Se habla de:

Tenis

article title

Welcome back, Kvitova

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Seis meses han tenido que pasar para poder volver a ver a Petra Kvitova con una raqueta de tenis en las manos. La tierra batida de Roland Garros se ha convertido en el escenario perfecto para recibir a una campeona que vio peligrar su carrera después de ser víctima de un asalto doméstico a finales de diciembre del pasado año.

Una intrusión en su apartamento de Postejov que terminó con la checa en el hospital siendo intervenida por unas graves heridas en su mano izquierda, la que utiliza para jugar, provocadas por un cuchillo. Muchas han sido las ocasiones en las que Kvitova ha tenido que hacer frente a duros momentos en su trayectoria profesional, pero ninguno como éste. Una experiencia que, realmente, ha marcado un antes y un después en la vida de la tenista, cuya carrera pendió de un hilo.

Unas cinco horas de intervención quirúrgica y meses de rehabilitación que han tenido a la jugadora, a su entorno y, cómo no, al mundo de tenis con el corazón en un puño esperando que pudiera recuperarse. Porque, si bien es cierto, la operación fue todo un éxito y el inicio de la rehabilitación resulto ser muy positivo, la de Bílovec tuvo muchos problemas para sostener su raqueta con firmeza y lograr golpear, como lo hacía antes, a la bola.

Intensidad y garra a partes iguales

Porque si algo definía a Petra Kvitova sobre una pista de tenis era la intensidad, la garra y la potencia en cada uno de sus golpes. Un tipo de juego que, a razón de las cicatrices que han quedado en su mano izquierda, resultaba difícil de recuperar. Tanto es así que la checa tuvo que comenzar a ejercitarse y probar sus habituales movimientos al golpear la bola con raquetas de bádminton y ping-pong antes de llegar a utilizar su raqueta de tenis.

Cerca de 180 días de sufrimiento, dudas, miedos, anhelos pero, sobre todo, de esperanza. La que Kvitova puso en su primera rueda de prensa tras ser operada y la que ha mantenido durante estos seis meses. Un optimismo y una ilusión por volver a lo que siempre ha considerado su vida, el tenis, que le han permitido regresar antes de lo esperado.

Roland Garros, un regreso inesperado

Un retorno previsto para Wimbledon que, fruto del esfuerzo de la tenista y de su equipo de recuperación, se ha podido adelantar hasta Roland Garros, torneo en el que la checa entraba como cabeza de serie número 15 y en el que se estrenó con victoria – después perdería en segunda ronda ante Bethanie Mattek-Sands –. Y es que, a pesar de su inactividad, Kvitova ‘solo’ ha caído hasta el puesto 16 de la clasificación WTA, una posición que le permitirá acceder a las competiciones más importantes en lo que queda de año.

Un año que se torna muy diferente para la bicampeona de Wimbledon, que afronta una segunda etapa en su carrera tenística como si fuera un sueño hecho realidad. Porque, a pesar de la dura experiencia vivida, la checa vuelve reforzada, con más ganas e ilusión, si cabe, que antes de sufrir el asalto. Porque su carrera pendió de un hilo y estuvo a punto de decir adiós a su mayor pasión. Porque volvemos a tener la clase y el buen juego de una Petra Kvitova cuya mano parece intacta y cuya sonrisa brilla más que nunca. Porque, ahora sí, ¡bienvenida de nuevo, Kvitova!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies