Atlético

article title

Vuelta al pasado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Estre 4 de febrero de 2017, se produjeron varios sucesos mucho más propios del 2008 que de hoy en día. Para los que vivimos plenamente aquel año, la jornada de fútbol de ayer fue especial, una oportunidad única para vibrar con nuestros ídolos de aquel entonces, que hoy en día están más cerca del final de su carrera que de su plenitud futbolística. Ayer Casillas volvió a ser Casillas, Cesc Fàbregas volvió a marcar en un partido importante, y Fernando Torres volvió a ser aquel delantero que nos hizo llorar de alegría con su gol en el Prater de Viena. Una vuelta al pasado maravillosa y preciosa.

En el partido de ayer, el Porto de Iker Casillas recibía al Sporting de Portugal, en el partido correspondiente a la jornada 20 de la Liga Nos. El equipo de Casillas y Nuno Espírito Santo, está manteniendo una lucha encarnizada con el Benfica para hacerse con la liga. El Sporting está al acecho, y con una victoria en el estadio del Porto se podía meter de lleno en la lucha por el título. Pero Casillas se crece en los partidos grandes, hizo dos paradas antológicas a sendos remates de cabeza de los jugadores del Sporting. La segunda de ellas en el 93, cuando el partido agonizaba. Coates remata de cabeza, el balón va pegado al poste derecho de la portería de Casillas, pero este vuela y salva el gol con una mano magistral. ‘El Santo’, había aparecido de nuevo, como acostumbraba en 2008, pero no con el Madrid, en esta ocasión era con el Porto.

El siguiente es Cesc Fàbregas. Su Chelsea podía dejar la Premier League muy de cara para sus intereses si vencía al Arsenal en Stamford Bridge. Y así lo hizo, venció por 3-1 a los de Wenger y tiene la liga muy a su favor. Cesc, que no está siendo titular con Conte, salió desde el banquillo para anotar el tercer gol de su equipo, aprovechándose de un error de Petr Cech. Fàbregas no celebró su gol, recordando precisamente el 2008, cuando defendía los colores del Arsenal y era un ídolo para los aficionados gunners. Ayer volvió a hacer lo que hace 9 años hacía, marcar goles para su equipo en partidos decisivos, pero no con el Arsenal como hacía en 2008, sino que ahora lo hace con sus vecinos blues, el Chelsea.

El último protagonista es Fernando Torres. El Atlético de Madrid recibía al Leganés en el Vicente Calderón. A priori podía parecer un partido sencillo, pero nada más lejos de la realidad. El Leganés es un equipo correoso y metió en multitud de problemas al equipo de Simeone. Pero ahí estaba ‘El Niño’, que con dos goles le dio la victoria a su equipo y les sigue dando licencia para soñar tanto en Liga como en Copa, donde tienen que remontar frente al Barcelona. El segundo gol de Torres nos pondrá la carne de gallina a todos los españoles, sin importar el equipo del que seamos. Este tanto es un calco del que anotó Torres en Viena, en 2008, frente a Alemania. Sí, el gol que nos dio nuestra segunda Eurocopa. Entonces ‘El Niño’, metía goles para el Liverpool y para España, ahora lo hace para ‘su’ Atleti.

La jornada de ayer fue preciosa, nos trasladó a una época de gloria para nuestra selección, y lo mejor era que no sabíamos todo lo que nos iba a deparar. Pero ayer fue un día para recordar todo esto, y no hay mejor manera que ver brillar a los que nos dieron la gloria en 2008. Ahora, en el ocaso de su carrera, no destacan tanto como antes, pero nos hacen disfrutar más que en el pasado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados