Fútbol italiano

article title

Del ostracismo al protagonismo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Leonel Vangioni llegó al Milan en verano a coste cero, y le ha costado bastante ganarse la confianza de Vincenzo Montella. En la lista de laterales izquierdos del Milan, con Davide Calabria, Mattia De Sciglio y Luca Antonelli, el ex de River Plate ocupaba la última posición en la jerarquía de titulares. Es más, Montella ha preferido en ocasiones colocar antes a Alessio Romagnoli, un central que había jugado en la Roma Primavera como lateral.

El lateral argentino de 29 años tuvo que esperar hasta el 16 de enero para debutar con la camiseta rossonera, disputando tres minutos en el partido contra el Torino. Después, 16 minutos contra Udinese y de vuelta al banquillo. Hasta el pasado 8 de febrero cuando, ante la falta de alternativas, Montella recurrió a Vangioni contra el Bologna. Desde entonces ha jugado seis partidos como titular, con cinco victorias y un empate.

Fruto de una intuición del administrador delegado Galliani y de los ojeadores rossoneri, Vangioni llegó a Italia con pedigrí: aunque semidesconocido para el fútbol italiano, el defensa argentino posee un importante palmarés a nivel sudamericano, con una liga argentina, una Copa Libertadores, una Copa y una Recopa sudamericana con la camiseta de River Plate.

Con contrato hasta junio de 2019, Vangioni poco a poco se ha ganado la confianza de Montella encadenando una serie de buenos partidos.

Vangioni pelea por un balón en el partido contra la Lazio | Paolo Bruno/Getty Images

En los nueve partidos que ha disputado, Vangioni tiene una media de una recuperación y 1,8 entradas por partido, con un porcentaje de duelos ganados del 64%. Ha mostrado, por tanto, una mayor actitud defensiva que ofensiva, aunque ha menudo Montella le ha incitado a tomar mayores iniciativas en la banda izquierda.

Sus números con balón demuestran esto: aunque ha realizado 1,2 regates por partido, ha mostrado una cierta imprecisión en los pasos (74% de precisión).

No obstante, son números decentes para un jugador que en los seis primeros meses de temporada había disputado apenas tres minutos y al que solo las lesiones de De Sciglio y Antonelli impidieron su salida en el mercado invernal.

Así, Montella parece haber encontrado en su plantilla un elemento más con el que contar, que se puede añadir a Ocampos, Sosa y Deulofeu, jugadores que, bien llegados en enero, bien usados solo recientemente, permiten al entrenador rossonero contar con una plantilla más profunda a coste prácticamente cero.

Mati Fernández celebró su primera titularidad con su primer gol con el Milan | MIGUEL MEDINA/AFP/Getty Images

A estos nombres se une, finalmente, el del chileno Mati Fernández. Petición expresa del técnico del Milan, que le tuvo a sus órdenes en la brillante experiencia en Florencia, el número 14 rossonero ha sufrido diversos problemas físicos que han limitado su utilización. Contra el Genoa, Mati jugó 74 minutos, con un 92% de precisión de pases y dos de tres regates realizados.

El centrocampista de 30 años produjo además dos pases clave y anotó un gol, el primero que consigue tras más de un año y que terminó siendo clave en la victoria contra los rossoblù. Su calidad en la distribución y su capacidad para internarse en ataque convierten a Mati Fernández en una válida alternativa a Kucka y Pasalic como volante en la medular.

Sin duda, otra buena noticia para la segunda parte de la temporada de los rossoneri.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados