Fútbol inglés

article title

Willy Caballero, un héroe leal

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El pasado domingo, Willy Caballero se convirtió en el nuevo héroe del Manchester City tras detener tres penaltis en la final de la Capital One Cup ante el Liverpool. El argentino dio la victoria a su equipo en la tanda de penaltis al parar los lanzamientos de Lucas Leiva, Coutinho y Lallana y demostró que con él si se puede contar.

El ex del Málaga ha pasado de ser el portero suplente a ser el salvador del City en Wembley. Pellegrini optó a principios de temporada por darle la titularidad en los partidos de copa y el chileno ha mantenido su promesa hasta el final. Los ‘citizens’ consiguieron meterse en la final de la Capital One Cup y, a pesar de la importancia del encuentro, el técnico decidió seguir confiando en Caballero y dejar al arquero titular, Joe Hart, en el banquillo. “Prefiero perder un título que traicionarme a mí mismo” dijo el Pellegrini antes del choque. El argentino recompensó la fe depositada en él con una magnífica y determinante actuación con la que dio a su club un nuevo título.

Desde que llegara en 2014 tras una grandísima campaña con el Málaga, Willy asumió el papel, tan difícil de asumir para un guardameta, de portero suplente en el Manchester City. Desde entonces siempre ha estado a la sombra de Joe Hart, titular indiscutible con la selección y por supuesto con el club de Manchester. Goza de pocas oportunidades y no acapara demasiada atención mediática y cuando lo hace no suele venir acompañada de elogios. “Fue una semana dura para mí pero al final ganamos. Es increíble”.  A pesar de las críticas recibidas durante la semana por su irregular partido de FA Cup ante el Chelsea (5-1) y tras escuchar muchas voces pidiendo la titularidad de Hart, Caballero no se achicó, sacó fuerzas de flaqueza y demostró a toda la afición sky blue su lealtad y compromiso con el club y gritó a todos sus críticos: ¡Aquí estoy yo! Todo trabajo tiene sus frutos y el de Willy Caballero fue convertirse en héroe por un día. Tras la final, todo ha vuelto a la normalidad y el argentino vuelve a ser el simple portero suplente del City, pero siempre recordará aquella gloriosa tarde del 28 de Febrero en Wembley mientras espera a que llegue una nueva oportunidad de lucirse bajo los palos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados