_Fórmula 1

Bottas, el gato con ocho vidas

Valtteri Bottas, por increíble que parezca, inicia en 2021 su quinta temporada en el mejor equipo de la Fórmula 1. El nivel del finlandés en Mercedes ha ido decayendo del mismo modo que se disuelve un azucarillo en una taza de café. Poco queda ya de las cualidades por las que le ficharon para sustituir a Nico Rosberg.

El alemán huyó de la categoría porque no podía, o no le rentaba, seguir luchando contra Lewis Hamilton. Tras esta espantada, Mercedes buscó en la parrilla un piloto escudero. Sus funciones, como la de todo segundo, serían servirle de apoyo al primer piloto y a la vez dar al equipo los puntos necesarios para hacerse con el mundial de constructores. Buscando en el mercado, el perfil de Bottas cuadraba a la perfección.

Piloto cumplidor, regular en el campeonato y con la experiencia de haber subido nueve veces al podio. Además, pertenecía a Williams, equipo con el que Mercedes tiene buenas relaciones. Sobre el papel, el fichaje de Valtteri fue idóneo para completar la dupla de pilotos que todo equipo ganador necesita. Un primer piloto muy rápido y un segundo que no sea problemático y que cumpla cuando se le necesite.

Su temporada de debut fue bastante buena. A mediados de temporada estaba en la lucha para conseguir el campeonato, pero finalmente no pudo seguir el ritmo de puntos de Hamilton y Vettel. En la siguiente temporada, Mercedes no fue tan dominador y Bottas sufrió mucho. Fue quinto en el campeonato y empezaron a hacerse notables sus carencias.

La inercia la cambió por completo a inicios de 2019. En este comienzo de temporada se pensó que por fin había llegado la hora de Bottas y que sería un candidato real para el título. Llegó al Gran Premio de España, la quinta cita del calendario, siendo líder del mundial. A partir de ese momento, Hamilton enlazó cuatro victorias consecutivas y encaminó su sexto título. El británico, de un modo similar al que destrozó psicológicamente a Rosberg, neutralizó cualquier opción de que su compañero se hiciera con el título.

Tras estos tres primeros años en Mercedes, el finlandés tenía pocas cosas de las que presumir y defectos de peso para un piloto de equipo puntero. En varias ocasiones se mostró incapaz de adelantar con un monoplaza superior al de su rival. Si la carrera no era de doblete fácil para su equipo, Valtteri sufría más de lo deseable en pista. Estas carencias salieron aún más a relucir en 2020.

El 2020 de Bottas se puede resumir en tres Grandes Premios: Rusia, Italia y Sakhir. Comencemos por los dos últimos. En Italia y Sakhir se mostró incapaz de adelantar con un monoplaza muy superior al del resto. En Monza, perdió cuatro posiciones en la salida y fue incapaz de recuperarlas. Sancionaron a Hamilton con un drive through y este acabó a solo 10 segundos de Bottas a pesar de haber caído hasta la última posición.

Durante el segundo Gran Premio disputado en Sakhir, salieron a relucir todas sus carencias. George Russell llegó para suplir la baja de Lewis Hamilton y le dejó en evidencia. Bottas consiguió la pole, pero durante la carrera quedó en vergüenza frente al debutante. Tras el lío en los boxes, fue incapaz de recuperar la segunda posición. Y no solo eso, sino que su nuevo compañero le adelantó arrancándole todas las pegatinas. A partir de este momento, comenzó a perder la posición contra monoplazas inferiores.

El tercer Gran Premio que sirve para poner en evidencia la temporada de Valtteri es el de Rusia. Ganó la carrera porque a Hamilton lo sancionaron con 10 segundos. Llevaba mucho tiempo siendo criticado y sacó su famosa frase: “To whom it may concern, f**k you” (A quienes corresponda, que os den). Esta sobrada estuvo totalmente fuera de lugar. Lo que correspondía era decirle que no habría ganado de no ser por la sanción a Lewis y que esta victoria no tapaba sus desastres.

Para ir concluyendo quiero comentar un vídeo que vi hace poco en Twitter y que creo que describe a la perfección la situación de Bottas en la Fórmula 1. El protagonista es Max Verstappen, el cual da su opinión sobre el mejor adelantamiento de 2018 (Daniel Ricciardo pasa a Valtteri Bottas en China). El holandés destroza con una frase al piloto de Mercedes: “Un adelantamiento a Bottas no puede ser el mejor del año”. En parte, razón no le falta.

Por ello, creo que Bottas es un gato que ya ha gastado sus siete vidas, pero que sigue vivo. Continúa en Mercedes porque no da problemas y el equipo no necesita de un buen escudero por el momento. En 2020, los alemanes habrían ganado el mundial de constructores solo con los puntos de Hamilton.

Bottas estuvo a punto de perder el subcampeonato a pesar de tener el monoplaza más rápido de la parrilla. Se salvó porque Verstappen sufrió 5 abandonos en 17 carreras. Para 2021, solo le queda su octava vida. Russell no va a aguantar mucho más tiempo en Williams y, si el finlandés vuelve a tener otra temporada mala, lo normal es que no continúe en 2021. En sus manos está aprovechar esta última oportunidad.

Imagen de cabecera: Mark Thompson/Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Valtteri Bottas, por increíble que parezca, inicia en 2021 su quinta temporada en el mejor equipo de la Fórmula 1. El nivel del finlandés en Mercedes ha ido decayendo del mismo modo que se disuelve un azucarillo en una taza de café. Poco queda ya de las cualidades por las que le ficharon para sustituir a Nico Rosberg.

El alemán huyó de la categoría porque no podía, o no le rentaba, seguir luchando contra Lewis Hamilton. Tras esta espantada, Mercedes buscó en la parrilla un piloto escudero. Sus funciones, como la de todo segundo, serían servirle de apoyo al primer piloto y a la vez dar al equipo los puntos necesarios para hacerse con el mundial de constructores. Buscando en el mercado, el perfil de Bottas cuadraba a la perfección.

Piloto cumplidor, regular en el campeonato y con la experiencia de haber subido nueve veces al podio. Además, pertenecía a Williams, equipo con el que Mercedes tiene buenas relaciones. Sobre el papel, el fichaje de Valtteri fue idóneo para completar la dupla de pilotos que todo equipo ganador necesita. Un primer piloto muy rápido y un segundo que no sea problemático y que cumpla cuando se le necesite.

Su temporada de debut fue bastante buena. A mediados de temporada estaba en la lucha para conseguir el campeonato, pero finalmente no pudo seguir el ritmo de puntos de Hamilton y Vettel. En la siguiente temporada, Mercedes no fue tan dominador y Bottas sufrió mucho. Fue quinto en el campeonato y empezaron a hacerse notables sus carencias.

La inercia la cambió por completo a inicios de 2019. En este comienzo de temporada se pensó que por fin había llegado la hora de Bottas y que sería un candidato real para el título. Llegó al Gran Premio de España, la quinta cita del calendario, siendo líder del mundial. A partir de ese momento, Hamilton enlazó cuatro victorias consecutivas y encaminó su sexto título. El británico, de un modo similar al que destrozó psicológicamente a Rosberg, neutralizó cualquier opción de que su compañero se hiciera con el título.

Tras estos tres primeros años en Mercedes, el finlandés tenía pocas cosas de las que presumir y defectos de peso para un piloto de equipo puntero. En varias ocasiones se mostró incapaz de adelantar con un monoplaza superior al de su rival. Si la carrera no era de doblete fácil para su equipo, Valtteri sufría más de lo deseable en pista. Estas carencias salieron aún más a relucir en 2020.

El 2020 de Bottas se puede resumir en tres Grandes Premios: Rusia, Italia y Sakhir. Comencemos por los dos últimos. En Italia y Sakhir se mostró incapaz de adelantar con un monoplaza muy superior al del resto. En Monza, perdió cuatro posiciones en la salida y fue incapaz de recuperarlas. Sancionaron a Hamilton con un drive through y este acabó a solo 10 segundos de Bottas a pesar de haber caído hasta la última posición.

Durante el segundo Gran Premio disputado en Sakhir, salieron a relucir todas sus carencias. George Russell llegó para suplir la baja de Lewis Hamilton y le dejó en evidencia. Bottas consiguió la pole, pero durante la carrera quedó en vergüenza frente al debutante. Tras el lío en los boxes, fue incapaz de recuperar la segunda posición. Y no solo eso, sino que su nuevo compañero le adelantó arrancándole todas las pegatinas. A partir de este momento, comenzó a perder la posición contra monoplazas inferiores.

El tercer Gran Premio que sirve para poner en evidencia la temporada de Valtteri es el de Rusia. Ganó la carrera porque a Hamilton lo sancionaron con 10 segundos. Llevaba mucho tiempo siendo criticado y sacó su famosa frase: “To whom it may concern, f**k you” (A quienes corresponda, que os den). Esta sobrada estuvo totalmente fuera de lugar. Lo que correspondía era decirle que no habría ganado de no ser por la sanción a Lewis y que esta victoria no tapaba sus desastres.

Para ir concluyendo quiero comentar un vídeo que vi hace poco en Twitter y que creo que describe a la perfección la situación de Bottas en la Fórmula 1. El protagonista es Max Verstappen, el cual da su opinión sobre el mejor adelantamiento de 2018 (Daniel Ricciardo pasa a Valtteri Bottas en China). El holandés destroza con una frase al piloto de Mercedes: “Un adelantamiento a Bottas no puede ser el mejor del año”. En parte, razón no le falta.

Por ello, creo que Bottas es un gato que ya ha gastado sus siete vidas, pero que sigue vivo. Continúa en Mercedes porque no da problemas y el equipo no necesita de un buen escudero por el momento. En 2020, los alemanes habrían ganado el mundial de constructores solo con los puntos de Hamilton.

Bottas estuvo a punto de perder el subcampeonato a pesar de tener el monoplaza más rápido de la parrilla. Se salvó porque Verstappen sufrió 5 abandonos en 17 carreras. Para 2021, solo le queda su octava vida. Russell no va a aguantar mucho más tiempo en Williams y, si el finlandés vuelve a tener otra temporada mala, lo normal es que no continúe en 2021. En sus manos está aprovechar esta última oportunidad.

Imagen de cabecera: Mark Thompson/Getty Images

_Fórmula 1

Un invierno demasiado largo

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
24-01-2022

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022