_Real Madrid

Aunque no sea una ganga

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96 25-11-2021

Dicen que fue una ganga porque se supone que fue gratis. Digo que se supone porque en este fútbol de comisiones entre representantes es complejo no imaginarse al Real Madrid poniendo mucho dinero encima de la mesa; ya sea a su club de procedencia o a los progenitores del futbolista -que no se ofenda Neymar-. No es para menos: David Alaba es uno de los futbolistas más completos del mundo. El austriaco es uno de esos perfiles que necesita un club que quiere ganar la Champions League. Los blancos lo consiguieron y ahora no se arrepienten, con el equipo volando en LaLiga y con un billete sellado en esta competición que muere lentamente cada martes y miércoles. Qué pena.

Si a todo esto le sumas que proviene del Bayern FC, una máquina de ganar, el contexto es perfecto. Puede jugar de central, de lateral y de mediocentro. No pongo más posiciones por pura modestia, pero su zapatazo en el Camp Nou enseñó que si quisiera ser extremo igual podría hincharse a hacer goles. Te fríe un huevo y te cose un alfiler; defiende un centro lateral y te tira una falta; organiza y destruye como el mejor sargento del mundo. Lo tiene todo.

Su fichaje sigue una idea muy buena de Florentino Pérez, que se equivoca en muchas cosas pero que acierta cuando sale al mercado. No suele gastar, desde hace unas cuantas temporadas, en futbolistas que ya tienen una edad avanzada. Vinicius, Rodrygo y Jovic, entre otros, llegaron a la capital de España muy jóvenes. El coronavirus ha dejado a clubes como el FC Barcelona en la quema precisamente por ello: por invertir en futbolistas que ya no van a conseguir un mejor contrato que el propio que están recibiendo en ese momento. En eso ha cambiado el presidente merengue.

Y aunque la propia Champions vaya a cambiar desgraciadamente para siempre, por el beneficio propio del gestor blanco y el de su entidad sin pensar en las consecuencias globales para el resto del fútbol europeo, fichajes como el de Alaba dan estabilidad al Real Madrid. Encontrar el equilibrio entre juventud y experiencia es la clave para volver a levantar el añejo torneo que organiza la UEFA. Alaba, al igual que la mayoría de la plantilla, ya sabe lo que significa alzar ese trofeo. Y qué importante es eso.

Imagen de cabecera: @realmadrid

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Dicen que fue una ganga porque se supone que fue gratis. Digo que se supone porque en este fútbol de comisiones entre representantes es complejo no imaginarse al Real Madrid poniendo mucho dinero encima de la mesa; ya sea a su club de procedencia o a los progenitores del futbolista -que no se ofenda Neymar-. No es para menos: David Alaba es uno de los futbolistas más completos del mundo. El austriaco es uno de esos perfiles que necesita un club que quiere ganar la Champions League. Los blancos lo consiguieron y ahora no se arrepienten, con el equipo volando en LaLiga y con un billete sellado en esta competición que muere lentamente cada martes y miércoles. Qué pena.

Si a todo esto le sumas que proviene del Bayern FC, una máquina de ganar, el contexto es perfecto. Puede jugar de central, de lateral y de mediocentro. No pongo más posiciones por pura modestia, pero su zapatazo en el Camp Nou enseñó que si quisiera ser extremo igual podría hincharse a hacer goles. Te fríe un huevo y te cose un alfiler; defiende un centro lateral y te tira una falta; organiza y destruye como el mejor sargento del mundo. Lo tiene todo.

Su fichaje sigue una idea muy buena de Florentino Pérez, que se equivoca en muchas cosas pero que acierta cuando sale al mercado. No suele gastar, desde hace unas cuantas temporadas, en futbolistas que ya tienen una edad avanzada. Vinicius, Rodrygo y Jovic, entre otros, llegaron a la capital de España muy jóvenes. El coronavirus ha dejado a clubes como el FC Barcelona en la quema precisamente por ello: por invertir en futbolistas que ya no van a conseguir un mejor contrato que el propio que están recibiendo en ese momento. En eso ha cambiado el presidente merengue.

Y aunque la propia Champions vaya a cambiar desgraciadamente para siempre, por el beneficio propio del gestor blanco y el de su entidad sin pensar en las consecuencias globales para el resto del fútbol europeo, fichajes como el de Alaba dan estabilidad al Real Madrid. Encontrar el equilibrio entre juventud y experiencia es la clave para volver a levantar el añejo torneo que organiza la UEFA. Alaba, al igual que la mayoría de la plantilla, ya sabe lo que significa alzar ese trofeo. Y qué importante es eso.

Imagen de cabecera: @realmadrid

_Real Madrid

Vinicius sigue igual

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
29-11-2021

_Real Madrid

El motor alemán del juego blanco

Alberto López Frau @alberlopezfrau
29-11-2021