África

article title

Vincent Enyeama y el renacer de otro Lille

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Miguel Ángel ROCA – Rompiendo todo estereotipo existente con los porteros africanos, Lille puede presumir de tenerle en nómina. Es Vincent Enyeama, uno de los nombres propios de la presente Ligue 1. Considerado por muchos como el “mejor portero del África Negra”, llegaba al club hace dos temporadas como agente libre. Desde entonces, muchas cosas han cambiado para él. Si bien en su primer año, debió resignarse con ser absoluto secundario, por la competencia que le imponía el sempiterno Mikael Landreau. Tras ello, y una cesión al fútbol israelí durante la pasada campaña, el cambio de técnico en el club lillois le abrió esperanzas. Se marchaba Rudi Garcia, y llegaba René Girard. Se cerraba un ciclo, para abrir otro. Algo, que ha resultado ser toda una bocanada de aire fresco para Enyeama. Con él, ha recuperado la esencia de su “etiqueta”, permitiéndole ser una pieza clave dentro del grupo. Con él, ha logrado permanecer 1062 minutos sin encajar un gol, a escasos números del record histórico de Ligue 1.

Un hito que ha abarcado 11 partidos de imbatibilidad completa. Teniendo a rivales del calibre de Mónaco y Olympique de Marsella como claras víctimas de majestuosas actuaciones del nigeriano. En total, 9 victorias y 2 empates en este periodo. Con varios triunfos por la mínima, y la sensación de que deber gestionar un marcador favorable beneficia claramente al bloque de René Girard. Bloque creyente ciegamente en el trabajo sin balón -desde su trivote de mediocentros Mavuba-Gueye-Balmont- y en las habilidades evidenciadas por su arquero.
Sin embargo, el pasado domingo, tocaba visitar a un Girondins de Burdeos en clara dinámica positiva. Ante ellos, se rompería el récord de Enyeama, llegando la primera derrota de Lille en las últimas 12 jornadas.


Vincent Enyeama con Nigeria, lo veremos en Brasil 2014 | Getty Images

Lo haría, dentro de un contexto en el cual el equipo apenas se había manejado previamente. Recibiendo un tanto en el 27′, y teniendo que remar contracorriente. Ante un rival que, durante muchos minutos de la 2ª parte, sólo priorizó sistema defensivo y contraataque al quedarse con 10. De esta forma, Lille no pudo tener un buen peso ofensivo entre líneas y optó por mucho balón directo -frontal para centrales o a espalda de ellos-. Probablemente, acusando la falta de frescura para gestionar un escenario así. Sin éxito final, el bloque no sumó ningún punto y el gol de Kjaer en propia puerta fue el único que subió al marcador. Un gol, en una situación desafortunada, que dejaba abolida la imbatilidad de Enyeama. Casualmente, en uno de los encuentros más “plácidos” -a nivel de ocasiones- que había vivido el arquero nigeriano esta temporada. Así, el dato estadístico se paraba a 114 minutos del tope marcado por Gaetan Huard en la 92/93 -histórico arquero de Girondins, con efímero paso por el fútbol español-.

Un hecho altamente indicativo de la excelente temporada que vive este renacido Lille. Sin Rudi Garcia, pero con René Girard, la reconstrucción táctica del bloque ha superado las expectativas iniciales creadas. Estilo muy distinto al que predicaba su antecesor, y diferente a lo que fue su Montpellier campeón. Un estilo que no enamorará a románticos del fútbol, pero de tremenda validez y eficacia. Filosofía de juego que le ha posibilitado estar actualmente situado 3º, con 36 puntos, codeándose con los dos “ricos” del campeonato; PSG y Mónaco. Situados en zona privilegiada, despedirán la primera vuelta el próximo 22 de Diciembre. Será para visitar el Parque de los Principes. Será, para ellos, la verdadera prueba de fuego.

[Sigue la actualidad del fútbol francés en @LigueSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados