_Otros

Así era el Arsenal de ‘Los Invencibles’

Eran otros tiempos, la moda era ser del Arsenal de Wenger, un equipo titánico con una defensa dura y contundente, un medio del campo lleno de fuerza y una delantera de clase y gol. El Arsenal logró dos Premier League y consiguió ser el equipo de moda en toda Europa. Con Thierry Henry como estrella visible, al francés le acompañaban una serie de jugadores que supieron elevar su nivel para convertirse en los mejores de Inglaterra.

En la portería estaba Jens Lehmann, portero alemán sobrio que vivió a la sombra de Kahn en el país teutón, Lauren, Campbell, Touré y Ashley Cole conformaban una defensa de garantías y de fuerza con unos laterales muy ofensivos. El timón del equipo era Patrick Vieira, un mediocentro de mucho recorrido y con gran zancada que cortaba y distribuia a gran velocidad y precisión, a su lado, Gilberto Silva, uno de los pocos brasileños en brillar en la Premier League. Los costados eran para el trabajador Ljungberg y para la magia de Robert Pirés que asistía a Bergkamp y Henry, una de las parejas históricas de delanteros de la historia del fútbol. Y sí, Arsene Wenger estaba en el banquillo.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Eran otros tiempos, la moda era ser del Arsenal de Wenger, un equipo titánico con una defensa dura y contundente, un medio del campo lleno de fuerza y una delantera de clase y gol. El Arsenal logró dos Premier League y consiguió ser el equipo de moda en toda Europa. Con Thierry Henry como estrella visible, al francés le acompañaban una serie de jugadores que supieron elevar su nivel para convertirse en los mejores de Inglaterra.

En la portería estaba Jens Lehmann, portero alemán sobrio que vivió a la sombra de Kahn en el país teutón, Lauren, Campbell, Touré y Ashley Cole conformaban una defensa de garantías y de fuerza con unos laterales muy ofensivos. El timón del equipo era Patrick Vieira, un mediocentro de mucho recorrido y con gran zancada que cortaba y distribuia a gran velocidad y precisión, a su lado, Gilberto Silva, uno de los pocos brasileños en brillar en la Premier League. Los costados eran para el trabajador Ljungberg y para la magia de Robert Pirés que asistía a Bergkamp y Henry, una de las parejas históricas de delanteros de la historia del fútbol. Y sí, Arsene Wenger estaba en el banquillo.

_Champions League

Fantasmas y demonios

Borja Pardo @Borja_Pardo
14-09-2022

_Otros

El rendimiento invisible

Redacción @SpheraSports
07-09-2022