Se habla de:

Champions League

article title

Víctima del grupo de la muerte

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras 5 jornadas en UEFA Champions League, el vigente bicampeón de la UEFA Europa League dice adiós al pase a siguiente ronda de la máxima competición europea. La primera víctima de la exigencia del grupo de la muerte ha sido el conjunto de Unai Emery. La derrota en Alemania noquea a los sevillistas de la Champions y complica de forma preocupante la participación de los de Nervión en Europa League.

En el Borussia Park, un equipo que llegaba invicto en Bundesliga y con tan solo una derrota desde la llegada de su nuevo entrenador André Schubert, esperaba al Sevilla FC de forma impaciente. El Gladbach buscó los 3 puntos desde el primer minuto apostando por la presión alta y los disparos desde fuera del área. Mientras tanto, el equipo de la capital andaluza esperaba atrás consciente de que su futuro en Champions dependía del partido que la Juventus jugaban ante el City. Con los italianos ganando, el empate le valía a los de Unai para al menos, obtener el mal menor, ser 3º de grupo. Y el empate valía.
 

 

Pero en Mönchengladbach el equipo local demostró tener claro cuál era su objetivo si quería optar a ésa 3ª plaza. Ganar. Si el planteamiento inicial de ambos entrenadores, a priori, era el de tener el balón y dominar el encuentro con futbolistas de corte ofensivo en la medular, el único que ejecutó el plan de su entrenador fue el Borussia.

Con el marcador en contra, volvimos a ver el bloqueo que Unai Emery ya ha mostrado a lo largo de esta temporada. El técnico de Hondarribia antepone su idea inicial por encima del desarrollo del partido. Con la necesidad de encontrar gol, a Emery no se le ocurre nada que no sea lo que se le ocurre en cualquier otro encuentro. Hombre por hombre. Centrocampista por centrocampista. Delantero por delantero. Lateral por lateral.
 

 
Y es que el bloqueo de Unai no es algo nuevo este año. Sin un Aleix Vidal capaz de usar la banda derecha al completo, sin un delantero como Carlos Bacca que no necesita 2 ocasiones para hacer un gol, sin un jugador polivalente como Ivan Rakitic, Emery no es capaz de dar un paso adelante y cambiar de sistema cuando la urgencia apremia.

El Sevilla FC está eliminado de la Champions League. Víctima del grupo de la muerte. Por delante, la única posibilidad de jugar en Europa pasa por ganar a la Juve y esperar a que el Gladbach no haga lo propio ante el City. Y el domingo el Valencia. La víctima puede llegar a tener nombres y apellidos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados