Atletismo

article title

Van Niekerk y el trono de Bolt

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Para algunos, el retiro de Usain Bolt tras el relevo 4×100 de mañana en Londres significa el día del Juicio Final para el atletismo. Para otros, supone una oportunidad de oro para ofrecer una perspectiva más amplia del deporte.

El adiós del sprinter jamaicano, posiblemente el mejor atleta de todos los tiempos, dejará un enorme vacío. El sudafricano Wayde van Niekerk es el hombre al que todos miran como el posible reemplazo de Bolt como icono mundial del atletismo. Pero, ¿tiene la personalidad necesaria para ello?

Bolt es lo mejor que le pudo ocurrir al atletismo -y al olimpismo- en tiempos oscuros, con un interés decreciente, continuas sospechas de corrupción y la enorme sombra del doping acechando.

El jamaicano cautivó a millones de hinchas con su discurso desenfadado y sus gestos de antes y después de las carreras. Su trayectoria en la última década, 11 títulos mundiales y ocho oros olímpicos además de los récords mundiales de 100 y 200 metros, habla por sí sola.

Ni el bronce que se colgó hace una semana en los 100 metros de los Mundiales de Londres hundió su reputación como el rostro del atletismo. Nadie quiere otro fallo del “rayo” mañana, en la que será su despedida como atleta.

“Estoy triste de que se vaya. El chico ha sido una sensación, conectó con la gente como ningún otro, como Muhammad Ali”, dijo en la capital británica el jefe del atletismo mundial, Sebastian Coe.

El chico tiene personalidad. Otros parecen un poco prefabricados. Él tiene una visión, una opinión. Eso es lo que vamos a echar de menos y lo que los atletas tienen que duplicar ahora. Se trata de mantener el interés y la relevancia. Es un competidor extraordinario, pero el deporte sigue”.

Coe asegura que hay vida más allá de Bolt en el deporte, al igual que el boxeo continuó tras Ali y el fútbol después de Pelé y Diego Maradona.

El atletismo ya sufrió en el pasado las retiradas de grandes atletas como Carl Lewis, Merlene Ottey, Michel Johnson o Gail Devers. Todos eran respetados por sus cualidades, pero ninguno era tan adorado como Bolt.

Un buen indicador en estos días son los datos de las redes sociales. El jamaicano tiene 4,8 millones de seguidores en Twitter, 18,8 e Facebook y 7,4 en Instagram. El hombre más mencionado como su sucesor, Van Niekerk, tiene 80.000 seguidores en Twitter, 46.700 en Facebook y 195.000 en Instagram.

“Es una persona ‘cool’, pero le hecho que tiene que abrir su personalidad un poco porque es muy introvertido”, señaló Bolt en Londres.

Van Niekerk, de 25 años, dijo que era “un gran honor ser mencionado por Bolt” y añadió que tendrá en cuenta el consejo del sprinter caribeño.

“Es un área en el que necesito crear una nueva imagen. La persona que soy y que seré en el futuro. Necesito hablar más con la gente. Me encanta aprender y me gusta estar en una situación de desafío”, expresó el sudafricano.

Pero el diario británico “The Guardian” explicó el miércoles la diferencia entre Bolt y Van Niekerk. “Bolt se lleva todo el oxígeno del estadio, atrae todas las miradas. Justo después de que Van Niekerk ganara la final del 400, todo el mundo puso su mirada en el otro extremo del estadio, en la final de la pértiga”, escribió el diario. “El atletismo tiene un nuevo campeón, un gran atleta y un hombre admirable, pero no tiene un nuevo Bolt”, sentenció.

De todas formas, el campeón olímpico y plusmarquista mundial de los 400 metros fue anunciado por los altavoces de Londres como “la nueva superestrella” y su reputación crecerá en los próximos años. El jueves se colgó la plata en el 200, quedándose a dos centésimas de emular a Johnson, por ahora el único atleta que completó el doblete de 200 y 400 en un mismo campeonato.

Convertirse en el nuevo Bolt es un tremendo desafío. Sin embargo, algunos no echaran mucho de menos al jamaicano.

“Bajo mi punto de vista, toda la atención que rodeaba a Bolt era injusta“, señaló el sprinter alemán Julan Reus. “Hizo cosas increíbles, pero el atletismo es más que una persona y en los últimos años se redujo a eso”.

Pueda que tenga razón el germano. Bolt monopolizó la atención y fue proclamado incluso como el salvador del atletismo cuando en la final del Mundial 2015 derrotó al estadounidense Justin Gatlin, que estuvo cuatro años sancionado por doping. Hace una semana, cosas del destino, Gatlin se tomó la revancha.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados