Se habla de:

Baloncesto

article title

Željko Obradović, el rey del baloncesto europeo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El baloncesto europeo siempre ha estado plagado de grandes estrellas, jugadores capaces de hacer enloquecer una grada con su talento innato. Desde Meneghin hasta Spanoulis, pasando por Petrović, Sabonis o Bodiroga. Pero desde 1992 nadie es más determinante en el viejo continente que Željko Obradović. Ese mismo año, a la precoz edad de 32, el maestro serbio ganaba su primera Copa de Europa con el Partizán de Fuenlabrada (por cierto, y aunque ahora no viene al cuento, preciosa historia) ante el Joventut.

Precisamente, dos años más tarde y esta vez a las órdenes del equipo de Badalona, Obradović consiguió la segunda corona europea. Un año más tarde, en 1995, repetiría la historia al frente del Real Madrid. Varias temporadas después, Željko trasladaría su reinado a Grecia para dirigir a Panathinaikos con el que conseguiría cinco Copas de Europa o, ya, Euroleague entre el año 2000 y 2011.

Getty Images

En los últimos años, desde Turquía se ha hecho una gran inversión en baloncesto. Tanto a nivel de clubes (véase Anadolu Efes, Fenerbahçe, Galatasaray o Darussafaka) como a nivel publicitario (Turkish Airlines es el patrocinador principal de la Euroleague, a la que da nombre). Ahí es cuando Fenerbahçe, con una inversión al nivel de los grandes de Europa, apostó por el rey Zeljko. Quién mejor que él para conquistar Europa, terreno hasta esta temporada desconocido para cualquier conjunto turco.

 

Getty Images

 

Desde su llegada, Fenerbahçe se ha codeado con los más grandes. Pisando la Final Four por primera vez hace tres temporadas y repitiendo en las dos siguientes. Hasta tocar la gloria en esta, en casa.

En tierras turcas, tras una temporada con bastantes dudas en tramos de la misma en parte provocadas por la baja de Bogdan Bodganovic, Fenerbahçe ha demostrado ser el equipo que mejor ha llegado al tramo decisivo de la temporada. En semifinales, desconectó al Real Madrid en el que solo pudieron brillar Llull (28) y Carroll (21).

http://www.euroleague.net/

En la gran final y ante el incansable Olympiacos de Spanoulis, Obradović tiró de pizarra, esa que le ha hecho reinar Europa desde 1992, para imponerse y dejar en Estambul la primera para el baloncesto turco. Con una gran plantilla, no exenta de talento, Fenerbahçe ha marcado la diferencia desde su juego interior. La pareja Vesely – Udoh (MVP de la Final Four) ha sido demasiado para los rivales gracias a su físico, permitiéndoles transiciones rápidas y cambios defensivos sin que el equipo se resienta. La calidad la ha puesto Bogdan Bogdanovic, en la que puede ser su última temporada antes de zarpar a la NBA.

Porque como bien ha dicho Josep María Izquierdo, ayudante del rey Zeljko en Badalona y Estambul, “es un puto crack”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies