NBA

article title

Westbrook, a ritmo de récord

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Russell Westbrook, el base de Oklahoma City Thunder, está realizando un comienzo de temporada jamás visto desde hace más de 50 años. Tras la marcha de Kevin Durant, ha terminado por echarse el equipo a la espalda y está promediando un triple-doble en lo que va de NBA.

Este 30 de noviembre consiguió su cuarto triple-doble consecutivo, siendo el noveno de la temporada. Y es que Westbrook lleva más triples-dobles que la suma del resto de la liga. Y no solo se trata de eso, sino que ayuda a su equipo a ganar partidos. La estadística dice que casi siempre que realiza un partido así, su equipo gana.

Estaba jugando un partido malo de cara al aro, pero metió un triple para llevar a su equipo a la prórroga que le hizo venirse arriba. En el tiempo de prolongación sumó 14 puntos, más que todo el equipo rival.

La duodécima victoria de la temporada en 20 partidos les ha llevado a colocarse como líderes en la División Noroeste, por delante de Utah y Portland. En cuanto a la conferencia oeste, están en el quinto lugar, con el objetivo de entrar en playoffs. Si el bueno de Russell sigue jugando así, no cabe duda de que lo conseguirán.

Números de otra época

Desde que Oscar Robertson lograse en la temporada 1961-1962 terminar con un triple doble de promedio (31,1 puntos, 10,5 rebotes, 11,2 asistencias) nadie había conseguido siquiera acercarse.

Por aquel entonces, el estilo de juego era distinto, con una media de 25 posesiones más por partido, lo que daba la posibilidad de realizar más asistencias, canastas y rebotes.

Por su parte, Westbrook lleva números parecidos a Robertson, con un promedio de 31,2 puntos, 10,6 rebotes y 11,3 asistencias por partido.

Se acerca al MVP

Queda claro, que si el jugador franquicia de Oklahoma logra promediar un triple-doble en la temporada, el premio al mejor jugador lo tendría en la mano. La única duda que puede haber es la posición en la que terminen los Thunder, pues la NBA valora mucho no solo los números individuales, sino hasta dónde puede llevar al equipo.

Russell Westbrook dispone de jugadores que le facilitan mucho el trabajo. Tiene a dos torres como Adams y Kanter que le realizan una infinidad de bloqueos para realizar pick and roll o pick and pop y así poder sumar puntos y asistencias. Lo mismo ocurre con Oladipo, Sabonis o Abrines, a los que reparte asistencias para tirar de tres.

La parte complicada a priori son los rebotes. Al tratarse de un base de tan solo 1.90 de estatura, resulta extraño que pueda acumular más de 10 por partido. Sin embargo, su potente físico y la ambición que ofrece en cada jugada hace que pelee siempre por el balón.

Tras la marcha de Kevin Durant a los Golden State Warriors, parecía que los Thunder se iban a desplomar. El fichaje de Oladipo no se podía comparar mucho a Durant, pero ha sido Westbrook el que ha cambiado.

El pasado año ya realizó una temporada espectacular en cuanto a números individuales. Sin embargo, en playoffs los Warriors les remontaron un 3-1 que dolió mucho en la franquicia. La cuestión es si este año puede llevar a su equipo a conseguir cosas importantes en la postemporada.

El base de los Thunder es un jugador divertido de ver. No tiene miedo a nadie y machaca el aro siempre que puede. Lleva dos años consecutivos obteniendo el MVP en el partido del All-Star con anotaciones brutales. Su único fallo puede ser el precipitarse en momentos decisivos del partido y querer ser él quien gane, o pierda, el encuentro.

En cualquier caso estamos ante un jugador que puede hacer historia esta temporada y si no tiene un importante bajón en su juego todo hace indicar que está dispuesto a conseguirlo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados