FC Barcelona

article title

Vuelve Iniesta, ¿vuelve el estilo?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El regreso a la actividad de Andrés Iniesta, que apunta a titular en el gran clásico del fútbol español ante el Real Madrid, supone un espaldarazo para los más “puristas” en el Barcelona, que piden recuperar un estilo algo deteriorado en los últimos partidos. Luis Enrique confirmó que el centrocampista español se encuentra “al cien por cien” tras superar una lesión de rodilla que lo tuvo más de un mes lesionado y la cuestión ahora es saber con qué ritmo competitivo reaparece. Porque un clásico exige mucho más de lo normal y más conociendo lo exigido que está el conjunto azulgrana.

Iniesta sufrió el 22 de octubre una rotura parcial del ligamento lateral externo de la rodilla derecha durante el partido ante el Valencia tras una dura entrada del centrocampista argentino Enzo Pérez, aunque su evolución fue satisfactoria y acortó los plazos de recuperación. Luis Enrique recordó que no podrá jugar ante el Hércules en la Copa del Rey al arrastrar una sanción de la pasada temporada, pero insistió en que “ya es un jugador a disposición del entrenador”, por lo que tiene grandes posibilidades de reaparecer ante el Real Madrid.

La vuelta de Iniesta es considerada vital para recuperar las principales señas de identidad de un equipo que hizo bandera del juego de asociación y del sometimiento del contrario desde la posesión. Con Xavi Hernández disfrutando de un final de carrera dorado en Qatar, Iniesta quedó esta temporada como garante del estilo, pero su lesión coincidió con un alejamiento progresivo del equipo de esa filosofía en favor de transiciones más rápidas. Uno de los debates es si esto ocurrió por voluntad colectiva o por la ausencia del español.

El Barcelona jugó seis partidos sin su capitán con un balance de tres victorias, dos empates y una derrota. Una estadística que obliga a pensar en una influencia de Iniesta que no sólo tiene que ver con el estilo, sino también con los resultados. O también se podría decir que el viejo estilo propició mejores resultados. El empate en Anoeta fue especialmente doloroso para quienes reclaman un regreso a la esencia. La Real Sociedad -entrenada por un exazulgrana como Eusebio– fue más Barcelona que el propio Barcelona, sometió a su rival a partir de la presión y la posesión. El propio Luis Enrique calificó como “milagroso” el empate.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados