Rugby

article title

El 6 Naciones ya tiene campeón

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Javier Señarís | Inglaterra recupera, tras cuatro subcampeonatos consecutivos, el título del 6 Naciones, Irlanda logra su primera victoria y Escocia vence a Francia después de 10 años sin lograrlo.

La penúltima jornada del 6 Naciones se abrió con la contundente victoria de Irlanda sobre Italia por 58-15.

9 ensayos de los jugadores de Joe Schmidt ante una selección italiana que sigue en caída libre. Decía hace unas semanas Diego Domínguez (3 mundiales y 74 partidos con Italia) que el país transalpino está pasando el peor momento rugbístico de su historia. El equipo de Jacques Brunel ha vuelto a los mismos niveles en los que se encontraba cuando entró en el 6 Naciones y no hay ningún motivo que invite al optimismo. El relevo generacional de los jugadores veteranos no existe y con ellos desaparece la escasa competitividad italiana. Se quisieron vender sus dos victorias en un mismo 6 Naciones como el punto de despegue del equipo hacia cuotas más altas cuando en realidad estaban representando el cénit competitivo de una generación de jugadores que a partir de ahí verían disminuir su rendimiento. La contundente derrota en Dublín no sirve para nada más que para certificar un futuro muy poco halagüeño para la selección italiana.

La victoria solo le sirve a Irlanda para estrenar su casillero en un año en el que tenían ocasión de hacer historia y convertirse en el único equipo capaz de ganar el torneo, en solitario, en tres años consecutivos. El agotamiento de los jugadores y la necesidad de buscar alternativas de nivel se han hecho patentes para el XV del Trebol en este 6 Naciones.

Inglaterra 25 Gales 21

Inglaterra buscaba la venganza del pasado Mundial y al mismo tiempo asegurarse la Triple Corona y dejar el torneo practicamente sentenciado en la penúltima jornada.

El equipo de Eddie Jones se dedicó a aprovechar los errores y las imprecisiones defensivas galesas para sumar puntos. 16-0 al descanso, 19-0 en el minuto 45. El partido estaba controlado e Inglaterra se dedicaba a controlar las escasas embestidas galesas. Una patada de George Ford tapada por Dan Biggar permitía al XV del Dragón sumar sus primeros puntos en el minuto 53: 19-7.

Esa jugada aislada no sirvió como detonante de la reacción, Owen Farrell sumó 6 puntos más y el partido llegó con 25-7 al minuto 73.

La tarjeta amarilla a Dan Cole dio a Gales la superioridad numérica necesaria para lograr dos ensayos en 3 minutos, apretar el marcador hasta el 25-21 y tener una posesión para completar una remontada que se hubiése parecido mucho a la del Mundial.

Finalmente Inglaterra se llevó la victoria (pleno para Eddie Jones en sus 4 partidos como seleccionador) y dejó la sensación de que Gales hubiese podido llevarse la victoria en el partido y en el 6 Naciones en caso de haber tenido un planteamiento más decidido en el partido de Twickenham.

Escocia 29 Francia 18

Tras la victoria de Inglaterra, Francia tenía la obligación de ganar en Murrayfield para llegar a la última jornada (Francia vs Inglaterra) con alguna aspiración de ganar el 6 Naciones.

Escocia no defiende bien y Francia tampoco, la ventaja para el equipo de Vern Cotter es que está más ajustado en algunos automatismos que el equipo de Guy Novès (al igual que Eddie Jones, 4 partidos al frente de la selección). Fue en esos pequeños detalles en los que el partido se decantó a favor del XV del Cardo; acciones puntuales, como la del palmeo de espaldas de Stuart Hogg en el ensayo de Tim Visser, le dieron al encuentro sus escasos momentos de brillantez.

Los dos equipos demostraron durante todo el torneo ser los que más actitud ofensiva tenían, les falta mejorar las aptitudes y el rendimiento defensivo. Siguen siendo conjuntos en fase de crecimiento y construcción.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados