_Real Sociedad

A la segunda fue la vencida

Javi López @javilopezgomz 05-11-2019

La figura de Imanol Alguacil es indisociable a la Real Sociedad. Primero como jugador, ocupando el carril derecho durante ocho temporadas (1990/91-1998/99), y más tarde como técnico, donde se inició en los banquillos en 2013 como segundo entrenador del Sanse, el filial. En la actualidad, las cosas han cambiado bastante: Alguacil lidera al primer equipo en LaLiga y compite entre los mejores en los puestos de cabecera.

En un periodo intermedio desde entonces hasta el día de hoy, en marzo de 2018, Alguacil asumió las riendas de la Real Sociedad por primera vez. Eusebio Sacristán había sido destituido a causa de una temporada irregular y, a falta de nueve jornadas, la directiva pensó que el parche lo tenía en casa. Alguacil subió para cerrar el curso como interino y luego volvió al B, pues el primer equipo arrancó un nuevo proyecto con Asier Garitano. Sin embargo, la etapa Garitano hizo aguas en diciembre y el técnico del Sanse fue de nuevo el recurso.

(Getty Images)

Con su llegada, el equipo cambió la dinámica. De hecho, su reestreno fue con victoria en el Bernabéu (0-2). Y desde entonces, todo fue para arriba, hasta el punto de que la clasificación a Europa League fue posible en la última jornada. No obstante, una derrota contra el Espanyol, rival directo en la lucha por el ansiado puesto, arruinó el sueño europeo. Pero su más que notable papel fue premiado con la continuidad y, esta vez sí, con la suerte de iniciar y planificar la temporada desde el puesto de mando.

 Las llegadas de Martin Odegaard y Portu son las mejores noticias de la temporada realista y el gran motivo del momento de forma que se vive en el nuevo Anoeta. Pero también lo es la mano de Alguacil, quien ha dotado de identidad propia al equipo y hace prever una gran temporada en San Sebastián.

Tan solo hizo falta una segunda oportunidad para que un hombre de la casa, con validez demostrada, pasara de ser un recurso a una prioridad. El experimento que en estos días pocos equipos se atreven a realizar está saliendo bien y la afición txuri urdin al fin vive de nuevo ilusionada, del mismo modo que lo estuvo en el ya lejano principio de siglo.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La figura de Imanol Alguacil es indisociable a la Real Sociedad. Primero como jugador, ocupando el carril derecho durante ocho temporadas (1990/91-1998/99), y más tarde como técnico, donde se inició en los banquillos en 2013 como segundo entrenador del Sanse, el filial. En la actualidad, las cosas han cambiado bastante: Alguacil lidera al primer equipo en LaLiga y compite entre los mejores en los puestos de cabecera.

En un periodo intermedio desde entonces hasta el día de hoy, en marzo de 2018, Alguacil asumió las riendas de la Real Sociedad por primera vez. Eusebio Sacristán había sido destituido a causa de una temporada irregular y, a falta de nueve jornadas, la directiva pensó que el parche lo tenía en casa. Alguacil subió para cerrar el curso como interino y luego volvió al B, pues el primer equipo arrancó un nuevo proyecto con Asier Garitano. Sin embargo, la etapa Garitano hizo aguas en diciembre y el técnico del Sanse fue de nuevo el recurso.

(Getty Images)

Con su llegada, el equipo cambió la dinámica. De hecho, su reestreno fue con victoria en el Bernabéu (0-2). Y desde entonces, todo fue para arriba, hasta el punto de que la clasificación a Europa League fue posible en la última jornada. No obstante, una derrota contra el Espanyol, rival directo en la lucha por el ansiado puesto, arruinó el sueño europeo. Pero su más que notable papel fue premiado con la continuidad y, esta vez sí, con la suerte de iniciar y planificar la temporada desde el puesto de mando.

 Las llegadas de Martin Odegaard y Portu son las mejores noticias de la temporada realista y el gran motivo del momento de forma que se vive en el nuevo Anoeta. Pero también lo es la mano de Alguacil, quien ha dotado de identidad propia al equipo y hace prever una gran temporada en San Sebastián.

Tan solo hizo falta una segunda oportunidad para que un hombre de la casa, con validez demostrada, pasara de ser un recurso a una prioridad. El experimento que en estos días pocos equipos se atreven a realizar está saliendo bien y la afición txuri urdin al fin vive de nuevo ilusionada, del mismo modo que lo estuvo en el ya lejano principio de siglo.

_Destacado

¿Real de Champions?

David Orenes @david_lrl
02-12-2019

_Real Sociedad

A la segunda fue la vencida

Javi López @javilopezgomz
05-11-2019