Se habla de:

JJOO

article title

¡Valoremos nuestro deporte femenino!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Han tenido que pasar más de tres lustros para volver a ver a una tenista española disputar la final de uno de los torneos más grandiosos y con mayor prestigio del circuito: Roland Garros. Garbiñe Muguruza, con tan solo 22 años y tras vencer a toda una leyenda como Serena Williams, ha logrado alzarse con tan preciado trofeo, vengando a Conchita Martínez (finalista en el 2000) y recogiendo el testigo de Arantxa Sánchez Vicario (campeona en 1998). Un éxito que vuelve a encumbrar a nuestra bandera y a nuestro himno a lo más alto del panorama deportivo.

Y es que últimamente estamos acostumbrados a ver a nuestras deportistas arrasar allá por donde van. Carolina Marín o Mireia Belmonte, reinas del mundo y de Europa sobre la pista de bádminton y la piscina respectivamente, son claros ejemplos del buen estado de salud por el que atraviesa el deporte femenino español. Pero, desgraciadamente, no ponemos en valor suficiente tales hazañas.

 

Mientras ellas se esfuerzan día tras día en progresar, ganar y lucir el nombre de España orgullosas, son otros hechos los que acaparan la mayoría de flashes y portadas. Aunque no solo hay que culpar a los grandes medios de comunicación. La cruda realidad es que en esta sociedad tan ‘moderna’ aún queda un largo camino por recorrer hasta alcanzar la igualdad de oportunidades, y más en el ámbito del deporte. Cobra especial relevancia la cantidad de trabas y obstáculos que ponen una gran parte de los dirigentes de federaciones y entidades de peso, impulsados por ese afán de lucro sin compasión, que torna aún más difícil si cabe dicha empresa.

Recientemente, lo vivido en la Copa del Mundo de fútbol femenino celebrada en Canadá el pasado verano es una muestra de ello. Una competición en la que ni la propia FIFA creía y en la que nuestra selección, que hizo historia al clasificarse por vez primera para la fase final, tuvo que soportar vejaciones por parte de la propia Real Federación Española de Fútbol y de su cuerpo técnico. Incomprensible…

 

No obstante, si estas chicas no se rinden… ¡Nosotros tampoco! Sigamos apoyando su trabajo y dedicación de la mejor manera posible. Luchemos codo con codo por hacer mucho más visible su labor. Animemos a las Garbiñe, Carolina Marín, Mireia Belmonte, Ruth Beitia, Vero Boquete, las ‘Guerreras’ de la selección de balonmano…, y a muchas otras más que, quizás, pasen desapercibidas. Todas juntas colman de gloria el deporte español, pues démosle la gloria que ellas también se merecen.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados