Se habla de:

Fútbol alemán

article title

Vedran Corluka, una carrera con escala rápida en Alemania

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En este episodio de “Tú Eliges” sobre historias del fútbol alemán ha tocado hablar esta semana de algunos futbolistas cuya estancia en el país fue de un año o menor. Las posibles opciones fueron: Rigobert Song (medio año en el FC Köln), Taribo West (una temporada incompleta en el Kaiserslautern), el neerlandés Wim Suurbier (que perteneció al Schalke 04 una temporada) y el que habéis elegido, Vedran Corluka, jugador del que contaremos su historia y el por qué de su paso fugaz por el fútbol alemán.

La antigua Yugoslavia fue un lugar en permanente conflicto a inicios de los años 90. Vedran, nacido en 1986 tuvo que marcharse con pocos años desde su ciudad de nacimiento en Bosnia-Herzegovina hacia la capital de Croacia, Zagreb, donde su padre trabajó como ingeniero (se convirtió en representante de su hijo) y su madre como jueza. La llegada a la capital croata fue determinante en su carrera, puesto que desde los 8 años entró en las categorías inferiores del Dinamo Zagreb, un club que, a lo largo de su historia, ha sacado muchos y muy buenos futbolistas que han ido a clubes de las mejores ligas y han obtenido un gran reconocimiento.

Con 21 años, viendo el gran potencial que el jugador tenía, pronto llamó la atención de las grandes ligas. Con el Dinamo ganó dos ligas y una copa. Llegó a disputar un par de eliminatorias de Champions League, pero se quedó en la previa. Al año siguiente, por unos 13 millones de euros, las puertas del continente se le abrieron. Vedran marchaba del Dinamo hacia el Manchester City, donde se convertiría en un hombre imprescindible para Sven Goran Eriksson. Vedran fue el segundo jugador del City que más partidos jugó aquel año: unos 35 (todos titulares, menos uno).

Disputando la eliminatoria previa de Champions frente a los lituanos del Ekranas le llegó la llamada a la selección absoluta croata. Él era bosnio de nacimiento, sí, pero a nivel internacional fue convocado por Croacia, desde la Sub-16 hasta la absoluta. Tras disputar la ida de una 2ª ronda previa y caer en casa contra el Arsenal por un contundente 0-3, debutaría en la 2ª parte de un duelo amistoso contra los que, aquel entonces, eran los vigentes campeones del mundo, Italia. A pesar de que el combinado italiano no era el de los campeones Croacia se llevó el partido y Vedran Corluka, el sueño de su debut cumplido.

Vedran Corluka en su efímera atapa en Leverkusen | Getty

Vedran Corluka en su efímera atapa en Leverkusen | Getty

El único gol de Corluka como citizen llegó en la jornada inicial de la temporada 2008-09. Marcó el último gol del encuentro en una derrota en campo del Aston Villa, por 4-2. Tras 3 jornadas disputadas, con el croata siempre en el equipo, se confirmó el traspaso de Manchester a Londres, donde firmaría por el Tottenham Hotspur. Casualmente, su debut con los Spurs se produjo, también, frente al Aston Villa e igualmente acabó con derrota, por 1-2. Sus 3 temporadas y media en el Tottenham fueron de más a menos. En la 2011-12, sus muchas lesiones y la poca confianza que tenía Harry Redknapp en él le obligaron a salir cedido en el mercado invernal y a despedirse del fútbol inglés. Su destino como cedido en enero de 2012 fue la Bundesliga. Su cesión implicaba una opción de compra que podía ejercer el club receptor a final de campaña. No obstante, el Bayer 04 Leverkusen, su nuevo destino, no quiso ejercer dicha opción y el jugador regresó a Inglaterra, aunque por poco tiempo.

¿Y qué fue de Vedran Corluka por tierras alemanas? Si en Londres contaba con Modric y Kranjcar como compañeros, en Leverkusen casi coincide con otro compatriota, Domagoj Vida, pero este había marchado en verano hacia Zagreb para recalar en el club que vio nacer a Vedran. Vida era en sus inicios del Osijek, uno de los rivales del Dinamo allí en Croacia. Llegó Corluka a Alemania y, de primeras, fue titular. Pero no tuvo continuidad y, en media temporada, disputó unos 8 partidos, nada más. Se había convertido en un jugador con poca trascendencia. No era el hombre importante en la defensa del City o en los primeros tiempos con el Tottenham. Tampoco tenía la oportunidad de demostras lo bueno de su fútbol, que le llevó a salir de Croacia rumbo a la Premier League. Por Alemania pasó, no dejó huella y siguió su camino.

Corluka no estuvo en la lista de Robin Dutt, aquel fatídico día de Marzo de 2012 en el que visitaron el Camp Nou y Leo Messi les marcó 5 goles (7-1). Se perdió uno de los encuentros más tristes de la historia del fútbol alemán en competición europea. Sí estuvo, no obstante, en la vuelta, un partido de puro trámite. Curioso es que, a pesar de no haber tenido mucho protagonismo en el club germano como en su etapa en la Premier, sus apariciones con el Bayer 04 eran siempre saliendo de inicio. Lo malo fue que la mitad de esos partidos no fueron completos.

Habría que hacerse ahora una pregunta clave. ¿Fue un error del Bayer 04 Leverkusen el no ejercer la opción de compra sobre Vedran Corluka cuando tuvo la oportunidad? Nunca es fácil dejar escapar a un jugador que es titular con su selección. Corluka tenía un nombre, un precedente, todo bueno. Había ido a más desde su salida de Zagreb hasta su paso por la Premier. La de Alemania fue, para él, una parada para seguir creciendo. El defensa ha mantenido su nivel en Rusia, en el Lokomotiv Moscú. Sin embargo, no es lo mismo el fútbol ruso que el alemán. Butt nunca dio a Corluka la continuidad para que mostrara su potencial. En Rusia, no obstante, tiene el mismo rol que en su selección, el de un jugador más que importante, tanto por banda como por el centro.Aunque le quedan pocos años ya de carrera, la historia de Vedran Corluka es la de un largo viaje con una escala rápida en tierras alemanas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados