que con el tiempo que me quede jugando, los Grand Slams o el top10 sí que es algo que se puede lograr.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Carla Suárez Navarro (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) está viviendo una temporada complicada en cuanto a resultados. Excepto el fin de semana de Copa Federación en Bélgica, los marcadores no reflejan el trabajo que se realiza. En la cita más importante del tenis femenino en España, el Mutua Madrid Open, la tenista canaria se sienta con Sphera Sports para repasar su momento y poner la mirada en el futuro. 

Tras cuatro meses largos de temporada, salvo el torneo de Dubái (cuartos), no se están dando los resultados deseados. ¿Con qué se queda en este inicio de año?

Ha sido un inicio de temporada malo, probablemente uno de los peores de los últimos años. El circuito femenino está muy igualado. Hay derrotas que, aunque sean en primera ronda o en segunda ronda, no están mal jugadas o mal competidas. Desde fuera se ve el resultado, pero nosotros nos quedamos con el trabajo que estamos haciendo.

Está todo tan igualado que sólo dos tenistas han repetido título esta temporada (Petra Kvitova en Sydney y Stuttgart y Kiki Bertens en San Petesburgo y Madrid) en 23 torneos. ¿Es una motivación extra?

Hay muchísimas ventanas abiertas y eso para las jugadoras es muy positivo porque vemos que tenemos opciones en cada torneo y cada semana. Para el espectador, ver diferentes tenistas cada semana puede ser bueno e incluso para los medios, contar historias distintas creo que también puede ser positivo. Al no estar Serena o Sharapova, se está notando que todo está mas igualado. Para nosotras, son ventanas abiertas a estar con confianza de saber que una semana te puede tocar a ti.

La semana de Fed Cup en Bélgica fue la mejor para usted este año. ¿Cómo vivió ese fin de semana?

Para nosotras son semanas diferentes porque estamos con un grupo amplio de equipo. Personalmente lo disfruto muchísimo. Me sentí muy bien en los entrenos previos. Con Anabel estoy muy cómoda y contenta, la conozco desde hace mucho, algo que facilita las cosas. Tenemos un equipo con opciones a hacer cosas grandes, siempre y cuando el sorteo y las sedes nos favorezcan un poco, sabiendo la dificultad del calendario. Tuvimos esa mala suerte de que a Garbiñe se le escaparon los dos individuales en el tercer set. Yo rendí muy bien, lo disfruté mucho y en el dobles, Garbiñe estuvo muy bien y tiró del carro en algunos momentos importantes. Se lo agradezco muchísimo. Todas estamos muy contentas de haber vuelto al grupo mundial.

¿Por qué se decidió que la pareja de dobles fuera usted y Garbiñe?

La capitana habla con todas las jugadoras y va viendo con quién te vas sintiendo más cómoda. Tenía dos o tres posibles parejas, una de las cuáles la tenía muy clara, la de Garbiñe y yo. Apostó por eso y le salió bien la jugada. Yo en individual no tuve mucho desgaste, Garbiñe algo más, pero hay que recordar que, de nosotras, Garbiñe es la que mejor compite. Para mí, es la mejor a nivel mental en momentos de dificultad y por ahí la apuesta de Anabel.

¿Haber subido al Grupo Mundial ganando dos series fuera de casa le da más valor?

Puede ser. En las dos eliminatorias con los dobles decisivos. Pasamos de estar en el primer Grupo Mundial a, si uno de los dobles decisivos hubiera ido para el otro lado, pelear sólo por no descender. El factor cancha es determinante, se nota mucho cuando tienes el público a favor. La eliminatoria en Japón, las chicas la sacaron muy bien adelante y Garbiñe y yo pudimos aprovechar eso en Bélgica.

¿Cómo ha evolucionado Carla Suárez en el último año?

He evolucionado sobre todo personalmente. Tengo las ideas muy claras de lo que quiero de la Carla tenista, pero sobre todo he hecho una evolución fuera de la pista. En pista tengo las cosas claras, a veces sale bien y a veces no. Es un tema de seguir teniendo ilusión, competir al 100% cada vez. Sé que se necesita regularidad para estar arriba y es algo que me está faltando hasta ahora. Nunca nadie dijo que fuera fácil incluso haciéndolo bien.

¿Cómo se renueva la ilusión cada inicio de temporada?

Tienes que tener claro que quieres seguir jugando y viajando tantas semanas, seguir mejorando y trabajando día a día. Es fundamental tener una unión de grupo. Son las claves para, cada año en enero, volver a competir con garantías.

¿Qué espera de lo que resta de 2019?

Cambiar la dinámica y seguir disfrutando. Estos primeros meses no he podido disfrutar todo lo que he querido y se ha podido ver reflejado en los resultados. Sé el nivel de tenis que tengo y veo que estoy bien. Cada semana tenemos oportunidades y eso hace que lo que quede de temporada lo encare con muchas ganas.

David Ferrer acaba de cerrar su etapa como tenista profesional. ¿Cómo analiza su figura?

Valoro muchísimo a David porque me dedico a lo mismo que él. Sé el sacrificio que requiere viajar cada semana y estar entre los mejores del mundo. Ha coincidido en su carrera con dos o tres de los mejores jugadores de la historia y siempre ha estado ahí. Es un luchador, los valores del deporte le definen. Personalmente me hubiera gustado que hubiera ganado un Grand Slam porque creo que se lo merecía. Las circunstancias fueron las que fueron. Tuve la oportunidad de jugar con él las Olimpiadas mixtas en Río y es algo con lo que me voy a quedar siempre. Él ha decidido dejar de jugar, supongo que ya físicamente le costaba un poco más. Respetar su decisión, desearle lo mejor porque tiene muchísima vida por delante para poder disfrutarla.

¿Tiene algún objetivo en la clasificación este año?

Empecé la pretemporada marcándome un objetivo, pero ahora está difícil porque no he empezado bien y se puede reflejar en la clasificación. Es complicado remontar salvo que en torneos grandes se haga bien. No tengo un objetivo de número en mente. El trabajo diario espero que vaya dando sus frutos.

Respecto a torneos grandes, el año pasado jugó por octava vez los cuartos de final de un Grand Slam. ¿Qué le falta para superar esa barrera?

Si me retiro y no consigo pasar esa barrera será una espinita clavada. Pero hay que ver lo positivo de llegar a cuartos porque he jugado muchísimos Grand Slams y no en todos he podido ganar partidos. Hay alguna cosita positiva pero no me gustaría que se me recordara por eso. Sigo con la ilusión de poder sobrepasar esa carrera. Cuando estoy en un Grand Slam y llego a cuartos, no me vienen fantasmas a la cabeza. Creo que cada año han sido circunstancias y partidos diferentes. He competido muchos partidos de cuartos de final y me quedo con eso.

¿Qué sueño le gustaría cumplir antes de acabar su carrera?

Hacer algo importante en los Grand Slams e intentar volver al top10. Es un objetivo que se puede cumplir. No te voy a decir ser la número 1, pero creo que con el tiempo que me quede jugando, los Grand Slams o el top10 sí que es algo que se puede lograr.

etiquetas:

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022

_Tenis

Responsabilidad

Alejandro Pérez @aperezgom
13-01-2022