Fórmula 1

article title

Vuelve el Gran Circo de la emoción

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Una salida loca, adelantamientos, grandes maniobras, una batalla táctica entre Mercedes y Ferrari y un duelo de pesos pesados entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. La Fórmula 1 vivió en Barcelona un domingo que recordó a sus mejores tiempos y sueña con recuperar la emoción tras años de monotonía.

“La carrera de Barcelona será recordada como la prueba en la que Fórmula 1 se redescubrió a sí misma tras años de aburrimiento”, analizó hoy el diario italiano “La Repubblica”, que habló del “Gran Premio de la Adrenalina”.

La actual temporada, con la modificación del reglamento y la llegada de los nuevos dueños de Liberty Media, viene trayendo vientos de cambio en la máxima categoría del motor. El resurgimiento de Ferrari y la pareja disputa por el campeonato con Mercedes ya habían devuelto algo de emoción, pero lo que se vio el domingo en pista fue un paso más allá.

Estas son las carreras que queremos ver en la Fórmula 1“, dijo el jefe de Mercedes, Toto Wolff, tras la victoria de Hamilton por delante de Vettel. Después de conseguir la “pole” el sábado, el piloto de Mercedes se vio sorprendido y fue superado por Vettel en la salida en Barcelona. Sin embargo, logró pasar a su rival de Ferrari a 22 vueltas del final -“pasó como un tren”, reconoció el alemán en radio- gracias a una mejor estrategia de su equipo y tras una lucha cabeza a cabeza que se extendió hasta el final.

“Creo que perdí dos kilos en la carrera”, dijo un Hamilton exhausto y excitado tras la carrera. “Fue muy duro. Es realmente un privilegio competir con alguien tan bueno como Vettel. Así deberían ser todas las carreras”.

Sonriente pese al segundo lugar, Vettel reconoció que fue un Gran Premio de primer nivel. “Estuvo divertido”, dijo el alemán. Y todo ocurrió en un circuito, el de Montmeló, que históricamente fue difícil para los adelantamientos. Tanto Vettel como Hamilton dieron una clase de conducción, aunque también hubo héroes silenciosos como el finlandés Valtteri Bottas, que con el coche ya al límite hizo el “trabajo sucio” de contener a Vettel antes de tener que abandonar con su Mercedes.

El caos reinante en la prueba también se cobró como víctimas al finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y al joven holandés Max Verstappen, ganador el año pasado en Montmeló con su Red Bull. Pero eso no impidió ver una carrera de máxima emoción.

El duelo entre Hamilton, tres veces campeón mundial, y Vettel, ganador de cuatro títulos, hizo recordar además a viejas grandes rivalidades. “Es el regreso de los grandes duelos del pasado“, consideró “La Repubblica”.

Sin embargo, a diferencia de grandes rivalidades del pasado como las de Jim Clark con Graham Hill, Nigel Mansell con Nelson Piquet o Ayrton Senna con Alain Prost, la relación entre el británico y el alemán es de respeto y mutua admiración.

Lewis hizo simplemente el mejor trabajo“, dijo Vettel. “Es un honor competir con él“, devolvió gentilezas Hamilton, que parece llevarse mucho mejor con su rival en Ferrari que con el retirado Nico Rosberg, su ex compañero de Mercedes.

De las cinco carreras de la temporada, Vettel y Hamilton ocuparon las dos primeras posiciones en cuatro de ellas. El alemán, que tiene seis puntos de ventaja en el campeonato, ganó en Australia y Bahréin y el británico lo hizo en China y España. Sólo Bottas pudo colarse con su triunfo en Rusia.

Aún está por verse si la emoción podrá sostenerse el resto del año, aunque, según la BBC, la temporada “está en camino de convertirse en un clásico” de la Fórmula 1. Por lo pronto, la próxima carrera, dentro de dos semanas en las estrechas calles de Mónaco, promete mucha adrenalina.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados