Ciclismo

article title

Vueltas nacionales

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El calendario ciclista internacional de 2016 empezó la semana pasada con el Tour Down Under, la prueba inaugural del UCI World Tour que se disputa en Australia y que vio una exhibición de corredores del país organizador que ganaron cada una de las seis etapas y también la general, en este último caso con Simon Gerrans.

Este pleno en una vuelta por etapas de un mismo país no tiene precedente desde la instauración en 2005 del UCI World Tour (por entonces denominado Pro Tour) pero sí en el Down Under porque ya lo lograron los australianos en 2002 cuando la carrera era de un nivel internacional menor. Además la historia del ciclismo es muy amplia y, aunque haya que retroceder muchos años especialmente en las carreras más importantes, existen mucho más casos.

Grandes Vueltas

Las tres grandes vueltas por etapas han tenido alguna edición con pleno de triunfos nacionales. En la Vuelta a España ocurrió únicamente en 1941 con Julián Berrendero ganando la general y otros siete corredores más logrando alguna etapa entre ellos Delio Rodríguez que consiguió doce (de 21 disputadas). Con Europa en guerra y España en la posguerra, fue la edición con menor participación total y apenas hubo extranjeros (el suizo Emile Vaucher fue el mejor en la general con un decimoquinto puesto).

El Tour tuvo un gran eco internacional desde su inicio en 1903 y los franceses solo hicieron pleno en tres ediciones de esa primera década del siglo pasado. En 1905, con once etapas, Louis Trousselier se llevó la general; en 1906 René Pottier ganó la prueba tras cinco victorias parciales y doce días de líder en trece de competición; y en 1907 hubo quince triunfos franceses en catorce etapas (una de ellas, la segunda, tiene victoria compartida) siendo la general final para Lucien Petit-Breton, que en 1908 fue el primero en repetir victoria final en el Tour.

Los casos en el Giro de Italia son muchísimos más, 22. Ocurrió en la primera edición en 1909 (ocho etapas). También pasó durante once ediciones consecutivas en entreguerras (1921-1931). Y el caso más reciente es el de 1949 cuando Fausto Coppi ganó el tercero de sus cinco Giros; en esa edición ocho italianos diferentes vencieron las ocho primeras etapas y tras 19 días de competición doce corredores locales se repartieron todas las victorias.

Pruebas World Tour

Las principales carreras del circuito mundial han visto como algunas de sus ediciones fueron dominadas por un único país. Los franceses lo consiguieron en la París-Niza de 1955 ganada en cinco etapas por Jean Bobet, hermano pequeño de Louison Bobet (en 1951 vencieron en todas las etapas pero la general fue para el belga Roger Decock).

También tuvo cinco etapas la Tirreno-Adriatico de 1967 donde cinco corredores italianos distintos ganaron cada uno de los días siendo el triunfo final para Franco Bitossi.

En la Vuelta a Suiza ha pasado dos veces, en 1941 con tan solo tres etapas (ganó el local Josef Wagner) y en 1942 ya con cinco etapas, cinco ganadores diferentes y triunfo final de Ferdy Kübler, campeón del Tour ocho años más tarde.

Las dos grandes carreras españolas por etapas, al margen de la Vuelta, también han visto plenos de un mismo país y no siempre de España. En la Volta a Catalunya, carrera con más de cien años de historia, una misma nación ganó cada etapa en trece ocasiones, diez de ellas a cargo de los españoles siendo la última en 1960 (con once etapas incluyendo sectores) cuando se impuso en la general el sprinter catalán Miguel Poblet. Mientras que los franceses lo hicieron tres veces: 1920 (cuatro etapas de cinco y victoria final para José Pelletier), 1923 (tres etapas de cuatro y triunfo final para Maurice Ville) y 1927 con victoria de Victor Fontan tras ocho etapas.

En la Itzulia, la Vuelta al País Vasco, hubo pleno extranjero en las dos primeras ediciones, 1924 con Francia y 1925 con Bélgica en ambas ocasiones con tan solo tres etapas. Las siguientes cuatro veces el pleno fue español siendo el más reciente el de 1978 con victoria en la general de José Antonio González Linares tras cinco etapas (con doble sector el último día).

Otras carreras (Siglo XXI)

En el resto de carreras que han formado parte del calendario internacional en los últimos años se ha visto esporádicamente un dominio total de un solo país. Destacan, especialmente, las logradas por corredores extranjeros.

Vuelta a Baviera. Alemania ha hecho pleno en tres ocasiones en esta carrera de cinco días. En 2001 con victoria en la general de Jens Voigt y con Erik Zabel ganando de manera consecutiva las cuatro últimas etapas. En 2007 Alemania mejoró su rendimiento venciendo en cada etapa y copando el podio final encabezado por Stefan Schumacher. Y en 2008 el vencedor final, sin triunfos de etapa, fue Christian Knees.

Tour del Mediterráneo. En esta carrera, disputada por última vez hace dos años, Italia logró un pleno histórico en 2002 al ganar la crono por equipos con Fassa Bortolo y las etapas en línea con Cipollini, Baldato, Lombardi, Petacchi y Bartoli que se llevó la general. Nueve años después Francia repitió el pleno con Feillu venciendo en tres etapas y Moncoutié la general.

Vuelta a la Baja Sajonia. El pleno alemán de 2002 no fue nada en comparación con lo ocurrido en 2006 donde un mismo corredor, Alessandro Petacchi, ganó cada una de las cinco etapas y, obviamente, la general final.

Settimana Coppi-Bartali. Dos plenos italianos en la prueba que lleva el nombre de dos leyendas del ciclismo. En 2004 venció Giuliano Figueras sin necesidad de ganar etapas y en 2011 el triunfo fue de Emanuele Sella, en ambas ocasiones los italianos ocuparon todo el podio final.

Belgas por el mundo. Bélgica tiene dos plenos en este siglo pero los ha logrado en carreras fuera del país. En el Ster Elektrotoer neerlandés de 2004 Boonen (2), van Hecke, Eeckhout y Nuyens se repartieron las etapas y el propio Nick Nuyens lideró la general final. Tres años después Boonen también estuvo presente en el pleno belga del Tour de Qatar venciendo en cuatro de las seis etapas aunque la general fue para el desconocido Wilfried Cretskens en su único triunfo como profesional.

Pleno español. Ha sido bastante habitual ver a ciclistas españoles ganar cada etapa y la general en carreras nacionales. En Asturias ha ocurrido en 2004 y 2006 con cinco etapas (menos significativo fuelo de 2013 y 2015 porque la carrera solo era de dos días). En Burgos también se ha visto dos veces, 2005 y 2011, destacando este último por el nivel de los ganadores de etapa: Samuel Sánchez, Joaquim Rodríguez, Dani Moreno o Mikel Landa. Y en la Vuelta a Castilla y León ha ocurrido en 2002, 2004 (con tres de las cinco etapas ganadas por Alejandro Valverde) y, ya con sólo tres etapas, en 2013 y 2014.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados