Athletic

article title

Ernesto Valverde, historia viva del Athletic

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Este fin de semana se ha consumado un hecho histórico en el seno del Athletic Club de Bilbao. Su entrenador, Ernesto Valverde, se ha convertido en el entrenador con más partidos dirigidos en la historia del club bilbaíno, con 290 encuentros sentado en el banquillo de San Mamés. Este fin de semana frente al Valencia superó el récord de otro entrenador histórico del Athletic Club, Javier Clemente, quien dirigió 289 partidos en siete temporadas como técnico de los vascos. El récord no se quedará ahí, ya que, al menos, Valverde entrenará al Athletic durante lo que resta de temporada.

El ‘Txingurri’ nació en Extremadura, pero pronto su familia se trasladó al País Vasco, donde él comenzó a jugar al fútbol. En primera instancia no triunfó mucho en tierras vascas, por ello, se marchó al Espanyol, donde su entrenador iba a ser Javier Clemente. Allí se consagró como futbolista y formó parte de una de las etapas más gloriosas del club catalán, quedando en tercera posición en la temporada 86-87. Sin embargo, la gran proeza la consiguieron el año siguiente, cuando llegaron a la final de la Copa de la UEFA, en la que perdieron en penaltis contra el Bayer Leverkusen. Después, puso rumbo al Fútbol Club Barcelona.

En Barcelona no tuvo un gran éxito, sobre todo debido a sus lesiones, que le lastraron durante las dos temporadas que vistió la camiseta azulgrana. En 1990 se volvió a encontrar con Clemente, pero esta vez en el Athletic. En el conjunto bilbaíno fue donde más tiempo estuvo, formó delantera con el ‘Cuco’ Ziganda y anotó 50 goles en 188 partidos. Después, solo jugó en el Mallorca, club en el que se retiró como futbolista.

Una vez que dejó los campos se centró en su carrera como entrenador. Valverde comenzó en las categorías inferiores del Athletic, donde fue escalando hasta que llegó al primer equipo en la temporada 2003/04. Durante esa campaña hizo un buen trabajo, pero las desavenencias con el presidente del club, provocaron su marcha del club la temporada siguiente. Después de un año sabático, llegó al Espanyol, donde consiguió un hito que ya había conseguido como jugador, meter al club periquito en una final de la UEFA, que también perdió en penaltis, como en su etapa como jugador.

Antes de volver a su querido Athletic, pasó por Olympiacos, Valencia y Villarreal. Sin duda, donde más éxitos cosechó fue en el conjunto griego, ya que allí ganó tres ligas y dos copas de Grecia. En 2013 volvió al Athletic Club como un entrenador contrastado, y llevó a su equipo a varios éxitos. Entre ellos destacan la participación en la Champions League, el subcampeonato de la Copa del Rey en el año 2015. Ese año también consiguió su único título con el conjunto rojiblanco, la Supercopa de España. Esta temporada su nombre se ha convertido, más si cabe, en historia viva del Athletic Club, después de superar al gran Javier Clemente.

Leer más: Las cuatro claves que aportan Lezama al Ahtletic de Valverde

Su estilo como entrenador viene marcado por Johan Cruyff, quien le entrenó en su etapa en el Barcelona. Por ello, el juego de Valverde es siempre vistoso, atractivo, valiente, y del gusto de la mayoría de los aficionados. Además, este estilo le está dando triunfos a su Athletic Club, por ello, los aficionados vascos no pueden estar más contentos con el ‘Txingurri’. Valverde es historia viva del Athletic, y seguro que seguirá mucho tiempo cosechando triunfos con los rojiblancos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados