Fútbol ex-soviético

article title

Valery Karpin y la pista rusa en el Mallorca

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El RCD Mallorca anunció anoche la contratación de Valery Karpin como nuevo entrenador. El ruso de 45 años y nacido en Narva (Estonia) se hace cargo del primer equipo apenas diez días antes de comenzar la temporada en la Segunda División. Karpin ha sido presentado esta mañana por el todavía Presidente del Mallorca, Biel Cerdá, ha confirmado que su contrato es para dos temporadas y dirigirá ya esta noche al conjunto bermellón en el Trofeo Ciutat de Palma ante el Getafe. “Espero que la afición me reciba bien. Para este año el objetivo es ganar cuanto más partidos mejor. Vamos a pelear por cada punto y cada balón”.

EL REAL MALLORCA, UN HISTÓRICO DANDO TUMBOS
Tras dieciséis  temporadas en Primera División, en 2013 el RCD Mallorca descendió a la segunda categoría del fútbol español. Los últimos años para el Mallorca han sido un período de incertidumbre institucional y problemas económicos, con un concurso de acreedores y una lista larga de desencuentros y cruces de declaraciones despectivas entre los accionistas -todos minoritarios- que han afectado tanto a las decisiones ordinarias y deportivas como a la posibilidad de venta del club.

El Mallorca alcanzó su colapso institucional y deportivo durante la temporada pasada a partir del acuerdo de sindicación entre Serra Ferrer (mayor accionista) y Biel Cerdá (5% de las acciones), que fue nombrado presidente en una solución desesperada que Serra Ferrer encontró para evitar el control del club por parte del empresario alemán Utz Claassen. El episodio público más recordado fue la destitución del entrenador Jose Luis Oltra, que tardó más de una semana en formalizarse debido al desencuentro entre Cerdá y Serra Ferrer, que además dimitió de su cargo de director deportivo. El Mallorca estuvo involucrado en la lucha por evitar el descenso a la Segunda División B hasta la última jornada de liga, cuando certificó la permanencia con un empate a cero en Córdoba y con el israelí Dudu Aouate en la portería. Ese mismo día el diario El Mundo reportó el acuerdo de Serra Ferrer y Cerdá con el oligarca ruso de origen judío Roman Abramovich, que pasaría a contar con el 55% de las acciones del Mallorca y pondría a Aouate en la dirección del club.

Según relató anoche Gabriel Forteza en el programa ‘El Larguero` de la Cadena SER: “Aouate está pendiente de adquirir el 5% de Biel Cerdá y que Lorenzo Serra Ferrer le ceda sus acciones”. Entre tanto Aouate fue nombrado ayer director general y se ha presentado remarcando la idea de devolver al Mallorca su estatus en la Primera División, a corto o a medio plazo: “El Mallorca tiene que volver donde se merece, que es a Primera, ya sea este año, el que viene, o dentro de dos. Vamos a trabajar para que este club vuelva a Primera División”. La primera decisión ha sido destituir a Miquel Soler, ex jugador del club que había sido promocionado por el director deportivo Miguel Ángel Nadal como entrenador del primer equipo hace apenas 34 días. Aouate esperó a reunirse con Nadal para dar una apariencia de consenso al cambio de entrenador. El propio Miguel Ángel Nadal ha retornado a la entidad el pasado 20 de junio tras haber dimitido como consejero y como técnico asistente a finales de 2011 debido a la renuncia de Michael Laudrup por desavenencias con Serra Ferrer.

La relación entre Aouate y el clan de los Nadal será clave en la pretendida estabilidad del Mallorca que dirigirá Karpin. Miguel Ángel es considerado como el mejor futbolista en la historia de las islas Baleares y es el jugador que más veces ha vestido la camiseta del Mallorca (255). Rafael Nadal, sobrino de Miguel Ángel y mejor tenista español de la historia, comentó ayer que el Mallorca necesita una estructura y un orden para “poder funcionar”. Mientras ‘Toni’ Nadal, hermano de Miguel Ángel y entrenador de Rafael, calificó a Aouate como “de la misma calaña que ‘el pobler’ [Serra Ferrer]”. Miguel Ángel y Rafa vendieron su 10% de las acciones del Mallorca a Claassen en diciembre de 2011.

KARPIN; UN RUSO QUE PROFESA EL FÚTBOL LATINO
Valery Karpin alcanzó la condición de ídolo como jugador durante la década de los 90, formó parte del mejor Spartak, de la selección rusa y triunfó en La Liga española con Real Sociedad, Valencia y Celta. En España es recordado como un volante derecho ofensivo, con mucha calidad técnica y muy combativo. Y también por tener un carácter fuerte y acumular un historial de desplantes dentro del campo. En agosto de 2008 Karpin se inició como director deportivo del Spartak, cargo desde el que nombró entrenador a Michael Laudrup, aprobó la contratación de Unai Emery y sustituyó a ambos como técnico interino. En toda su etapa en el Spartak predominó la contratación de jugadores con calidad técnica y propuso un fútbol protagonista y combinativo, continuando con la tradición del ‘toque y pase’ del Spartak. Karpin también destacó en su faceta de motivador y de líder: supo entender y proteger al vestuario. Siempre contó con el apoyo de los seguidores y de los jugadores.


Karpin dirige su primer entrenador con el Mallorca | YouTube

La primera etapa (abril de 2009 – junio 2012) de Karpin como entrenador del Spartak tuvo un carácter formativo: y varió entre los esquemas tácticos tradicionales: el 4-4-2 en rombo y en doble pivote. La prolífica incorporación de jóvenes canteranos, la reconversión de jugadores ofensivos en la línea defensiva y opción de disponer casi siempre a dos delanteros en el once inicial provocaron que su Spartak alternase encuentros brillantes con auténticas debacles en la liga rusa y en las competiciones europeas. Era un Spartak muy técnico y también muy vulnerable, insuficiente para superar a los equipos hegemónicos del momento: el Rubin de Kurban Berdyev y el Zenit de Luciano Spalletti.

La segunda etapa (noviembre de 2012 – marzo de 2014) de Karpin como entrenador del Spartak evidenció un cambio hacia el pragmatismo a través del equilibrio defensivo: alternó el 4-5-1 con tres mediocentros y el 4-2-3-1.  Condicionado a la consecución de un título para renovar su contrato, Karpin configuró un equipo muy sofisticado en ataque y más sólido en defensa. Tras el parón invernal, una serie de resultados negativos en el campeonato y la eliminación en la Copa de Rusia ante un equipo de la tercera categoría supusieron la destitución de Karpin como entrenador del Spartak.

En suma Karpin es un entrenador que propone un fútbol de tipo latino, basado en la calidad técnica, con alineaciones y esquemas configurados a partir de la posesión del balón. Sus grandes carencias como técnico han sido la vulnerabilidad defensiva y las rachas de resultados negativos que le impidieron comenzar o culminar la lucha por los títulos en sus dos etapas en el Spartak.

Karpin llega ahora a un club con una realidad muy distinta a la del Spartak. Con el Mallorca deberá probarse en una categoría muy específica como es la Segunda División, donde las diferencias en cada partido son mucho menores y el calendario se extiende hasta 42 o incluso 46 partidos para conseguir el ascenso.

EXPECTATIVA EN RUSIA
La contratación de Valery Karpin como entrenador del Real Mallorca ha acaparado la actualidad en los medios rusos, que en el día de hoy han publicado decenas de artículos y declaraciones de ex futbolistas y entrenadores. La trascendencia está acorde al carácter inusual de la noticia a pesar de que se trate de un equipo que milita en la segunda categoría. Como recoge el portal Championat.com, los entrenadores rusos apenas han protagonizado una contada serie de incursiones en el fútbol extranjero y ninguno ha dirigido a un club de las principales ligas de Europa Occidental. El caso más destacado aún es el del mítico Valery Nepomniaschy, que dirigió a la selección de Camerún en el Mundial de Italia 1990.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados