Fútbol inglés

article title

Villas-Boas y el ‘underdog’: Ganar no es el reto

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – Las batallas, las peleas, las dinámicas, se basan en un duelo de fuerzas, en una carrera de fondo con el único objetivo de lograr una meta que, en muchos casos, es común a varios candidatos. Es aquí cuando aparece el término conocido como underdog.

En toda competición existen equipos favoritos y otros que aspiran a reinar. Es decir, unos que ya han logrado el éxito y otros que tienen la motivación de llegar a la cima. Así, a priori, parece que el dominador se encuentra más estable que el que sobrevive en la sombra. Sin embargo, el underdog afirma que es más difícil mantenerse en la cima que llegar hasta ella.

Un claro ejemplo se personifica en la figura de Andre-Villas Boas. El ahora técnico del Tottenham tocó la cima del fútbol europeo cuando, en la temporada 2010/11, lograba cuatro dorados títulos para el Porto. Así se convertía en un técnico de cierto nivel mediático, de nivel top mundialmente, escaparate que al verano siguiente le permitiría hacer las maletas y convertirse en nuevo entrenador del Chelsea.

Un cambio de aires similar al que en su día hizo Jose Mourinho, pero sus caminos en el fútbol inglés son antagónicos. Andre Villas-Boas llegaba a Stamford Bridge con una estela dorada de éxito, lo que al mismo tiempo le instauraba una exigencia y una tensión que, hasta hoy, sigue manteniendo sobre sus espaldas.

Inglaterra no está siendo esa aventura tan romántica de la que se enamoró el aficionado del fútbol inglés. En el Chelsea no ganó un sólo título e incluso fue cesado antes de tiempo. Un primer fracaso profesional que se vio maximizado cuando, meses después, de la mano de Roberto Di Matteo, su sustituto, el club blue se coronaba campeón de Europa. El portugués quedaba señalado de forma más acentuada.

La rabia de Soldado ejemplifica el mal momento del Tottenham | GETTY

Tras unos meses sin equipo, Villas-Boas firmaba por el Tottenham, logrando en su primera temporada una meritoria campaña que se traduciría en la clasificación para la Europa League, de la mano de un Gareth Bale estelar, magnífico, colosal. Una dura batalla junto a Chelsea y Arsenal dejaron a los Spurs sin el premio de la Liga de Campeones, pero con la competición europea para asegurar ingresos.

En el verano de 2013, ante la segura salida de Gareth Bale con destino Madrid, el Tottenham se reforzó de una forma absolutamente autoritaria, con siete incorporaciones a base de talonario. A priori, White Hart Lane se presentaba como uno de los focos más interesantes de la temporada. Sin Bale, pero con una plantilla interesante a nivel de refuerzos.

Sin embargo, todo lo contrario. El Tottenham no carbura. Las ilusiones de la presente campaña dejaron paso a las dudas en las primeras jornadas, y éstas ya se han convertido en preocupaciones. Las cifras goleadoras del equipo son claros síntomas de que algo no funciona. El ataque se encuentra en época de sequía (11 goles en 13 partidos disputados, de los cuáles 3 han sido de penalti) y sus cifras encajadas no son mejores, con 14 goles encajados (6 de ellos en el Etihad frente al Manchester City). Los Spurs no son esta temporada un equipo competitivo, y la figura de Villas-Boas ya se encuentra bajo un foco de emergencia, con un molesto sonido de alarma, de alerta. El futuro del portugués ya ha sido seriamente cuestionado y su continuidad en White Hart Lane está en el aire, pendiente de resultados a corto plazo.

Un claro ejemplo de underdog. Los estímulos de todo técnico es lograr el éxito, de entrenar a plantillas competitivas, y con ellas ganar títulos. El luso lo consiguió en sus inicios, contra todo pronóstico, rozando el cielo futbolístico, pero a partir de ahí tocaba mantener ese estatus de técnico top, mantenerse en lo más alto de la montaña, y es a partir de aquí cuando sus experiencias en banquillos (ingleses, londinenses ambos) han dejado de lado esa faceta ganadora, y su futuro, como ocurrió en el Chelsea, vuelve a estar en el aire.

[Sigue toda la actualidad del Tottenham en @Spursphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados