Ciclismo

article title

Viento, abanicos, sustos y Bouhanni gana en Albacete

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – La salida de la Vuelta a España de la región andaluza, a través de la provincia de Jaén, solo tenía un aliciente. Encauzado el pelotón por la carretera nacional que une Baeza con Albacete, los últimos 30 kilómetros eran una recta interminable y totalmente descubierta. La meseta manchega, la falta de vegetación y el viento de costado fueron los ingredientes necesarios para que se produjeran abanicos de nuevo.

Una vez neutralizada la fuga del día, formado por Javier Aramendia -cuarto día escapado- y el italiano Elia Favilli, el equipo Sky, de la mano del campeón británico Peter Kennaugh inició las hostilidades. El Eolo manchego comenzó a hacer de las suyas y se unieron las locomotoras de OPQS y Trek en la figura de Cancellara. El pelotón se partió en tres grupos, descolgando solo a ciclistas que ya no tienen nada que hacer en la clasificación general, como Hesjedal, Talansky, Pardilla o Zubeldia.

Ante el discreto efecto en los hombres de la general, el ritmo se tranquilizó hasta que de nuevo Sky y BMC, a los que se unieron luego los habituales Tossato y Bennati de Tinkoff aceleraron de nuevo el ritmo. Esta vez se quedaron descolgados Nairo Quintana y Fabio Aru, que veían escaparse sus opciones en la general en la etapa menos esperada.

Sin embargo, la suerte se les apareció en forma de Giant. Pese a que el equipo neerlandés también colaboró en la formación de este abánico, su velocista John Degenkolb quedó descolgado en el mismo grupo que Quintana y Aru. Con suficientes ciclistas por delante, su equipo pudo conducir a él y, en consecuencia, también a colombiano y sardo, para reconectar con el grupo cabecero.

Un atento Peter Sagan, Michael Matthews e incluso Tom Boonen estaban en condiciones de disputar la etapa, ya en Albacete. Lanzó el sprint OPQS, pero desde lejos lanzó el sprint el francés Nacer Bouhanni, que apareció de la nada. Con impresionante potencia se destacó sobre sus rivales, pero se le acabó el fuel a unos metros de meta. Matthews trató de adelantarle sobre la línea, pero Bouhanni dio un bandazo, considerado posteriormente legal por los jueces, para evitarlo y conseguir su segundo triunfo en esta Vuelta a España.

Tras tanto movimiento, tensión y emoción, las diferencias entres los favoritos se mantienen antes de la segunda etapa de montaña que se disputa mañana. Camino hacia el norte y llegada a la estación de esquí turolense de Valdelinares, tendido ascenso en el Sistema Ibérico, que no debería generar demasiadas diferencias entre los mejores.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados