_Otros

Ana Romero ‘Willy’: “Espero ser como Joaquín, pero en el Betis Femenino”

María Ruiz @Mery_1791 30-05-2018

etiquetas:

Una jugadora con sangre verdiblanca que
ha vuelto a sus orígenes, que ha vuelto a su tierra. Una jugadora que ansiaba
recalar en un equipo como el que acaba de firmar contrato hace menos de una
semana. Una jugadora que siente sus colores y, que a pesar de haberlo ganado
prácticamente todo (el fin de semana pasado se proclamó campeona de la liga
holandesa con el Ajax), este es el regalo más grande e importante de su carrera:
luchar por y para el Betis. “Creo que no hay mayor título que jugar y sentir
los colores de esta camiseta”, son las palabras a Sphera Sports de la nueva
incorporación bética.
 

Ella es Ana Romero o, como bien se la
conoce en España, ‘Willy’ Romero, actual jugadora del Ajax de Ámsterdam que ha
firmado por el conjunto verdiblanco. “Ha sido el momento perfecto. Tenía
muchísimas ganas de jugar en el Betis. Cuando este empezó a hacer equipos
femeninos y a ascender, yo me encontraba en otro punto de mi carrera en el cual
tuve la oportunidad de venir pero no creí que fuese el momento adecuado. Ahora
mismo, después de llevar tantos años fuera de Sevilla era el momento perfecto.
Ellas han hecho una temporada increíble, es un Club en crecimiento y tienen
mucha ilusión de hacer las cosas bien. Es un Club con el que me siento
identificada con el proyecto”.

Con Sphera Sports, Ana Romero ‘Willy’ ha
repasado toda su trayectoria deportiva y lo que han significado para ella los
diferentes equipos. Comenzó su carrera deportiva en el Híspalis, formado por un
grupo de amigas pero que competían en Primera División. De este conjunto se
hizo cargo el Sevilla y ahí es cuando empezó la carrera profesional de Romero,
en al año 2005: “Fue una época que recuerdo con mucho cariño porque fue el inicio
de mi carrera”. Dos años más tarde fichó por el Rayo donde llegaron los
títulos. “Ganamos la primera Copa de la Reina en mi primer año. Luego mas ligas
y copas, y la verdad que al principio fue difícil porque me costó irme de mi
casa, pero luego fue muy bonito”.

En 2010 recayó en el Espanyol: “Me costó
menos adaptarme porque conocía a la mayoría de jugadoras. Ganamos ligas, copas
y ahí fue cuando empezó mi mala suerte con las lesiones, donde me rompí el
cruzado y fue bastante duro. Estaba en un momento increíble porque iba incluso
con la Selección”. Fueron años complicados para Ana Romero porque, en su
traspaso al Barcelona en 2013, también recayó de la lesión. Fichar por el
conjunto culé fue un gran salto en su carrera, pero a la vez tuvo que reponerse
tanto física como mentalmente. Estuvo dos años. Dos años en los que ganó ligas,
pero le quedó la espina clavada de marcharse de ahí con la copa: “Fue doloroso
porque me hubiera gustado despedirme del Barça habiendo ganado ese título, pero
me fui a Valencia”.

Antes de dar el salto internacional,
‘Willy’ llegó en 2015 al conjunto valencianista. “Fue muy difícil. Fue un año
donde no terminé de adaptarme nunca y donde me rompí los isquiotibiales. Estuve
cinco meses en el dique seco. Lo bueno de ese momento fue que acabé muy bien
esa temporada y me sentí muy bien la última parte”. Pero siempre hay una luz al
final del túnel y la delantera vio claro el poner un pie en el extranjero, y
por ello marchó a Holanda. “Han sido dos años importantes para mí. He aprendido
otro idioma, he aprendido otra cultura, he conocido otra manera de jugar al
fútbol. Mirando la vista atrás para mi Ajax ha sido una experiencia positiva”. Desde
Ámsterdam ha seguido muy de cerca la Liga Iberdrola: “He seguido siempre la
liga siempre que he podido. Las diferencias con el fútbol español es que aquí
no se trabaja tanto la táctica y los equipos son más físicos, aunque la liga
española, además de ser una liga más técnica, cada año es más fuerte y ahora
mismo es superior a la holandesa”.

Nueva etapa, nuevos propósitos y nuevos
retos, pero el primero para Ana Romero es conseguir ser importante y, sobre
todo, ayudar al equipo como lo es Joaquín Sánchez: “Espero ser como Joaquín en
el Betis Femenino, que parece que en vez de sumar años va restando. No me
siento que tenga 30 años”. Aún le queda un partido con el Ajax y, a partir de
ahí, comenzará una nueva vida para Ana Romero, en este caso, una nueva vida
vestida de verdiblanco.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Una jugadora con sangre verdiblanca que
ha vuelto a sus orígenes, que ha vuelto a su tierra. Una jugadora que ansiaba
recalar en un equipo como el que acaba de firmar contrato hace menos de una
semana. Una jugadora que siente sus colores y, que a pesar de haberlo ganado
prácticamente todo (el fin de semana pasado se proclamó campeona de la liga
holandesa con el Ajax), este es el regalo más grande e importante de su carrera:
luchar por y para el Betis. “Creo que no hay mayor título que jugar y sentir
los colores de esta camiseta”, son las palabras a Sphera Sports de la nueva
incorporación bética.
 

Ella es Ana Romero o, como bien se la
conoce en España, ‘Willy’ Romero, actual jugadora del Ajax de Ámsterdam que ha
firmado por el conjunto verdiblanco. “Ha sido el momento perfecto. Tenía
muchísimas ganas de jugar en el Betis. Cuando este empezó a hacer equipos
femeninos y a ascender, yo me encontraba en otro punto de mi carrera en el cual
tuve la oportunidad de venir pero no creí que fuese el momento adecuado. Ahora
mismo, después de llevar tantos años fuera de Sevilla era el momento perfecto.
Ellas han hecho una temporada increíble, es un Club en crecimiento y tienen
mucha ilusión de hacer las cosas bien. Es un Club con el que me siento
identificada con el proyecto”.

Con Sphera Sports, Ana Romero ‘Willy’ ha
repasado toda su trayectoria deportiva y lo que han significado para ella los
diferentes equipos. Comenzó su carrera deportiva en el Híspalis, formado por un
grupo de amigas pero que competían en Primera División. De este conjunto se
hizo cargo el Sevilla y ahí es cuando empezó la carrera profesional de Romero,
en al año 2005: “Fue una época que recuerdo con mucho cariño porque fue el inicio
de mi carrera”. Dos años más tarde fichó por el Rayo donde llegaron los
títulos. “Ganamos la primera Copa de la Reina en mi primer año. Luego mas ligas
y copas, y la verdad que al principio fue difícil porque me costó irme de mi
casa, pero luego fue muy bonito”.

En 2010 recayó en el Espanyol: “Me costó
menos adaptarme porque conocía a la mayoría de jugadoras. Ganamos ligas, copas
y ahí fue cuando empezó mi mala suerte con las lesiones, donde me rompí el
cruzado y fue bastante duro. Estaba en un momento increíble porque iba incluso
con la Selección”. Fueron años complicados para Ana Romero porque, en su
traspaso al Barcelona en 2013, también recayó de la lesión. Fichar por el
conjunto culé fue un gran salto en su carrera, pero a la vez tuvo que reponerse
tanto física como mentalmente. Estuvo dos años. Dos años en los que ganó ligas,
pero le quedó la espina clavada de marcharse de ahí con la copa: “Fue doloroso
porque me hubiera gustado despedirme del Barça habiendo ganado ese título, pero
me fui a Valencia”.

Antes de dar el salto internacional,
‘Willy’ llegó en 2015 al conjunto valencianista. “Fue muy difícil. Fue un año
donde no terminé de adaptarme nunca y donde me rompí los isquiotibiales. Estuve
cinco meses en el dique seco. Lo bueno de ese momento fue que acabé muy bien
esa temporada y me sentí muy bien la última parte”. Pero siempre hay una luz al
final del túnel y la delantera vio claro el poner un pie en el extranjero, y
por ello marchó a Holanda. “Han sido dos años importantes para mí. He aprendido
otro idioma, he aprendido otra cultura, he conocido otra manera de jugar al
fútbol. Mirando la vista atrás para mi Ajax ha sido una experiencia positiva”. Desde
Ámsterdam ha seguido muy de cerca la Liga Iberdrola: “He seguido siempre la
liga siempre que he podido. Las diferencias con el fútbol español es que aquí
no se trabaja tanto la táctica y los equipos son más físicos, aunque la liga
española, además de ser una liga más técnica, cada año es más fuerte y ahora
mismo es superior a la holandesa”.

Nueva etapa, nuevos propósitos y nuevos
retos, pero el primero para Ana Romero es conseguir ser importante y, sobre
todo, ayudar al equipo como lo es Joaquín Sánchez: “Espero ser como Joaquín en
el Betis Femenino, que parece que en vez de sumar años va restando. No me
siento que tenga 30 años”. Aún le queda un partido con el Ajax y, a partir de
ahí, comenzará una nueva vida para Ana Romero, en este caso, una nueva vida
vestida de verdiblanco.

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021