Athletic

article title

Valencia 3-2 Athletic: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ilusión es la palabra que define el estado de ánimo de la afición valencianista tras el gran inicio de temporada de su equipo, dirigido por Marcelino, tras varias temporadas deambulando por el desierto. Recibía hoy en Mestalla al Athletic, con la opción de igualar en la tabla al Atlético de Madrid, coloso de la historia reciente de La Liga y aspirante a todo. Y a ello aspira precisamente el Valencia, valga la redundancia. A mirar a cotas altas, lo más altas posibles, aunque sobre todo a volver a disfrutar de temporadas de ilusión y aires de grandeza. Por su parte, el Athletic de Ziganda no termina de carburar, haciendo aguas en Liga y también en Europa, por lo que sacar algo positivo se antojaba primordial para los de Ziganda, con el ‘Cuco’ ya en problemas, cuestionado por su sistema de juego y los resultados y, quizá, sin el apoyo y confianza de la mayoría del vestuario. Clásico del fútbol español con dos equipos en diferentes coyunturas el que se avecinaba a orillas del Turia.


Pese a los golpes morales recibidos ante el Málaga y también en Europa, el Athletic se presentó en Mestalla dispuesto a no pasar apuros, disponiendo para ello un trivote en el mediocampo. Así fue durante los primeros 20 minutos, en los que el equipo de Ziganda no sufrió en absoluto e incluso estuvo cerca de adelantarse en el marcador tras un error de bulto de Gabriel en la salida de balón valencianista. Susaeta cruzó el disparo desde la frontal, Neto reaccionó brillantemente para desviar a córner. Sin embargo, superado ese período, el Valencia comenzó a castigar a la defensa rival. Avisaba Gayá desde la frontal en un disparo que atraparía sin problemas Kepa, y en el minuto 25 Guedes tendría una ocasión clarísima que Nuñez desvió a córner, tras extraordinaria jugada trenzada entre Gayá y Pereira. El conjunto ché había avisado dos veces y a la tercera no perdonaría. Carlos Soler aprovechaba un error de Lekue en la salida de balón levantando el cuero a la izquierda para Andreas Pereira. El habilidoso extremo dominó los tiempos para terminar filtrando el balón para Gayá en línea de fondo y el pase de la muerte de éste lo empujaba a la red Simone Zaza. Tercer partido consecutivo anotando para el delantero italiano, uno de los jugadores más en forma del campeonato. Los de Marcelino no aflojaron el ritmo tras cobrar ventaja, sino todo lo contrario. Rodrigo Moreno ponía a prueba a Kepa en el minuto 31, y sólo dos después aprovechaba el desconcierto de la defensa del conjunto vasco para adelantarse a Kepa y provocar un penalti tan claro como innecesario. Parejo se encargaría de transformar la pena máxima y poner tierra de por medio. El Valencia, sin alardes, disfrutaba de una cómoda renta que apenas peligró hasta el descanso más que por un remate de cabeza de Vesga a la salida de un córner que Neto rechazó lo justo para que el palo derecho impidiese que el Athletic recortase diferencias.


La primera mitad puso de manifiesto la importancia de los estados de ánimo en el rendimiento de ambos conjuntos. Un Valencia en estado de gracia, prácticamente no necesitó exprimirse para lograr poner tierra de por medio en el marcador. El Athletic, por su parte, pese a estar bien plantado en el campo de inicio y parecer controlar la situación, transmitió inseguridad a poco que su rival le inquietó un poco en la presión y ahogó la salida de balón por parte de los centrales.



El paso por vestuarios pareció convertir la angustia de los leones en atrevimiento. En ello, sin duda, influyó la entrada de Aduriz en lugar de San José. El equipo dirigido por Ziganda fue dueño del juego durante la segunda mitad prácticamente al completo, y en el minuto 57 Aduriz ya avisaba al rematar desviado un centro de un descarado Córdoba, que fue una pesadilla para la defensa del Valencia durante todo el encuentro. El veterano delantero no perdonó dos minutos después. Controló con maestría un centro de Vesga, a la media vuelta, y el control fue medio gol. Ya sólo tuvo que cruzar ante Neto que nada pudo hacer para evitar que Aritz acortase distancias. Ingresaba entonces Raúl García en lugar de Iñaki Williams, desaparecido en el encuentro, y el Athletic continuaba acosando a la defensa valencianista. Las ocasiones se sucedían y Nuñez, una vez más de cabeza, tuvo una ocasión inmejorable para llevar el empate al marcador. Sin embargo, sólo un minuto después, Kepa cometía su segundo error garrafal, que parecía condenar definitivamente a los suyos. Montoya centraba desde la medular, el guardameta no medía bien la salida y Rodrigo sólo tuvo que colocar la cabeza en la frontal del área para que el balón acabase en la red y el 3-1 en el electrónico. Cuarta jornada consecutiva anotando para el delantero, que esta semana celebrará su racha goleadora acudiendo con la selección. El golpe parecía definitivo, pero el Athletic no se rindió. Pese a que Guedes tuvo una ocasión para sentenciar que Laporte sacó bajo palos, desde entonces el conjunto ché no se asomó más a la portería. Sí lo haría el Athletic. De hecho, en el minuto 75 Raúl García volvería a colocar a se equipo a sólo un gol, aprovechando una falta lateral botada por Susaeta. El remate de cabeza cruzado del mediapunta, libre de marca, acabó dentro de la portería sin que Neto pudiese hacer nada para evitarlo. Sí que pudo evitarlo cinco minutos después, ante idéntico protagonista, tras un fantástico pase filtrado por Córdoba a la espalda de la defensa.  El joven extremo volvería a superar a Montoya a tres minutos para el 90, sacando un centro que Balenziaga cerca estuvo de convertir en el empate con un exquisito remate de tacón. Sin embargo, el empate no llegaría pese a que el Athletic hizo méritos suficientes para sacar algo positivo de Mestalla en la segunda mitad. Sin embargo, los errores cometidos en la primera parte condenaron a los de Ziganda a la derrota y permitieron a los de Marcelino anotarse una nueva victoria y llegar al parón en zona Champions.


LO MEJOR: el descaro de Córdoba. La perla de 20 años del Athletic fue una pesadilla para la defensa del Valencia, creando problemas continuamente a sus marcadores con su desborde, regate y velocidad y dando sentido al ataque de su equipo. Un futbolista llamado a ser protagonista en el futuro en nuestro fútbol si continúa con la progresión mostrada en este inicio de temporada.

LO PEOR: los errores de Kepa, impropios de un guardameta de su categoría. Nerviosismo y fallos de bulto, garrafales, que costaron a su equipo la derrota en la visita a Mestalla.

JUGADOR SPHERA (MVP): Córdoba

LAS NOTAS FUTMONDO

Valencia: Neto (7), Gayá (7), Gabriel (6), Garay (6), Montoya (5), Soler (6), Parejo (7), Guedes (7), Pereira (5), Rodrigo (7), Zaza (6)

Suplentes: Maksimovic (5), Santi Mina (5), Lato (s.c.)

Athletic: Kepa (3), Balenziaga (5), Laporte (6), Nuñez (7), Lekue (4), Iturraspe (5), San José (5), Vesga (6), Córdoba (9), Susaeta (6), Williams (5)

Suplentes: Aduriz (7), Raúl García (7)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados