Fútbol ex-soviético

article title

¿Yarmolenko fuera de Kiev? Misión imposible

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Desde hace un tiempo, temporada tras temporada, cada vez que se abre el mercado de fichajes, un nombre aparece año sí, año también, como una posible incorporación de lujo para los grandes clubes europeos, esos que por historia y talonario abarcan la mayor cantidad de talento entre sus filas, esos que son capaces de fichar a quien sea, y más cuando las diferencias monetarias son cuantiosas, pero que en este caso, contra todo pronóstico todos sus esfuerzos por captar una estrella más para sus filas, han sido inútiles.

El jugador al que me refiero no es otro que Andriy Yarmolenko, un diablo ucraniano con el cuero en los pies, que no termina de salir de su país natal, rumbo a una de las ligas predominantes en el viejo continente.

Miembro del Dinamo de Kiev, uno de los grandes en su país, sus actuaciones al este europeo le han dado un caché muy interesante, tanto, como para ser cortejado por bellas damas con la camiseta de los Spurs, nacidas en Liverpool, o incluso de la ciudad condal, según se apuntó en su momento.

Y es que su calidad no ha dejado indiferente a nadie. Eléctrico y habilidoso, es un auténtico puñal en el uno contra uno, que gracias a una visión de juego extraordinaria e instinto goleador, le hacen ser una pieza tremendamente versátil para la pizarra ofensiva de cualquier técnico.

Con tal nivel, su salida del Dinamo, buscando una mejora, ya no de contrato, que también, pero sobre todo en cuanto a oportunidades reales de lograr algo importante en Europa y en una gran liga, parecía segura hace un par de años. Sin embargo, sigue en casa, sin moverse, siendo la estrella de un equipo, que no olvidemos que juega la Champions, pero con ese gran duda por resolver en su currículum, de hasta dónde sería capaz de llegar militando para un club más grande.

Quizás nunca podamos saberlo, quizás permanezca hasta el fin de su carrera deportiva en la capital ucraniana, pero lo que es seguro, es que serán muchos los pretendientes que intenten llevárselo lejos, a un nuevo hogar, donde seguir deslumbrando con su fútbol.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados