_Tenis

Carla, la octava oportunidad llegará

Alejandro Pérez @aperezgom 06-09-2018

etiquetas:

Carla Suárez Navarro es una tenista a contracorriente dentro del circuito femenino. En un vestuario de pegadoras y tenistas cada temporada más altas y fuertes, aparece entre medias una jugadora de 1,62 metros cuyo mejor golpe es un revés a una mano que es caviar.

Un golpe, el revés a una mano que en el top100 femenino sólo tienen dos inquilinas más: la alemana Tatjana María y la belga Kristen Flipkens (cortado). En el tenis masculino es bastante más habitual (Federer, Wawrinka, Gasquet, Kohlschreiber, Feliciano…) pero en el tenis femenino está en peligro de extinción.

Carla (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) no olvidará el Abierto de Estados Unidos 2018 por varias razones. Por séptima vez en su carrera, ha jugado los cuartos de final en un Grand Slam (Madison Keys 6-4 6-3). Entre las ocho mejores de uno de los cuatro grandes escenarios. Y por autorregalarse una victoria en cuarta ronda ante María Sharapova el día de su 30 cumpleaños.

Las siete ocasiones en cuartos ha cedido la española (Abierto de Australia 2009, 2016 y 2018; Roland Garros 2008 y 2014; Abierto de EEUU 2013 y 2018). Seis de las siete derrotas, ante rivales del top5 (Jankovic en Roland Garros 2008; Dementieva en Melbourne 2009; Serena en Nueva York 2013; Radwanska en Melbourne 2016 y Wozniacki en Melbourne 2018).

Solo dos de las derrotas en la antepenúltima ronda de Grand Slam han sido ante raquetas fuera de las cinco mejores. Bouchard frenó a la canaria en París 2014 desde el número 18 y Keys lo ha hecho en Nueva York 2018 desde el número 14.

Este 2018 ha sido el primer año en que Carla ha jugado dos cuartos de final en los grandes escenarios del tenis mundial. Y ambos, en los dos torneos de pista dura: Melbourne y Nueva York.

Carla cierra su temporada de Grand Slams con dos cuartos de final, una segunda ronda y una tercera ronda. Balance 11 victorias y 4 derrotas, su tercera mejor temporada en los grandes escenarios por victorias tras 2013 (12-4) y 2016 (13-4) pero la mejor por rondas (dos cuartos de final).

El cuadro femenino individual en Nueva York lo comenzaron cuatro tenistas españolas (Muguruza, Carla, Lara y Sara). En tercera ronda la canaria se quedó sola. Y ha llevado el tenis español hasta los cuartos de final, hasta el segundo miércoles de competición en Nueva York. Marca España.

Este Open EEUU 2018 ha sido la séptima derrota de Carla en siete partidos en cuartos de Grand Slam. Pero para perderlos hay que jugarlos y para jugarlos hay que ganar cuatro partidos en cuadro principal de Grand Slam. Y eso solo lo consiguen ocho tenistas.

Carla ha jugado siete veces los cuartos de final de Grand Slam. Llegará la octava oportunidad y llegarán las primeras semifinales de Grand Slam para Carla. La tenista canaria conoce la fórmula.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Carla Suárez Navarro es una tenista a contracorriente dentro del circuito femenino. En un vestuario de pegadoras y tenistas cada temporada más altas y fuertes, aparece entre medias una jugadora de 1,62 metros cuyo mejor golpe es un revés a una mano que es caviar.

Un golpe, el revés a una mano que en el top100 femenino sólo tienen dos inquilinas más: la alemana Tatjana María y la belga Kristen Flipkens (cortado). En el tenis masculino es bastante más habitual (Federer, Wawrinka, Gasquet, Kohlschreiber, Feliciano…) pero en el tenis femenino está en peligro de extinción.

Carla (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) no olvidará el Abierto de Estados Unidos 2018 por varias razones. Por séptima vez en su carrera, ha jugado los cuartos de final en un Grand Slam (Madison Keys 6-4 6-3). Entre las ocho mejores de uno de los cuatro grandes escenarios. Y por autorregalarse una victoria en cuarta ronda ante María Sharapova el día de su 30 cumpleaños.

Las siete ocasiones en cuartos ha cedido la española (Abierto de Australia 2009, 2016 y 2018; Roland Garros 2008 y 2014; Abierto de EEUU 2013 y 2018). Seis de las siete derrotas, ante rivales del top5 (Jankovic en Roland Garros 2008; Dementieva en Melbourne 2009; Serena en Nueva York 2013; Radwanska en Melbourne 2016 y Wozniacki en Melbourne 2018).

Solo dos de las derrotas en la antepenúltima ronda de Grand Slam han sido ante raquetas fuera de las cinco mejores. Bouchard frenó a la canaria en París 2014 desde el número 18 y Keys lo ha hecho en Nueva York 2018 desde el número 14.

Este 2018 ha sido el primer año en que Carla ha jugado dos cuartos de final en los grandes escenarios del tenis mundial. Y ambos, en los dos torneos de pista dura: Melbourne y Nueva York.

Carla cierra su temporada de Grand Slams con dos cuartos de final, una segunda ronda y una tercera ronda. Balance 11 victorias y 4 derrotas, su tercera mejor temporada en los grandes escenarios por victorias tras 2013 (12-4) y 2016 (13-4) pero la mejor por rondas (dos cuartos de final).

El cuadro femenino individual en Nueva York lo comenzaron cuatro tenistas españolas (Muguruza, Carla, Lara y Sara). En tercera ronda la canaria se quedó sola. Y ha llevado el tenis español hasta los cuartos de final, hasta el segundo miércoles de competición en Nueva York. Marca España.

Este Open EEUU 2018 ha sido la séptima derrota de Carla en siete partidos en cuartos de Grand Slam. Pero para perderlos hay que jugarlos y para jugarlos hay que ganar cuatro partidos en cuadro principal de Grand Slam. Y eso solo lo consiguen ocho tenistas.

Carla ha jugado siete veces los cuartos de final de Grand Slam. Llegará la octava oportunidad y llegarán las primeras semifinales de Grand Slam para Carla. La tenista canaria conoce la fórmula.

etiquetas:

_Tenis

Nadal y una oportunidad inédita

David Sánchez @dasanchez__
20-01-2022

_Tenis

Responsabilidad

Alejandro Pérez @aperezgom
13-01-2022