Se habla de:

Fútbol alemán

article title

El Wolfsburgo sigue en alerta roja

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En Wolfsburgo las alarmas no han parado de sonar desde hace varias semanas. Un club que aspiraba a regresar y consolidarse en la competiciones europeas, rueda cada jornada dando tumbos directo al fondo de la tabla de clasificación. Atrás quedan dichas aspiraciones y ahora lo que imperan son preocupaciones y es que actualmente ocupan la plaza 16ª, solo por delante de los colistas Hamburg SV e FC Ingolstadt, encadenando ocho partidos sin conocer la victoria (solo ganaron en la jornada inicial ante el FC Augsburg).

‘Los Lobos’ no ocupaban una posición tan baja desde la jornada once de la temporada 2012/2013, una situación atípica que solo conocieron los más veteranos del equipo y algunos de los jugadores actuales que en ese momento apenas comenzaban a ser profesionales. ¿Que está pasando en el Wolfsburgo? Varios de los jugadores se han pronunciado y ninguno ha podido dar explicación alguna, el desconcierto es impresionante.

La búsqueda de un nuevo timonel sigue adelante, mientras Valerién Ismaël sigue cumpliendo con su condición de interino, la directiva no ha notado cambio alguno, el poco crédito y posibilidades de que el francés se mantuviera en el cargo están prácticamente desvanecidas. Ya comienzan a descartarse nombres, el primero André Villas-Boas, quien mostró cierto interés en la vacante pero que por ciertas razones no tiene disponibilidad inmediata. Mientras tanto el nombre de Bruno Labaddia, exdirector técnico del Hamburgo, suena con más fuerza en horas recientes, la necesidad de ocupar dicha vacante es inmediata, más de cara a la próxima pausa por eliminatorias mundialistas, momento ideal para realizar los cambios pertinentes.

El Wolfsburgo han mostrado notables debilidades, aunque su principal carencia se ha visto al momento de finalizar las oportunidades de gol, siendo además de los equipos que más las producen. Sumado a esto, hay puntos defensivos que no se logran corregir, el defender en jugadas a balón parado, poca sincronización en la zaga y las constantes faltas en campo propio. Deficiencias que rápidamente fueron detectadas por Ismaël pero que aún no logra solventar, mismos motivos que le llevaron a la destacada decisión de colocar a Ricardo Rodríguez como defensor central, donde el suizo no lo ha hecho mal pero el problema es muy más profundo: actitud, motivación, mente.

Los aficionados se han reunido en las instalaciones del club tras la ultima derrota, no han soportado la situación, en grupo corean: “Queremos gente que luche”, “Jugadores de talonario” y “Millonarios de mierda”. Una situación complicada para un club y un entorno que claramente tenía aspiraciones totalmente distintas. Desde el club también se han manifestado: “Estamos en una situación de mierda. El fútbol es como es, se vive de emociones. Es comprensible que los fanáticos expresen su descontento en términos muy claros”, ha declarado Marcel Schäfer.

“Es inexplicable porque en la segunda mitad ante el Bayer Leverkusen dejamos de jugar al fútbol. No tengo ni idea lo que era, tal vez el miedo a ganar”, fue la opinión de Mario Gomez. “El equipo es bueno, pero no funcionan como equipo, todos juegan por debajo de su potencial”, afirmó Klaus Allofs. Y “no tenemos auto-confianza y eso es evidente en la cancha. Siempre hemos podido manejarlo, pero actualmente parece que es muy difícil para el equipo”, fue lo que afirmó el arquero Diego Benaglio.

Como estas hubieron varias más palabras de la misma índole y todo el equipo se ha manifestado por una situación que para ellos resulta inexplicable. Al igual que se han manifestado en apoyo a Valerién Ismaël, quien dicen, los impulsa y los motiva, aunque eso hasta ahora no se ha visto en ningún rincón. Las sirenas de alerta siguen sonando y el fantasma del descenso comienza a rondar desde ya en ‘la cueva del lobo’.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados