Motociclismo

article title

Vivir pendiendo de un hilo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Es la noticia que ha vuelto a teñir de negro el mundo del deporte, Nicky Hayden ha fallecido. Ayer lo confirmó el equipo de Red Bull Honda sobre las cinco de la tarde hora peninsular, lo que nadie quería y muchos temían, otra muerte que embrutece al mundo del motor, otra. Esta vez las peores noticias llegarían el Hospital de Cesena, donde el campeón del mundo ha pasado sus últimos cinco días de vida, junto con sus familiares más cercanos. Las fuerzas no acompañaron esta vez para vencer a su peor enemigo.

El paddock y mundo del motor se ha vaciado de halagos ante la persona, compañero y piloto competidor que fue el estadounidense, calificándole con la mejor de las cualidades para una persona, por encima de competidor era una gran persona. Esa energía que irradiaba narrada por todo el mundo. Para llegar a lo más alto no tuvo que hacerse grande para poder pisar a los inferiores, matizando su progreso en una frase: “Ser buen chico no me hace lento en la pista”.

Tras mantenerse 13 años en Moto GP en los que se llegó a proclamar campeón del mundial en Cheste, Nicky se decidió por el Motocross para seguir ligado a las dos ruedas que tanto le han acompañado, y es que de su idilio con el motor se podría hacer un reportaje fotográfico.

La puñetera vida, esa que se lleva todo de ti antes de haber vivido lo que te toca y lo que tú quisieras, esa que llega sin avisar. A sus 35 años se nos va, con una vida por delante dedicada a sus círculos más personales: Familia y motos.

Una vida dedicada a una pasión, con sangre y sudor. Parece una mentira, un sueño, eso de vivir pendiendo de un hilo sobre una moto de 500 centímetros cúbicos o de la mano del riesgo durante los mejores años de tu vida, para acabarla sobre una simple bicicleta.

La grandeza de aprovechar parte de una vida en torno a una pasión, y la crueldad de acabar con ella sin vivir tu destino, dejando atrás a tus seres queridos, a tu pasión y a un futuro por escribir. Y para finalizar un texto, como en ‘American History X’ y con  desdichado final, si no puedes hacer tu propia frase, róbala. Ésta vez del propio Nicky.

La derrota llega cuando te das por vencido, nunca cuando pierdes. DEP Nicky Hayden.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies