Fútbol inglés

article title

Viejos vicios sin solución que marcan el camino Citizen

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – El brillo en ocasiones es confundido con el oro, cuando realmente es papel de plata pintado con tintes dorados. Simple apariencia, que si no se analiza en profundidad quizás cree problemas de percepción. Cuando una organización o persona física aparenta poder todo se tenderá a magnificar, y sus decisiones serán tomadas como positivas, casi como universales.

El Manchester City cuenta con uno de los grandes megaproyectos que existen actualmente en el mundo del fútbol. Una plantilla creada a base de talonario, que convierte al Etihad Stadium en uno de los grandes focos del fútbol europeo cada semana, en cada partido.

Contar con el dinero (casi) infinito, ilimitado, del multimillonario propietario del club, Zayed Al-Nahyan, hace que que el conjunto de Manchester tenga cada verano, cada temporada, la oportunidad de poder adquirir a algunos de los mejores futbolistas del mundo. Evidentemente, así es más sencillo, pero no menos destacable, contar con una plantilla competitiva, potente, que encare la gran mayoría de sus partidos con el cartel de favorito.

El Manchester City se consagraba Campeón de la Premier League hace dos temporadas, en 2012, de la mano de un Roberto Mancini criticado, que justo con aquella épica remontada sobre la bocina frente al Queen Park Rangers hizo olvidar cualquier crítica. Sin embargo, las últimas tres temporadas tienen un denominador común.

Un factor negativo está visitando los tres últimos años el Etihad Stadium. Es una visita desagradable, no del todo bienvenida, pero que parece estar convirtiéndose en una situación perjudicial para los Citizens, esta vez entrenados por Manuel Pellegrini.

En la temporada 2011/12, con Roberto Mancini, el Manchester City caía en la Fase de Grupos, tras quedar por detrás de otros equipos como Bayern de Múnich y Napoli. Un resultado sorprendente, que reflejaba un fracaso absoluto para un megaproyecto basado en el dinero, con sus respectivas ventajas y que, pese a ello, no eran capaz de clasificarse para los Octavos de Final. Meses después, caerían también en Europa League, confirmando el bochorno. Un año después, en la pasada campaña 2012/13, la pesadilla sería todavía peor. Los Citizens caerían otra vez en la Fase de Grupos, pero ésta vez como últimos, por detrás de Borussia Dortmund, Real Madrid y Ajax de Ámsterdam.

Tras dos fracasos de forma consecutiva, en la presente, con Manuel Pellegrini en el banquillo, el Manchester City lograba clasificarse para Octavos de Final y, evidentemente, pasar la Fase de Grupos. ¿Noticia? Viendo su potencial, no, pero tras los fracasos anteriores, era un paso adelante, era quitarse un lastre pasado. Sin embargo, pese a ello, volvieron a dejar claro que a este equipo le falta ese "algo" necesario para dar golpes sobre la mesa en Liga de Campeones.

Se disputó el encuentro de ida en el Etihad Stadium entre Manchester City y Barcelona. Evidentemente, queda el encuentro de vuelta en el Camp Nou, pero el 0-2 logrado por el conjunto azulgrana pone muy cuesta arriba la eliminatoria, por no decir prácticamente sentenciada. Marcar mínimo dos goles a domicilio, ante un equipo poderoso como el Barcelona, parece, a priori, tarea complicada, y sus opciones de caer eliminados en Octavos de Final son prácticamente totales.

Un megaproyecto multimillonario capaz de fichar a prácticamente cualquier futbolista que pretenda, que satisface las necesidades de sus entrenadores, que incluso muestra una fortaleza absoluta en el torneo liguero, pero que, pese a ello, a nivel continental, a nivel europeo, sigue demostrando que le falta un aspecto todavía por descubrir. De nada sirve ser uno de los equipos más goleadores del mundo, ni tampoco ser un club que había convertido su estadio en un fortín.

Una eliminatoria competitiva, igualada, de altos vuelos, que evidentemente presentaría más de un problema a los del Etihad Stadium, pero que, tras el 0-2, vuelve a dejar pendiendo de un hilo a un proyecto estratosférico que sigue sin dar un paso adelante a nivel europeo, en la que dicen es la mejor competición de clubes del mundo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados