Se habla de:

Fútbol africano

article title

Wilfried Bony, un personaje entrañable

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Diego TERCERO | “Un día pasé a ser delantero e inmediatamente, boom, boom, boom”. Así describe Wilfried Bony, el jugador con más goles en Premier League en 2014, su metamorfosis futbolística. Y es que resulta difícil pensar que un jugador que anotó más goles que Agüero y Rooney el año pasado, fuera defensa central hasta los 14 años y no haga trabajo en el gimnasio. “Yo no levanto pesas, soy fuerte por naturaleza. Veo a chicos del filial levantar 50–100 kg y yo no puedo hacer eso pero en el campo es diferente”.

¿Qué puede hacer Bony? Bueno, la pregunta más bien tendría que ser: ¿Qué no puede hacer? Y es que lo tiene todo, es un jugador completísimo. Lo primero, y más importante para los delanteros, anota gol tras gol. Su peor racha goleadora fue en septiembre del año pasado donde no anotó gol en 6 partidos (en uno de esos 6 jugó 40 minutos y en otro solo 17). Bony jamás ha encadenado 7 partidos sin marcar en toda su carrera, un dato que no debería pasar inadvertido.

Otra fortaleza de Bony es su juego de espaldas a la portería rival. Sigo esperando el día en que un defensa le logre robar un balón que proteja con su cuerpo. Bony decía esto en una entrevista paraThe Guardian: “No, no tienen posibilidad (de quitarme el balón). Así es mi estilo de juego, trato de llevar a los defensas a donde soy bueno. Si el equipo lo necesita, lo hago (retener y cuidar el balón) pero a veces lo hago solo por diversión, para que el rival se enoje y demostrarle que no puede hacer nada”. Un personaje entrañable, sin duda.

El repertorio de Bony, a la hora de definir, es inmenso. Tiene una cantidad de recursos que cualquier delantero envidiaría. Define al primer toque en el área, por arriba va muy bien y cabecea como un especialista, tiene un gran tiro de larga distancia y, para terminar, si no puede definir él, aguanta el balón como ningún otro y crea oportunidades para los compañeros.

Su fichaje por el City

Una ganga

Estamos en una época donde cualquier buen jugador cuesta entre 25–30 millones. Bony costó 36 -de euros-, un buen precio para un delantero al que se le caen los goles y ya está adaptado a la liga. Si a esto le sumamos la venta de Negredo al Valencia -por 28 millones de euros- el negocio es muy bueno. Además, con 26 años, el club se asegura los mejores años de Bony como citizen.

¿Para qué?

El City ha jugado la mayor parte de la temporada con un solo delantero (4–2–3–1) y ahora tiene 4 en su plantilla. ¿Era Bony un fichaje necesario? Sí, con Jovetic y Agüero siendo propensos a lesionarse y Dzeko sufriendo esta temporada con su estado físico, el fichaje de Bony era algo necesario para competir mejor. Basta con recordar que durante la mayor parte de diciembre, las opciones de Pellegrini para esa posición eran Milner y el jugador del filial, José Ángel Pozo. Además, su llegada brinda más opciones tácticas a Pellegrini

¿Segundo o cuarto delantero?

Con Agüero como lógica primera opción, hay dudas sobre quien pueda ser ahora el segundo delantero. Jovetic y Dzeko, por una u otra razón, no han rendido mucho esta temporada por lo que, viendo como viene Bony, lo lógico sería que el marfileño sea el dueño de esa plaza. Si algo tengo claro, es que Wilfried no llega al City a vivir en el banquillo. Minutos tendrá muchos, quedará en él aprovecharlos.

Champions League

Existe cierta confusión sobre si Bony puede o no jugar Champions esta temporada. Bueno, Wilfried sí puede jugar pero existe un problema para el Manchester City: debido a las restricciones del FFP (Fair play financiero) solo pueden inscribir 21 jugadores -no 25 como los demás equipos- en la Champions. Esto significa que tendrían que sacar a un jugador de los ya inscritos para abrirle cupo a Bony.

¿Quién podría ser el sacrificado? De los 21, cinco deben de ser homegrown* por lo que Hart, Boyata, Clichy, Milner y Lampard son intocables. En opinión de la prensa inglesa es Bacary Sagna quien parece destinado a ser el sacrificado. Y es que con Zabaleta como lateral derecho titular y Clichy siendo capaz de jugar en ambos laterales, dejar fuera a Sagna tiene mucho sentido también.

El City se lleva un delantero que, más allá de ser un personaje entrañable y único, es un jugadorazo que anota goles hasta por molestar. De cara al mano a mano contra el Chelsea en la Premier y la durísima eliminatoria ante el Barcelona, Bony puede marcar una diferencia importante.

*Homegrown: un jugador es calificado como homegrown cuando pasó un periodo de 3 años (seguidos o interrumpidos) en un club inglés o galés antes de cumplir 21 años.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados