Se habla de:

Real Madrid

article title

Zidane, un catálogo de decisiones reprochables

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Zinedine Zidane, la poesía que vertía sobre el campo jamás desaparecerá de la retina de los que, como un servidor, lo elevamos a los altares futbolísticos y le hicimos un hueco en la memoria histórica de un bendito deporte llamado fútbol. Su elegancia y su clase serán eternas y permanecerán inalterables al paso del tiempo.

Tal y como sucedió allá por 2001, Zidane volvió a instalar la ilusión en el madridismo aquel 4 de enero de 2016, fecha en la que Florentino y toda la hinchada merengue depositaron en él todas sus esperanzas. Fue el día en que el mito se adueñó del banquillo madridista. El francés no decepcionó a sus fieles, bastándole cinco meses para convertir al Real Madrid nuevamente en campeón de Europa.

Si algo ha acompañado a Zizou en la temporada y media que está cerca de alcanzar como entrenador del primer equipo, ha sido la famosa ‘flor’, cajón de sastre lingüistico en el que se terminan vaciando multitud de términos relacionados con la ‘suerte’. Y es que, efectivamente, no es descabellado imaginar que en multitud de ocasiones esa ‘suerte’ necesaria para alcanzar la gloria en diversidad de situaciones cotidianas ha escoltado al técnico francés.

Aún así, resulta disparatado concluir que los éxitos alcanzados por el Real Madrid bajo el mando de Zidane han de atribuirse exclusivamente a la fortuna o al azar. La regularidad en los resultados cosechados hace suponer una mayor variedad de elementos como agentes del triunfo. Sin embargo, y tras un período prudencial, cabe destacar una serie de decisiones probablemente reprochables al Zidane entrenador que podrían integrar un catálogo, quizá un decálogo, de críticas hacia su labor como entrenador del Real Madrid hasta la fecha.

REPROCHE 1: LA BBC POR DECRETO

Si algo dejó claro Zidane a su llegada al banquillo merengue, fue que jugarían los que en mejor estado de forma se encontrasen en cada momento, aunque con un matiz: si la BBC estaba disponible, jugaría siempre. Con ésto último ha sido incondicional, cumpliendo con ello estrictamente, aún corriendo riesgos elevados en ocasiones, como se pudo comprobar en el pasado Clásico, en el cual alinear a Bale recién superada la lesión que arrastraba desembocó en una nueva baja del galés que compromete su presencia en la fase decisiva de la temporada.

REPROCHE 2: LA POSICIÓN DE BENZEMA Y LA RECONVERSIÓN DE CRISTIANO

Nadie duda de la calidad y capacidad de asociación del futbolista francés. Su posición en el frente de ataque, por contra, genera controversia. Escorado a banda o situado por detrás del delantero, Karim ha mostrado sus virtudes con máximo esplendor, mas habitualmente aparece como referencia ofensiva. Además, la pérdida de facultades físicas de Cristiano invita cada vez más a un intercambio de posición con el crack francés. Las eventuales ocasiones en que así ha sido, CR7 ha demostrado que su reconversión en CR9 comienza a resultar necesaria.

REPROCHE 3: MAYOR PROTAGONISMO PARA ISCO

Los detractores del malagueño señalarán su irregularidad en el juego para justificar la escasa continuidad en sus apariciones. El centrocampista de Arroyo de la Miel puede alternar actuaciones magistrales con presencias testimoniales, sin embargo en cualquiera de las dos situaciones el resultado es idéntico: pasar del once al banquillo sin motivo aparente. Jugador con criterio, sus características como jugador le permiten ejercer de enganche con los delanteros con maestría, controlar el juego, filtrar pases imposibles, aportar gol… De terminar alzando el campeonato liguero, se podría catalogar el título como ‘La Liga de Isco’, aún sin gozar de toda la continuidad que sus méritos probablemente hayan merecido.

REPROCHE 4: MARCO ASENSIO EN LA GRADA

El descaro de Marco Asensio lo convierte en una de las sensaciones de la temporada. Si bien Zidane fue el primero en apostar por el talento de la joven perla madridista desde pretemporada, no es menos cierto que Asensio se ha ganado con sus actuaciones disfrutar de mayor protagonismo en el equipo. Un protagonismo del que ha disfrutado a cuentagotas, alternando actuaciones brillantes como titular o desde el banquillo con presencias en la grada que el aficionado difícilmente ha logrado comprender.

REPROCHE 5: MORATA Y LUCAS VÁZQUEZ, O SU INFRAUTILIZACIÓN

Zizou ha sido consciente desde el principio de que cuenta con una plantilla amplia y de calidad, y de que dicha profundidad le podría ser de utilidad para la consecución de los objetivos. Sin embargo, la alineación ha sido innegociable en las citas comprometedoras. Jugadores como Morata o Lucas Vázquez, que siempre cumplieron con su cometido y ofrecieron grandes beneficios al equipo en sus apariciones, han venido desapareciendo de las alineaciones, en ocasiones de las convocatorias, en partidos trascendentales. La gestión humana de Zidane ha sido excelente en muchos aspectos. Por contra, ha sido incapaz de apostar por jugadores como Isco, Asensio, Morata o Lucas Vázquez cuando probablemente se lo habían ganado con sus actuaciones.

REPROCHE 6: RIGIDEZ DEL SISTEMA TÁCTICO

Con la BBC por decreto, el entrenador francés se ve abocado a un sistema 4-3-3 prácticamente por obligación. Un sistema con el que el equipo sufre defensivamente por la ausencia de ayudas a los laterales en faceta defensiva de los integrantes del tridente, y la frecuente inferioridad numérica en el centro del campo ante sus rivales. Con un 4-4-2, o incluso 4-5-1, infrecuentes, las sensaciones del equipo en materia defensiva mejoran ostensiblemente lo cual se vio reflejado, por ejemplo, en Ipurúa.

REPROCHE 7: EL NIVEL DE DANILO Y COENTRAO

Quizá el de menor peso entre los reproches al galo. Danilo y Coentrao son los recambios naturales de los laterales titulares, Carvajal y Marcelo. Las rotaciones se han dirigido habitualmente a ellos, aunque quizá Lucas Vázquez y Nacho podrían haber sido recursos válidos y preferibles ante el pésimo nivel ofrecido por ellos.

REPROCHE 8: ROTACIONES SIN DISCRIMINACIÓN

Zidane dejó claro en diferentes fases de la temporada que usaría las rotaciones para dosificar el esfuerzo de su plantilla. Lejos de realizarlas paulatinamente, como suele ser costumbre para la mayoría de entrenadores, el técnico francés no ha dudado en modificar su alineación de un encuentro a otro hasta en dos tercios del once. En general, la arriesgada apuesta ha funcionado en resultados y en motivación de sus futbolistas, aunque en ocasiones la inactividad de ciertos miembros de la plantilla se ha puesto de manifiesto.

REPROCHE 9: LIGERAS LAGUNAS EN CONFECCIÓN DE PLANTILLA

Si bien la plantilla madridista es considerada de forma generalizada como una de las más completas de Europa, existen ciertas lagunas en puestos específicos. Un problema que se manifiesta especialmente en la posición de mediocentro defensivo, lugar en el que Casemiro no dispone de un recambio de garantías y similares características, fundamentales para el sistema táctico del equipo. Aunque el problema está en el origen, se le supone a Zizou cierta responsabilidad en la confección de una plantilla a su medida y capacitada para afrontar cualquier imprevisto durante una temporada saturada de compromisos.

REPROCHE 10: RENOVACIÓN DE PEPE

Pese a su edad, el central portugués ha demostrado con creces su capacidad para continuar aportando enormemente por su fútbol y un compromiso fuera de toda duda. Si el entrenador cuenta con peso para la toma de decisiones deportivas, Pepe debería haber sido renovado por méritos propios.

Un decálogo de reproches puede resultar exagerado a tenor de los resultados obtenidos por un entrenador relativamente inexperto, con un recorrido escaso en los banquillos al más alto nivel. Por ello, su margen de perfeccionamiento y sus expectativas de corrección de errores cabrían esperarse superiores. No se debe obviar que, aunque con una plantilla confeccionada para ello, el técnico galo ha logrado conducir al Real Madrid a la consecución de grandes títulos y a mantenerse en la disputa de Liga y Champions hasta el final, llegando además en óptimas condiciones al momento crucial de la temporada. Un decálogo de reproches debe servir de estímulo para mejorar. Para mejorar desde el conocimiento de que cuantitativa y cualitativamente los méritos contraídos por Zidane en su trayectoria como entrenador del Real Madrid superan, hasta la fecha, cualquier reproche que se pueda señalar sobre su gestión.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados