Fútbol alemán

article title

VfB Stuttgart, las 5 claves de su mala temporada

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Por segundo año consecutivo, el VfB Stuttgart volverá a estar inmerso en la batalla por el descenso. Para tristeza de sus aficionados, el club ocupa actualmente el penúltimo puesto de la categoría. En otras palabras: a falta de seis partidos para el cierre del campeonato, son equipo de segunda división. El nivel de la plantilla, junto al regreso de Armin Veh, invitaban a pensar, allá por el mes de agosto, que la temporada transcurriría sin mayores problemas, pero ni el ex entrenador del Eintracht Frankfurt fue capaz de cambiar la dinámica en la que se encontraba el equipo desde el año anterior.

Las cinco claves de la mala temporada

Continuo vaivén de entrenadores: Desde el año 2008, el Stuttgart ha tenido siete entrenadores diferentes en siete años, sin contar a Stevens y a Veh, que repitieron estancia esta temporada. En la pasada campaña hubo tres entrenadores diferentes (Labbadia, Schneider y Stevens) y en la actual ya llevamos dos (Veh y Stevens de nuevo). El holandés, pese a que se ponía en duda su continuidad, parece que entrenará al equipo hasta final de temporada. El club ya se ha puesto manos a la obra trabajando en el futuro: Zorninger o Tuchel, dependiendo de lo que pase en Hamburgo, podrían llegar al club en verano. 5 entrenadores en total en dos años denotan los problemas que atraviesa el equipo: los jugadores no llegan a adaptarse al 100% a sus entrenadores.

Malas decisiones técnicas: El neerlandés Huub Stevens ha sido criticado, usualmente, por las controvertidas decisiones a la hora de hacer las alineaciones y de efectuar los cambios. Gruezo, un mediocentro joven con gran potencial, ha visto como su tiempo de juego ha disminuido, mientras que Leitner, con peores actuaciones, siempre ha contado con más apoyo del técnico pese a no ofrecer un rendimiento digno de elogio. Kostic y Maxim son suplentes en demasiadas ocasiones y Werner juega demasiadas veces en banda pese a ser, en realidad, un nueve. Respecto a los cambios, los aficionados critican, sobre todo, su tardanza. El mejor ejemplo ocurrió este fin de semana: Harnik, con amarilla, hizo una entrada innecesaria a pocos minutos del final y salió expulsado. El carácter. a veces muy impulsivo, del austriaco casi deja al equipo sin los tres puntos. Stevens apuró demasiado el cambio y la jugada estuvo a segundos de salirle muy cara.

Desconcentración en los minutos finales: Uno de los grandes problemas que sigue sin resolverse, y ya van dos temporadas. El VfB lo hace todo bien hasta, aproximadamente, el minuto 70. A partir de ese momento, el equipo se relaja, desconcentra y el miedo aparece en escena.

Jornada 1: Gladbach 1 – Stuttgart 1: Kramer empató en el minuto 90.

Jornada 5: Borussia Dortmund 2 – Stuttgart 2: Immobile empató en el minuto 86.

Jornada 12: Stuttgart 0 – Augsburg 1: Verhaek marcó de penalti en el minuto 72.

Jornada 18: Stuttgart 0 – Gladbach 1: Hermann decidió en el minuto 71.

Jornada 21: Hoffenheim 2 – Stuttgart 1. Rudy decidió en el minuto 90.

Jornada 22: Stuttgart 2 – Borussia Dortmund 3: El momentáneo 3-1 lo hizo Reus en el minuto 89 en pleno asedio local.

Jornada 23: Hannover 1 – Stuttgart 1: Stindl empató en el minuto 70.

Parece bastante evidente que, sin ese mal rendimiento durante los últimos 20 minutos, el Stuttgart estaría salvado sin ningún tipo de problemas. Este mismo fin de semana, el Werder Bremen empató el partido en el minuto 86 cuando no se acercó prácticamente en todo el partido. Por suerte, y justicia, Ginczek hizo que los tres puntos se quedaran en el Mercedes Benz Arena. La dinámica cambió.

El peor local de la categoría: En la sexta jornada el VfB logró la primera victoria de la temporada por un gol a cero ante el Hannover. Hasta la jornada número veintiséis, el Stuttgart no volvió a ganar en su estadio, rompiendo así una racha de nueve partidos sin ganar. De 42 puntos posibles en el Mercedes Benz Arena, solo han logrado 12. Un campo que siempre había sido muy complicado es ahora una plaza fácil para los equipos visitantes.

Falta de fichajes: El ya ex director deportivo, Fredi Bobic, había sido objeto habitual de criticas, que se acentuaron cuando el equipo empezó a coquetear con el descenso. La temporada pasada el Stuttgart encajó 62 goles en total y Bobic solo fichó recambios para los jugadores que se marcharonA falta de seis partidos, 51 han sido los goles que le han marcado al VfB esta temporada. Son menos que los 57 que llevaba el equipo a estas mismas alturas el año pasado, pero no deja de ser una cifra preocupante. La larga lesión de Rüdiger y la habitual irregularidad de Niedermeier no han ayudado precisamente a solucionar el problema.

Pese a todos estos cinco problemas que se apuntan, el equipo del sur de Alemania tiene opciones de salvarse. Tras su victoria ‘in extremis’ ante el Werder Bremen, la confianza para los últimos seis partidos ha crecido. El calendario, más asequible que el de Paderborn y HSV, invita a ser optimistas de cara a lograr, por lo menos, el puesto que da opción a jugar los play off de descenso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados