_Alemania

Andrej Kramaric, el goleador extraño

Juanma Perera @juanmaHumilAfic 29-09-2020

Cuando uno piensa en un delantero goleador se le viene a la mente un nombre, el del referente de la Bundesliga en la última década en lo que al gol se refiere, Robert Lewandowski. Sin embargo, un ‘9’ no es siempre un jugador de área, que se busca la vida para fabricarse una ocasión, que está solo para rematar, luchar con los defensas o asistir a otro compañero si no tiene opción clara de gol. Estos delanteros no son los únicos que existen. Existe una especie más completa, que no solo cumple las funciones anteriormente dichas, sino que es más completa, capaz de mimetizarse, incluso, en otras posiciones. Si hay un jugador que mejor representa a este tipo de futbolistas es Andrej Kramaric, el futbolista que mejor ha arrancado la temporada 2020-21 en el fútbol alemán en lo que a los goles se refiere.

El croata ha marcado en los tres partidos oficiales de la temporada disputado por los de Sinsheim, un total de 7 goles. Le había sabido a poco cerrar la 2019-20 con el póker marcado al Borussia Dortmund en el Signal Iduna Park, después de un año entre el parón por la pandemia y los problemas de rodilla, que solo le permitieron jugar la mitad de la temporada. Kramaric acabó siendo una vez más el máximo goleador del Hoffenheim en Bundesliga, algo que se ha repetido en todos los años desde que juega en Alemania excepto en uno, en el que Mark Uth le superó por un gol. Pero siempre está él, la referencia en el ataque del Hoffenheim, aunque no es la única. Y aquí entra lo que hace a Andrej un delantero diferente.

Actualmente, con Sebastian Hoeneß en el banquillo, cuenta con varios jugadores que le rodean: Munas Dabbur, Ilhas Bebou, Sargis Adamyan o, incluso, Christoph Baumgartner. Con jugadores como estos, Kramaric ha tenido varias funciones en el equipo, no solo la del delantero. Pero esta variedad de posiciones no es exclusiva del Hoffenheim, sino que viene de antes. Un ejemplo claro es su participación en el Mundial de Rusia en 2018, en el que jugó en punta, por banda, detrás del punta o algo más retrasado. Y es que en su club no es extraño verle en algún momento como mediocentro ofensivo, participando no solo en la finalización, sino también en la creación. Contra el Bayern se vio como tuvo que multiplicarse, como el resto de sus compañeros, para poder tener alguna opción de cara a la portería de Manuel Neuer y, al final, ese esfuerzo tuvo resultado, con un 4-1 que en nada se parece al 0-6 de la pasada temporada en el mismo escenario, que no tuvo historia desde el inicio y acabó siendo un paripé tras los insultos de la afición bávara a Dietmar Hopp.

Andrej Kramaric tuvo un pase fulgurante por Inglaterra.

Al igual que Kramaric en la actualidad, el Hoffenheim es un equipo conocido por disponer de muchas variantes en su juego, algo que viene heredado de Julian Nagelsmann, que fue el técnico que exprimió al máximo la figura de Andrej. Antes de eso, la función que desempeñaba era la de delantero. Ni en Croacia, ni en la Premier, se vio esa variedad de funciones en el jugador, que sí desempeñó ocasionalmente. Eso le ha convertido en un futbolista diferente, indetectable. La Bundesliga ha hecho de Kramaric un jugador más completo de lo que era en sus inicios.

Seguramente mucha gente no lo recuerda, pero Andrej Kramaric llegó al Hoffenheim por una casualidad llamada éxito. El éxito de una plantilla como la del Leicester City que, con Claudio Ranieri en el banquillo, acabó conquistando la Premier League en la 2015-16. El croata se fue a mitad de temporada porque no tenía sitio, pero nadie se iba a imaginar, ni en sus mejores sueños, que aquel equipo en el que Andrej no tenía sitio acabaría levantando la copa. A aquel milagroso título Kramaric contribuyó con 22′ sobre el césped, muy poco. A partir de ahí Nagelsmann apareció, se lo llevó primero cedido y convenció. Tanto, que por 11 millones lo acabó fichando y le convirtió en el jugador que es ahora. Tal vez, si se hubiera quedado en Inglaterra, ese goleador extraño en el que se ha convertido nunca se hubiera visto por los terrenos de juego.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cuando uno piensa en un delantero goleador se le viene a la mente un nombre, el del referente de la Bundesliga en la última década en lo que al gol se refiere, Robert Lewandowski. Sin embargo, un ‘9’ no es siempre un jugador de área, que se busca la vida para fabricarse una ocasión, que está solo para rematar, luchar con los defensas o asistir a otro compañero si no tiene opción clara de gol. Estos delanteros no son los únicos que existen. Existe una especie más completa, que no solo cumple las funciones anteriormente dichas, sino que es más completa, capaz de mimetizarse, incluso, en otras posiciones. Si hay un jugador que mejor representa a este tipo de futbolistas es Andrej Kramaric, el futbolista que mejor ha arrancado la temporada 2020-21 en el fútbol alemán en lo que a los goles se refiere.

El croata ha marcado en los tres partidos oficiales de la temporada disputado por los de Sinsheim, un total de 7 goles. Le había sabido a poco cerrar la 2019-20 con el póker marcado al Borussia Dortmund en el Signal Iduna Park, después de un año entre el parón por la pandemia y los problemas de rodilla, que solo le permitieron jugar la mitad de la temporada. Kramaric acabó siendo una vez más el máximo goleador del Hoffenheim en Bundesliga, algo que se ha repetido en todos los años desde que juega en Alemania excepto en uno, en el que Mark Uth le superó por un gol. Pero siempre está él, la referencia en el ataque del Hoffenheim, aunque no es la única. Y aquí entra lo que hace a Andrej un delantero diferente.

Actualmente, con Sebastian Hoeneß en el banquillo, cuenta con varios jugadores que le rodean: Munas Dabbur, Ilhas Bebou, Sargis Adamyan o, incluso, Christoph Baumgartner. Con jugadores como estos, Kramaric ha tenido varias funciones en el equipo, no solo la del delantero. Pero esta variedad de posiciones no es exclusiva del Hoffenheim, sino que viene de antes. Un ejemplo claro es su participación en el Mundial de Rusia en 2018, en el que jugó en punta, por banda, detrás del punta o algo más retrasado. Y es que en su club no es extraño verle en algún momento como mediocentro ofensivo, participando no solo en la finalización, sino también en la creación. Contra el Bayern se vio como tuvo que multiplicarse, como el resto de sus compañeros, para poder tener alguna opción de cara a la portería de Manuel Neuer y, al final, ese esfuerzo tuvo resultado, con un 4-1 que en nada se parece al 0-6 de la pasada temporada en el mismo escenario, que no tuvo historia desde el inicio y acabó siendo un paripé tras los insultos de la afición bávara a Dietmar Hopp.

Andrej Kramaric tuvo un pase fulgurante por Inglaterra.

Al igual que Kramaric en la actualidad, el Hoffenheim es un equipo conocido por disponer de muchas variantes en su juego, algo que viene heredado de Julian Nagelsmann, que fue el técnico que exprimió al máximo la figura de Andrej. Antes de eso, la función que desempeñaba era la de delantero. Ni en Croacia, ni en la Premier, se vio esa variedad de funciones en el jugador, que sí desempeñó ocasionalmente. Eso le ha convertido en un futbolista diferente, indetectable. La Bundesliga ha hecho de Kramaric un jugador más completo de lo que era en sus inicios.

Seguramente mucha gente no lo recuerda, pero Andrej Kramaric llegó al Hoffenheim por una casualidad llamada éxito. El éxito de una plantilla como la del Leicester City que, con Claudio Ranieri en el banquillo, acabó conquistando la Premier League en la 2015-16. El croata se fue a mitad de temporada porque no tenía sitio, pero nadie se iba a imaginar, ni en sus mejores sueños, que aquel equipo en el que Andrej no tenía sitio acabaría levantando la copa. A aquel milagroso título Kramaric contribuyó con 22′ sobre el césped, muy poco. A partir de ahí Nagelsmann apareció, se lo llevó primero cedido y convenció. Tanto, que por 11 millones lo acabó fichando y le convirtió en el jugador que es ahora. Tal vez, si se hubiera quedado en Inglaterra, ese goleador extraño en el que se ha convertido nunca se hubiera visto por los terrenos de juego.

_Alemania

El hundimiento

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
18-01-2022

_Alemania

Callando bocas

Juanma Perera @juanmaHumilAfic
11-01-2022