_Femenino

14.73: Un salto de oro

Patricia Muñoz @patrims 05-03-2019

etiquetas:

Hace exactamente un año celebrábamos su bronce en los Mundiales en
pista cubierta de Birmingham con una marca de 14.40 metros. Meses después sería
el Campeonato de Europa celebrado en Berlín el que le permitiría mejorar su
marca personal (14.44) para llevarse otro bronce. Sin embargo, no ha sido hasta
este 2019 cuando la triplista española Ana Peleteiro ha logrado su absoluta
consagración. Centímetro a centímetro, la gallega ha conseguido escalar puestos
hasta subirse al primer cajón del podio europeo. Un salto de 14.73 para romper
el récord de España y para alzarse como campeona de Europa en el meeting de
Glasgow.

En un concurso final muy reñido en el que la diferencia entre la
primera clasificada y la quinta (la portuguesa Susana Costa, empatada con su
compatriota Patricia Mamona) sería cuestión de 20 centímetros, la española sacó
toda su garra y dio un verdadero golpe sobre la mesa. No alcanzó la mejor marca
europea del año (14.81), lograda por la rusa Yekaterina Koneva en Moscú, pero
sí se consagró como la mejor triplista española de todos los tiempos. Cuando se
iban a cumplir 12 años de la mejor marca española de la historia, la lograda
por Carlota Castrejana (14.64) en Birmingham, la gallega pulverizó dicho récord
y, cómo no, su propia marca personal.

A sus 23 años y ya con infinidad de reconocimientos a sus espaldas
– Plusmarquista nacional juvenil y júnior, campeona Mundial sub-20 en 2012
(Barcelona), Premio Princesa de Asturias (2013), bronce en el Mundial de
Birmingham (2018) y bronce en el Europeo de Berlín (2018) –, la española ya ha
sentado las bases de una carrera que apunta muy alto. La precocidad de su
primer reconocimiento mundial, con tan solo 16 años, le hizo llegar al éxito de
manera temprana, lo que provocó que “la caída” fuera más dura. Tras varios años
de sequía y ciertamente perdida, la gallega cruzó caminos con el mítico campeón
olímpico en salto de longitud (Sídney, 2000), el cubano Iván Pedroso.

Ahora retirado y ejerciendo de entrenador de estrellas como la venezolana
Yulimar Rojas o el campeón olímpico portugués Nelson Évora, Pedroso vio el
potencial y la valía de la joven Peleteiro y no dudó un instante en incluirla
en su grupo de élite. Un grupo al que la gallega llegó como una joven promesa,
tímida y con cierta falta de confianza en sí misma, y en el que ha evolucionado
y se ha convertido en una atleta de élite más, al nivel de los más grandes.
Peleteiro, ahora sí, se reivindica como una de las favoritas para próximas
citas europeas y, por qué no, mundiales.

De esta manera, el nombre de Ana Peleteiro figurará para siempre
en la historia de estos Europeos de Glasgow en los que la delegación española
ha dejado huella. Un total de seis medallas para superar las cuatro preseas del
pasado meeting en pista cubierta celebrado en Belgrado. Tres oros – Peleteiro
(Triple salto), Jorge Ureña (Heptatlón) y Álvaro de Arriba (800 metros) –; dos
platas – Óscar Husillos (400 metros) y equipo de relevos (4×400 metros) – y un
bronce – Jesús Gómez (1.500 metros). Tres días redondos para lograr una de las
mejores participaciones españolas en dicho certamen. Una participación marcada
por la ilusión, la satisfacción del trabajo bien hecho y, en el caso de Ana
Peleteiro, marcada por un salto que vale oro.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Hace exactamente un año celebrábamos su bronce en los Mundiales en
pista cubierta de Birmingham con una marca de 14.40 metros. Meses después sería
el Campeonato de Europa celebrado en Berlín el que le permitiría mejorar su
marca personal (14.44) para llevarse otro bronce. Sin embargo, no ha sido hasta
este 2019 cuando la triplista española Ana Peleteiro ha logrado su absoluta
consagración. Centímetro a centímetro, la gallega ha conseguido escalar puestos
hasta subirse al primer cajón del podio europeo. Un salto de 14.73 para romper
el récord de España y para alzarse como campeona de Europa en el meeting de
Glasgow.

En un concurso final muy reñido en el que la diferencia entre la
primera clasificada y la quinta (la portuguesa Susana Costa, empatada con su
compatriota Patricia Mamona) sería cuestión de 20 centímetros, la española sacó
toda su garra y dio un verdadero golpe sobre la mesa. No alcanzó la mejor marca
europea del año (14.81), lograda por la rusa Yekaterina Koneva en Moscú, pero
sí se consagró como la mejor triplista española de todos los tiempos. Cuando se
iban a cumplir 12 años de la mejor marca española de la historia, la lograda
por Carlota Castrejana (14.64) en Birmingham, la gallega pulverizó dicho récord
y, cómo no, su propia marca personal.

A sus 23 años y ya con infinidad de reconocimientos a sus espaldas
– Plusmarquista nacional juvenil y júnior, campeona Mundial sub-20 en 2012
(Barcelona), Premio Princesa de Asturias (2013), bronce en el Mundial de
Birmingham (2018) y bronce en el Europeo de Berlín (2018) –, la española ya ha
sentado las bases de una carrera que apunta muy alto. La precocidad de su
primer reconocimiento mundial, con tan solo 16 años, le hizo llegar al éxito de
manera temprana, lo que provocó que “la caída” fuera más dura. Tras varios años
de sequía y ciertamente perdida, la gallega cruzó caminos con el mítico campeón
olímpico en salto de longitud (Sídney, 2000), el cubano Iván Pedroso.

Ahora retirado y ejerciendo de entrenador de estrellas como la venezolana
Yulimar Rojas o el campeón olímpico portugués Nelson Évora, Pedroso vio el
potencial y la valía de la joven Peleteiro y no dudó un instante en incluirla
en su grupo de élite. Un grupo al que la gallega llegó como una joven promesa,
tímida y con cierta falta de confianza en sí misma, y en el que ha evolucionado
y se ha convertido en una atleta de élite más, al nivel de los más grandes.
Peleteiro, ahora sí, se reivindica como una de las favoritas para próximas
citas europeas y, por qué no, mundiales.

De esta manera, el nombre de Ana Peleteiro figurará para siempre
en la historia de estos Europeos de Glasgow en los que la delegación española
ha dejado huella. Un total de seis medallas para superar las cuatro preseas del
pasado meeting en pista cubierta celebrado en Belgrado. Tres oros – Peleteiro
(Triple salto), Jorge Ureña (Heptatlón) y Álvaro de Arriba (800 metros) –; dos
platas – Óscar Husillos (400 metros) y equipo de relevos (4×400 metros) – y un
bronce – Jesús Gómez (1.500 metros). Tres días redondos para lograr una de las
mejores participaciones españolas en dicho certamen. Una participación marcada
por la ilusión, la satisfacción del trabajo bien hecho y, en el caso de Ana
Peleteiro, marcada por un salto que vale oro.

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021