_Athletic

Analizando a un Athletic de triplete

Con una Liga en la que no están primeros ni Madrid ni Barça; una Copa del Rey en la que el Barça está en la final, pero tanto el Real Madrid como el Atlético de Madrid fueron eliminados por equipos de 2ªB; una final de Copa del Rey de la temporada pasada sin disputar aún en la que no están en la final ni Atlético, ni Madrid ni Barça; y una Supercopa de España que no ganaron ni Madrid ni Barça… toca hablar del Athletic Club.

Son protagonistas en una temporada que podía, incluso, pintarse gris para muchos tras la despedida del fútbol de Aritz Aduriz. Sin embargo, en lugar de parecer una temporada de transición, han conseguido cambiar la dinámica, dar la vuelta a los resultados y acallar así los malos presagios que muchos suponían.

Ahora mismo tienen bajo el brazo una Supercopa y, en el horizonte, dos finales por disputar este mismo año. Sueñan con el triplete y no es para menos, porque tras la llegada de Marcelino, queda claro que todo puede ser y que quizás las celebraciones se vayan a ir acumulando.

Creen en lo que hacen y en lo que valen.

Ah y por si había alguna duda, nada es casualidad. 

En los últimos 10 años el Athletic ha tenido 7 entrenadores, y en esta temporada 2 técnicos han dirigido desde el banquillo.
Garitano fue partidario de un 4-2-3-1 como esquema base para la mayor parte de los partidos. En portería Unai Simón. Una defensa con unos indiscutibles Ander Capa, Yeray, Íñigo Martínez y Yuri Berchiche, donde Unai Núñez ha sido el central suplente y Mikel Balenziaga el lateral izquierdo que ha cubierto las bajas de Yuri. En el centro del campo, un doble pivote no muy definido que ha sido poblado por Dani García, Mikel Vesga, Unai Vencedor y Unai López. Por delante, Garitano, prefirió jugar con bandas naturales, donde los zurdos Jon Morcillo o Íñigo Córdoba ocuparon muchas veces el carril izquierdo. Alex Berenguer fue titular tanto por la banda derecha como por la izquierda. Iker Muniain ocupó en algunas ocasiones la banda derecha y en otras su mediapunta natural. Raúl García hizo funciones de mediapunta, de nueve, e incluso en banda derecha. Iñaki Williams ocupó tanto la banda derecha como el centro de la delantera. Por tanto, vimos partidos donde Raúl García, Iñaki Williams o Asier Villalibre hicieron las funciones de 9 titular. 

Garitano tenía una defensa muy clara; en cambio, en el doble pivote, las bandas y la mediapunta hubo un baile de nombres, muchas pruebas y combinaciones

Si hablamos de resultados esta temporada, con Garitano, en 16 partidos pudimos ver 5 victorias, 3 empates y 8 derrotas.

El 31 de diciembre Gaizka Garitano dirigió su último partido a los mandos del Athletic Club en una derrota contra la Real Sociedad en San Mamés. A pesar de ello, se fue como el segundo entrenador de la historia del club con más puntos por partido obtenidos: 1.44 (el primero es Ernesto Valverde, con 1.52).

El 2021 llegó y Marcelino trajo consigo un 4-4-2. En portería y en defensa las cosas no han cambiado prácticamente. Unai Simón, a pesar de haber encajado a estas alturas más tantos que en la temporada pasada, sigue demostrando lo suficiente como para que Marcelino le otorgue su confianza. Capa y Yuri continúan cumpliendo sus responsabilidades defensivas y haciendo profundo el campo con sus llegadas en banda. Y Yeray e Íñigo Martínez son imprescindibles para este Athletic. En defensa he de hacer un par de menciones especiales. La primera a la recuperación de un De Marcos que ha vuelto a tener un rol muy importante después de recuperarse de la lesión de tobillo y mostrando el despliegue físico al que nos tiene acostumbrados para suplir a Ander Capa o hacer la función de extremo derecho en algunos partidos, la misma posición en la que logró su mejor versión allá por 2012 bajo las órdenes de Bielsa. Y la segunda a Unai Núñez, que es el jugador con más despejes por partido del equipo, y que está jugando tanto de central derecho como izquierdo según se le va necesitando sin desentonar, a pesar de lo complicada que es la función de suplir a Yeray o a Íñigo Martínez.

El doble pivote sigue teniendo la titularidad muy disputada; los cuatro nombres mencionados previamente en esta zona del campo cuentan con entre 30 y 60 minutos en casi todos los partidos.

Ahora bien, las bandas y la delantera han cambiado. No vemos a Iker Munian ni de mediapunta ni por la derecha, sino de interior izquierdo, con libertad para moverse y con la responsabilidad de hacer llegar el balón a los delanteros. El capitán es el que más ocasiones crea del equipo.
Es Alex Berenguer el que más tiempo está pasando en la banda derecha. Y ojo porque la diferencia de que Berenguer esté o no en el campo es de 0.88 goles esperados, lo que demuestra lo importante que son sus conducciones en el ataque de este “nuevo” Athletic.

Raúl García, el más veterano de la plantilla, sigue dejándose la piel en cada partido ahora acompañando a Iñaki Williams en el “2” del 4-4-2. Un Raúl García que es el máximo goleador y el que más duelos aéreos disputa y gana del equipo; y, un Iñaki Williams que es “el más buscado” con diferencia, objetivo de más intentos de pase de sus compañeros y, aprovechando su velocidad, el que más pases hacia delante recibe.

Muy interesante la labor de Asier Villalibre que revoluciona los partidos cuando entra. “El búfalo de Gernika” es uno de los jugadores más eficientes de la plantilla, el que más goles esperados genera por 90 minutos (excluyendo los penaltis, non-penalty expected goals). 

El propio Villalibre, Óscar de Marcos, Morci, Íñigo Lekue y Oihan Sancet cuentan habitualmente con minutos y, junto con los integrantes del doble pivote, son los cambios más recurrentes.

Como se puede ver, la defensa sigue igual de clara para Marcelino que para Garitano, el cambio ha venido en el uso de Muniain que está siendo capaz de llevar una gran parte del peso del ataque desde el interior izquierdo; además, Marcelino probablemente haya aclarado los roles, haciendo a todos sentirse importantes, pero teniendo un once bastante más marcado.

Con todo lo anterior, en 17 partidos, los bizkainos han obtenido 10 victorias, 4 empates y 3 derrotas (dos de ellas contra el Barcelona y la última, la de ayer, contra el Atlético de Madrid).

El 4-4-2 permite a este Athletic tener las líneas más juntas, ser un bloque más sólido y aprovechar todas esas pruebas realizadas por Garitano para convertirlas en resultados.

Desde el título obtenido en Supercopa no ha perdido más que dos partidos, contra Barça y Atlético, ambos con el mismo resultado: 2-1. Y, además, desde que llegó Marcelino, han marcado en todos los partidos. Como hemos visto, este rendimiento no es solo culpa de Marcelino, también lo es de los jugadores y de una herencia de Garitano muy bien aprovechada.

En el gráfico podemos ver tanto el esquema de Marcelino, como los titulares y suplentes más habituales para el técnico asturiano.

Una de las pegas que le podemos poner tanto a Garitano como a Marcelino es el hecho de no contar prácticamente con Ibai Gómez. El bilbaíno solo ha disputado 80 minutos en toda la temporada. Quizás en un futuro pueda disputar más tiempo sobre el terreno de juego y hacernos disfrutar como lo hizo en Vitoria-Gasteiz.

Y otra pega son los pocos “cachorros” que entran en las convocatorias. Sin duda, ilusionaría ver a futbolistas del Bilbao Athletic como Nico Williams disputar sus primeros minutos con el primer equipo, compartiendo espacio-tiempo con su hermano Iñaki.

Lo que queda claro es que, a pesar del pequeño mercado del Athletic, el rendimiento de sus jugadores es algo que ya no sorprende, desde la portería hasta la delantera.

Como me decía un buen amigo y gran aficionado del Athletic Club: “Creo que estamos viviendo una de las mejores décadas de la historia del club”. Están ganando títulos, disputando finales, han vivido lo que es pelear en Europa y plantan cara a quien se les ponga por delante.

Quedan 23 días para la primera final, y Villalibre ya afina su trompeta. Además, incluso, quizás Orsai saque nuevo single porque, de conseguir ganar las dos finales, tal gesta bien lo merecería.

Imagen de cabecera: Imago

Gráficos: Nacho Barriocanal @nachxbf

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Con una Liga en la que no están primeros ni Madrid ni Barça; una Copa del Rey en la que el Barça está en la final, pero tanto el Real Madrid como el Atlético de Madrid fueron eliminados por equipos de 2ªB; una final de Copa del Rey de la temporada pasada sin disputar aún en la que no están en la final ni Atlético, ni Madrid ni Barça; y una Supercopa de España que no ganaron ni Madrid ni Barça… toca hablar del Athletic Club.

Son protagonistas en una temporada que podía, incluso, pintarse gris para muchos tras la despedida del fútbol de Aritz Aduriz. Sin embargo, en lugar de parecer una temporada de transición, han conseguido cambiar la dinámica, dar la vuelta a los resultados y acallar así los malos presagios que muchos suponían.

Ahora mismo tienen bajo el brazo una Supercopa y, en el horizonte, dos finales por disputar este mismo año. Sueñan con el triplete y no es para menos, porque tras la llegada de Marcelino, queda claro que todo puede ser y que quizás las celebraciones se vayan a ir acumulando.

Creen en lo que hacen y en lo que valen.

Ah y por si había alguna duda, nada es casualidad. 

En los últimos 10 años el Athletic ha tenido 7 entrenadores, y en esta temporada 2 técnicos han dirigido desde el banquillo.
Garitano fue partidario de un 4-2-3-1 como esquema base para la mayor parte de los partidos. En portería Unai Simón. Una defensa con unos indiscutibles Ander Capa, Yeray, Íñigo Martínez y Yuri Berchiche, donde Unai Núñez ha sido el central suplente y Mikel Balenziaga el lateral izquierdo que ha cubierto las bajas de Yuri. En el centro del campo, un doble pivote no muy definido que ha sido poblado por Dani García, Mikel Vesga, Unai Vencedor y Unai López. Por delante, Garitano, prefirió jugar con bandas naturales, donde los zurdos Jon Morcillo o Íñigo Córdoba ocuparon muchas veces el carril izquierdo. Alex Berenguer fue titular tanto por la banda derecha como por la izquierda. Iker Muniain ocupó en algunas ocasiones la banda derecha y en otras su mediapunta natural. Raúl García hizo funciones de mediapunta, de nueve, e incluso en banda derecha. Iñaki Williams ocupó tanto la banda derecha como el centro de la delantera. Por tanto, vimos partidos donde Raúl García, Iñaki Williams o Asier Villalibre hicieron las funciones de 9 titular. 

Garitano tenía una defensa muy clara; en cambio, en el doble pivote, las bandas y la mediapunta hubo un baile de nombres, muchas pruebas y combinaciones

Si hablamos de resultados esta temporada, con Garitano, en 16 partidos pudimos ver 5 victorias, 3 empates y 8 derrotas.

El 31 de diciembre Gaizka Garitano dirigió su último partido a los mandos del Athletic Club en una derrota contra la Real Sociedad en San Mamés. A pesar de ello, se fue como el segundo entrenador de la historia del club con más puntos por partido obtenidos: 1.44 (el primero es Ernesto Valverde, con 1.52).

El 2021 llegó y Marcelino trajo consigo un 4-4-2. En portería y en defensa las cosas no han cambiado prácticamente. Unai Simón, a pesar de haber encajado a estas alturas más tantos que en la temporada pasada, sigue demostrando lo suficiente como para que Marcelino le otorgue su confianza. Capa y Yuri continúan cumpliendo sus responsabilidades defensivas y haciendo profundo el campo con sus llegadas en banda. Y Yeray e Íñigo Martínez son imprescindibles para este Athletic. En defensa he de hacer un par de menciones especiales. La primera a la recuperación de un De Marcos que ha vuelto a tener un rol muy importante después de recuperarse de la lesión de tobillo y mostrando el despliegue físico al que nos tiene acostumbrados para suplir a Ander Capa o hacer la función de extremo derecho en algunos partidos, la misma posición en la que logró su mejor versión allá por 2012 bajo las órdenes de Bielsa. Y la segunda a Unai Núñez, que es el jugador con más despejes por partido del equipo, y que está jugando tanto de central derecho como izquierdo según se le va necesitando sin desentonar, a pesar de lo complicada que es la función de suplir a Yeray o a Íñigo Martínez.

El doble pivote sigue teniendo la titularidad muy disputada; los cuatro nombres mencionados previamente en esta zona del campo cuentan con entre 30 y 60 minutos en casi todos los partidos.

Ahora bien, las bandas y la delantera han cambiado. No vemos a Iker Munian ni de mediapunta ni por la derecha, sino de interior izquierdo, con libertad para moverse y con la responsabilidad de hacer llegar el balón a los delanteros. El capitán es el que más ocasiones crea del equipo.
Es Alex Berenguer el que más tiempo está pasando en la banda derecha. Y ojo porque la diferencia de que Berenguer esté o no en el campo es de 0.88 goles esperados, lo que demuestra lo importante que son sus conducciones en el ataque de este “nuevo” Athletic.

Raúl García, el más veterano de la plantilla, sigue dejándose la piel en cada partido ahora acompañando a Iñaki Williams en el “2” del 4-4-2. Un Raúl García que es el máximo goleador y el que más duelos aéreos disputa y gana del equipo; y, un Iñaki Williams que es “el más buscado” con diferencia, objetivo de más intentos de pase de sus compañeros y, aprovechando su velocidad, el que más pases hacia delante recibe.

Muy interesante la labor de Asier Villalibre que revoluciona los partidos cuando entra. “El búfalo de Gernika” es uno de los jugadores más eficientes de la plantilla, el que más goles esperados genera por 90 minutos (excluyendo los penaltis, non-penalty expected goals). 

El propio Villalibre, Óscar de Marcos, Morci, Íñigo Lekue y Oihan Sancet cuentan habitualmente con minutos y, junto con los integrantes del doble pivote, son los cambios más recurrentes.

Como se puede ver, la defensa sigue igual de clara para Marcelino que para Garitano, el cambio ha venido en el uso de Muniain que está siendo capaz de llevar una gran parte del peso del ataque desde el interior izquierdo; además, Marcelino probablemente haya aclarado los roles, haciendo a todos sentirse importantes, pero teniendo un once bastante más marcado.

Con todo lo anterior, en 17 partidos, los bizkainos han obtenido 10 victorias, 4 empates y 3 derrotas (dos de ellas contra el Barcelona y la última, la de ayer, contra el Atlético de Madrid).

El 4-4-2 permite a este Athletic tener las líneas más juntas, ser un bloque más sólido y aprovechar todas esas pruebas realizadas por Garitano para convertirlas en resultados.

Desde el título obtenido en Supercopa no ha perdido más que dos partidos, contra Barça y Atlético, ambos con el mismo resultado: 2-1. Y, además, desde que llegó Marcelino, han marcado en todos los partidos. Como hemos visto, este rendimiento no es solo culpa de Marcelino, también lo es de los jugadores y de una herencia de Garitano muy bien aprovechada.

En el gráfico podemos ver tanto el esquema de Marcelino, como los titulares y suplentes más habituales para el técnico asturiano.

Una de las pegas que le podemos poner tanto a Garitano como a Marcelino es el hecho de no contar prácticamente con Ibai Gómez. El bilbaíno solo ha disputado 80 minutos en toda la temporada. Quizás en un futuro pueda disputar más tiempo sobre el terreno de juego y hacernos disfrutar como lo hizo en Vitoria-Gasteiz.

Y otra pega son los pocos “cachorros” que entran en las convocatorias. Sin duda, ilusionaría ver a futbolistas del Bilbao Athletic como Nico Williams disputar sus primeros minutos con el primer equipo, compartiendo espacio-tiempo con su hermano Iñaki.

Lo que queda claro es que, a pesar del pequeño mercado del Athletic, el rendimiento de sus jugadores es algo que ya no sorprende, desde la portería hasta la delantera.

Como me decía un buen amigo y gran aficionado del Athletic Club: “Creo que estamos viviendo una de las mejores décadas de la historia del club”. Están ganando títulos, disputando finales, han vivido lo que es pelear en Europa y plantan cara a quien se les ponga por delante.

Quedan 23 días para la primera final, y Villalibre ya afina su trompeta. Además, incluso, quizás Orsai saque nuevo single porque, de conseguir ganar las dos finales, tal gesta bien lo merecería.

Imagen de cabecera: Imago

Gráficos: Nacho Barriocanal @nachxbf

_Athletic

Los Williams, otra saga de hermanos del Athletic

Raúl del Prado @RauldelPradoRod
30-04-2021

_Athletic

Analizando a un Athletic de triplete

Leyre Barriocanal @LeyreBf
11-03-2021