Se habla de:

Miscelánea

article title

Deporte con estilo: ‘vedas estivales’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Los periodistas deportivos solemos adoptar modismos de manera automática, casi sin darnos cuenta. Muchas veces estos empiezan a calar progresivamente en nuestro acervo léxico cotidiano después de haber reproducido frases de protagonistas que acarrean consigo desde hace tiempo de sus respectivos países o ámbitos profesionales; en otras, por efecto mimético, los incorporamos tras verlos publicados en algún medio o tras oírlos a un compañero de profesión que nos inspira cierta garantía y credibilidad. No obstante, en pocas ocasiones, al advertir la aparición de un vocablo o giro nuevo, hacemos una breve pausa, necesaria, para preguntarnos por su verdadero significado y consultar una obra de referencia para comprobar que lo que estamos diciendo tiene fundamento lingüístico.

Y aunque hay que tener presente que no solo existen las palabras que recogen los diccionarios, puede resultar arriesgado que asumamos directamente usos que entendemos más o menos consolidados por el hecho de que sean los propios del mundillo, esos que forman parte del argot y nos permiten comunicamos a diario con cierta facilidad con nuestros lectores. Puede ocurrir, de hecho, que no se correspondan con la verdadera etimología y naturaleza de esas voces o expresiones empleadas. Es preciso hallar, por tanto, un punto de equilibrio entre la corrección léxica y la eficacia comunicativa.

Un ejemplo de uso afianzado en la jerga deportiva que en principio parece no presentar dudas es la expresión “abrir la veda”, muy recurrente cada vez que se inicia el periodo establecido para que los diferentes clubes de fútbol del mundo puedan adquirir o traspasar jugadores y configurar así sus plantillas con vistas a la siguiente temporada. Así es muy común leer en la prensa deportiva oraciones como “se abrió la veda del mercado de fichajes”, sobre todo en verano aunque también en invierno.

Sin embargo, hay que precisar que el sustantivo “veda” significa “prohibición hecha por ley o mandato” o “tiempo durante el que está legalmente prohibido cazar o pescar”, tal como recoge el diccionario de uso del español CLAVE. Por ende, se refiere a la época del año en que existe una prohibición, la cual se levanta, no se abre, que es justo lo contrario; abrir la veda quiere decir en realidad que lo que comienza es la prohibición.

Si bien “abrir la veda” pueda considerarse como un uso figurado y como una ampliación del sentido original de la palabra, en rigor el verbo adecuado sería”levantar” la veda, esto es, quitar la prohibición para que los clubes puedan comprar o vender futbolistas y entrenadores. A la hora de informar sobre el mercado de fichajes habrá que extremar la precaución para no acabar diciendo justo lo contrario de lo que se pretende expresar.

veda

Portada de Estadio Deportivo del 6 de julio de 2015

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados