_Tenis

Bocado serbio a la historia en París

Alejandro Pérez @aperezgom 17-06-2021

Novak Djokovic ha inscrito su nombre en el casillero de campeón masculino individual de Roland Garros 2021. Su triunfo, remontando en tres de los últimos cuatro partidos, además de suponer su 19º título de Grand Slam, ha venido acompañado de la conquista de dos de los grandes récords del tenis moderno. Por las cifras que manejamos parece que es simplemente un Major más, pero es mucho más que eso.

Sandgren, Cuevas y Berankis no fueron capaces de hacerle a Djokovic más de cuatro juegos por set. En octavos, Lorenzo Musetti le robó dos sets, pero a una manga de dar la campanada se hundió y acabó retirándose con un 6-1 6-0 4-0 en contra en los tres últimos parciales. Y en cuartos, Matteo Berrettini tardó dos sets en entrar en el partido y pese a forzar una cuarta manga, acabó sucumbiendo al serbio. En semifinales.

Popyrin, Gasquet, Norrie y Sinner pusieron muy puntualmente en apuros a Nadal en los cuatro primeros compromisos del balear en París. El argentino Schwartzman le robó un set y le hizo sombra durante tres sets haciendo soñar al tenis albiceleste con dar la campanada, pero acabó encajando un 6-0. En semifinales.

Tras cinco rondas, el cuadro masculino individual por la parte alta llegaba donde era más previsible. El 58º enfrentamiento entre ambos. En juego, mucho más que una final. Para Djokovic, ganarle por segunda vez en nueve partidos en París a Nadal para buscar su 19º Grand Slam y segundo título en París. Para Nadal, mantener su extraordinaria hegemonía en su torneo, acceder a su 14ª final y buscar su 21º título de Grand Slam, récord absoluto en el tenis masculino.

Tras un intercambio de golpes en las dos primeras mangas (6-3 3-6), el tercer set se tornó decisivo. El primer intercambio de roturas dejaba a Djokovic con saque para adjudicarse el parcial (3-6 6-3 *5-4). Nadal recuperaba el saque para mantenerse en el y tras salvar otra pelota de rotura se aseguraba, al menos el desempate. Con Djokovic al servicio, Nadal tuvo una pelota de tercer set sin necesidad de llegar a jugar al mejor de siete. El balear no supo convertirla y en el desempate Djokovic fue mejor (7-4).

En el cuarto, tras un inicio 2-0 para el español, Djokovic recuperó la rotura y encadenó los últimos seis juegos para confirmar un triunfo histórico. Segunda vez en nueve partidos que Novak superaba a Nadal en París. La primera, en los cuartos de final de 2015, el serbio atravesaba uno de sus mejores momentos profesionales y el español uno de los peores.

En el historial de Nadal en París en sus 108 partidos figuran 105 victorias y tres derrotas. Una derrota cada 36 partidos. Y precisamente, si miramos 36 partidos atrás en París, encontramos el triunfo de Djokovic ante Nadal en 2015.

Tan cierto es que la hoja de servicios de Nadal es casi inmaculada como que de las tres derrotas que ha sufrido el español en París dos llevan la firma de Novak Djokovic. La primera y la más sorprendente la firmó el sueco Soderling en los octavos de final de 2009. La segunda es la citada de 2015 y la tercera la que se ha producido en este 2021. Los tres lunares en 108 encuentros de un tenista que ha dominado una superficie y un torneo como nadie en el tenis moderno.

Tras vencer a Nadal en la semifinal, Djokovic se enfrentaba a Stefanos Tsitsipas en la final. El trabajo ante el español, para ser completo, debía tener su continuidad ante el griego para entrar por la puerta grande en la historia. Tras dos primeros sets con un Tsitsipas eléctrico, fino y acertado, Djokovic se metió al vestuario antes de afrontar el tercer set. Sin red, de camino a su 19º. Y a partir de ese tercer set, las tornas cambiaron. Djokovic se activó y Tsitsipas bajó algún peldaño. Lo suficiente. Cuando el reloj marcaba las cuatro horas y 11 minutos de final, Novak Djokovic cerraba el punto de partido para poner el 19º paso en su historia.

En la superficie que menos controla y donde más fuerte es su principal rival, Djokovic se convertía en primer tenista en Era Abierta (y tercero en la historia tras los australianos Emerson y Laver) en ganar todos los Grand Slam al menos dos veces.

El serbio ha conquistado los dos Grand Slam de 2021, tres de los últimos cinco y siete de los últimos 11. Desde Wimbledon 2018, el serbio ha recortado distancia con Nadal y Federer casi a ritmo de Slam ganado por Slam jugado. En tres semanas en Wimbledon, el serbio tendrá su primera oportunidad de igualar a sus dos grandes rivales en la veintena de títulos. Todo, cimentado en un excelso triunfo en casa de su máximo rival.


Imagen de cabecera: ImagoImages

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Novak Djokovic ha inscrito su nombre en el casillero de campeón masculino individual de Roland Garros 2021. Su triunfo, remontando en tres de los últimos cuatro partidos, además de suponer su 19º título de Grand Slam, ha venido acompañado de la conquista de dos de los grandes récords del tenis moderno. Por las cifras que manejamos parece que es simplemente un Major más, pero es mucho más que eso.

Sandgren, Cuevas y Berankis no fueron capaces de hacerle a Djokovic más de cuatro juegos por set. En octavos, Lorenzo Musetti le robó dos sets, pero a una manga de dar la campanada se hundió y acabó retirándose con un 6-1 6-0 4-0 en contra en los tres últimos parciales. Y en cuartos, Matteo Berrettini tardó dos sets en entrar en el partido y pese a forzar una cuarta manga, acabó sucumbiendo al serbio. En semifinales.

Popyrin, Gasquet, Norrie y Sinner pusieron muy puntualmente en apuros a Nadal en los cuatro primeros compromisos del balear en París. El argentino Schwartzman le robó un set y le hizo sombra durante tres sets haciendo soñar al tenis albiceleste con dar la campanada, pero acabó encajando un 6-0. En semifinales.

Tras cinco rondas, el cuadro masculino individual por la parte alta llegaba donde era más previsible. El 58º enfrentamiento entre ambos. En juego, mucho más que una final. Para Djokovic, ganarle por segunda vez en nueve partidos en París a Nadal para buscar su 19º Grand Slam y segundo título en París. Para Nadal, mantener su extraordinaria hegemonía en su torneo, acceder a su 14ª final y buscar su 21º título de Grand Slam, récord absoluto en el tenis masculino.

Tras un intercambio de golpes en las dos primeras mangas (6-3 3-6), el tercer set se tornó decisivo. El primer intercambio de roturas dejaba a Djokovic con saque para adjudicarse el parcial (3-6 6-3 *5-4). Nadal recuperaba el saque para mantenerse en el y tras salvar otra pelota de rotura se aseguraba, al menos el desempate. Con Djokovic al servicio, Nadal tuvo una pelota de tercer set sin necesidad de llegar a jugar al mejor de siete. El balear no supo convertirla y en el desempate Djokovic fue mejor (7-4).

En el cuarto, tras un inicio 2-0 para el español, Djokovic recuperó la rotura y encadenó los últimos seis juegos para confirmar un triunfo histórico. Segunda vez en nueve partidos que Novak superaba a Nadal en París. La primera, en los cuartos de final de 2015, el serbio atravesaba uno de sus mejores momentos profesionales y el español uno de los peores.

En el historial de Nadal en París en sus 108 partidos figuran 105 victorias y tres derrotas. Una derrota cada 36 partidos. Y precisamente, si miramos 36 partidos atrás en París, encontramos el triunfo de Djokovic ante Nadal en 2015.

Tan cierto es que la hoja de servicios de Nadal es casi inmaculada como que de las tres derrotas que ha sufrido el español en París dos llevan la firma de Novak Djokovic. La primera y la más sorprendente la firmó el sueco Soderling en los octavos de final de 2009. La segunda es la citada de 2015 y la tercera la que se ha producido en este 2021. Los tres lunares en 108 encuentros de un tenista que ha dominado una superficie y un torneo como nadie en el tenis moderno.

Tras vencer a Nadal en la semifinal, Djokovic se enfrentaba a Stefanos Tsitsipas en la final. El trabajo ante el español, para ser completo, debía tener su continuidad ante el griego para entrar por la puerta grande en la historia. Tras dos primeros sets con un Tsitsipas eléctrico, fino y acertado, Djokovic se metió al vestuario antes de afrontar el tercer set. Sin red, de camino a su 19º. Y a partir de ese tercer set, las tornas cambiaron. Djokovic se activó y Tsitsipas bajó algún peldaño. Lo suficiente. Cuando el reloj marcaba las cuatro horas y 11 minutos de final, Novak Djokovic cerraba el punto de partido para poner el 19º paso en su historia.

En la superficie que menos controla y donde más fuerte es su principal rival, Djokovic se convertía en primer tenista en Era Abierta (y tercero en la historia tras los australianos Emerson y Laver) en ganar todos los Grand Slam al menos dos veces.

El serbio ha conquistado los dos Grand Slam de 2021, tres de los últimos cinco y siete de los últimos 11. Desde Wimbledon 2018, el serbio ha recortado distancia con Nadal y Federer casi a ritmo de Slam ganado por Slam jugado. En tres semanas en Wimbledon, el serbio tendrá su primera oportunidad de igualar a sus dos grandes rivales en la veintena de títulos. Todo, cimentado en un excelso triunfo en casa de su máximo rival.


Imagen de cabecera: ImagoImages