Fútbol Europeo

article title

Y llegó la ansiada Décima para la Signora

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras haber conquistado recientemente el Scudetto y haberse clasificado para la final de la Champions eliminando nada menos que al Real Madrid, la Juventus se presentaba esta noche en el Olímpico de Roma en busca de una Coppa Italia que no se veía en las vitrinas del club desde hace 20 años. Temporada, aquella 1994/95, en la que la Juventus consiguió el segundo y último doblete de su historia.

Hasta hoy. Y todo gracias a una final preciosa, combatida, peleada, intensa y con emociones en las dos porterías. Una Coppa Italia, ésta Décima para la Juve, con un sabor especial tras tanto tiempo esperándola y que coloca la guinda en el pastel de una temporada perfecta.

Allegri manda al campo un 3-5-2 con las únicas salvedades de Storari en portería en lugar de Buffon y Llorente en ataque en lugar de Morata, además de la titularidad de un Pogba lejos de su mejor forma en lugar de Marchisio, sancionado. Casi sin tiempo para acomodarnos, una Lazio hipermotivada que presiona cada salida de balón bianconera se adelanta a balón parado a los 4 minutos con un remate perfecto de Radu al que Storari consigue llegar pero no despejar. 0-1.

 

Un gol tan tempranero hace saltar las alarmas entre los bianconeri, que intentan frenar los envites laziales con una posesión de balón más prolongada, aunque en ocasiones cometiendo demasiados fallos no forzados. Pese a todo, no iba a tardar demasiado la Juve en igualar el partido golpeando a la Lazio con su propia medicina: en el 10′ Pirlo saca una falta lateral al área, allí Evra toca de cabeza hacia el centro, donde Chiellini consigue rematar con una acrobacia tan espectacular como efectiva haciendo el 1-1.

Igualdad en el marcador, igualdad en el campo. Éste podría ser el resumen perfecto de lo que resta de partido, ya que no existe un dominador claro ni siquiera hasta el 120′ de encuentro. La Juve intenta tener más el balón, en especial en la primera mitad, mientras que la Lazio, también con especial énfasis en la primera parte, presiona cada balón como si fuese el último.

Entre tanto, ocasiones para ambos equipos, entradas duras, choques, pérdidas de balón, errores no forzados…

Al final, ya en plena prórroga, es Matri quien decide el encuentro en el 97′ tras recibir un balón largo y aprovecharse de un rebote en Mauricio para batir a Berisha y hacer el que sería el definitivo 2-1. Quién se lo iba a decir, a Alessandro, cuando llegó en enero para ocupar esa desagradable posición en la plantilla como es la de ‘quinto delantero’, que sería decisivo para la décima Coppa Italia de la Juventus con el gol que abrió la remontada en Florencia en Semifinales y el tanto decisivo en la prórroga en la Final…

Así pues, con el ansiado doblete en el bolsillo, la Juventus ya ha puesto su punto de mira en Berlín, en el 6 de junio, en el Barça. Y en ese trofeo que haría aun más perfecta, si cabe, la temporada bianconera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados