Estados Unidos

article title

USA 0-1 Alemania: Sin biscotto sí hay paraíso

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Estados Unidos y Alemania afrontaban un encuentro especialmente vigilado ante la sombra del posible biscotto entre ambos. El empate, clasificaba a ambas selecciones dirigidas por dos técnicos alemanes, amigos entre sí. Apretaba desde muy temprano un fuerte aguacero en Recife, algo que complicó el acceso a periodistas, aficionados e incluso equipos, al Arena de Pernambuco. La lluvia, aún así, no impidió que el encuentro se disputara con total normalidad.

Klinsmann dejó a Coleman y Bedoya en el banquillo dando entrada a González y Davis respectivamente. Por su parte, Joachim Löw decidió colocar en el once titular a Schweinsteiger y Podolski en detrimento de Sami Khedira y Mario Götze. Bastian cuajó buenos minutos ante Ghana y el descanso a Khedira estaba previsto en caso de llegar al último partido con la clasificación prácticamente asegurada, como así ha sucedido.

La primera mitad comenzó con mucho ritmo, sobre todo por parte de “Die Mannschaft”. Velocidad y verticalidad que despejaron cualquier duda sobre un posible resultado pactado desde el primer minuto. Estados Unidos esperaba atrás, bien posicionado y de manera disciplinada. Sus opciones ofensivas pasaban por transiciones rápidas gracias a un Michael Bradley siempre dispuesto a lanzar contragolpes peligrosos. La implicación ofensiva de los laterales alemanes, sobre todo de Boateng, fue mayor que en los 2 primeros encuentros, llegando el peligro por las bandas en la mayoría de las ocasiones. A medida que avanzaba la primera parte, el conjunto de Jürgen Klinsmann se encontraba más cómodo con Beckerman, Bradley y Jones a gran nivel.

Tras los primeros 45 minutos, “Jogi” hizo el primer cambio metiendo a Klose en lugar de Podolski. “Miro” fijó a los centrales americanos y Alemania pisaba el área rival con más peligro. En el minuto 55, Thomas Müller disparó de manera brillante un balón que quedó rechazado en la frontal del área. El jugador del Bayern anotó su 9º gol en su 9º partido en una Mundial. 4 tantos en Brasil y a tan sólo un gol de los 5 que le dieron la bota de oro en Sudáfrica hace 4 años. Inmediatamente después del gol alemán, Estados Unidos recibía la noticia del empate de Ghana (los africanos estaban a un gol de quitar el 2º puesto a USA) y a la selección de Klinsmann le empezó a entrar nervios e impacencia. A falta de 10 minutos, el gol de Portugal relajaba a los yankees y Klinsmann cambiaba a Zusi por Yedlin en busca de no encajar más goles que podrían provocar perder el 2º puesto.

En los últimos minutos, Estados Unidos estuvo a punto de empatar el encuentro pero Philipp Lahmm evitó un empate que no hubiera cambiado nada, tan solo más sospechas sobre una segunda versión del “Pacto de Gijón”. No hubo empate, no hubo pacto, pero sí hubo clasificación a 1/8 de final del Mundial 2014.

FICHA TÉCNICA

.:: Goles: 55′ Müller (GER)
.:: Estadio: Arena Pernambuco (Recife), 46154 espectadores
.:: Árbitro: R. Irmatov (UZB)

.:: ALEMANIA
Neuer (6); Boateng (7), Mertesacker (6), Hummels (6), Höwedes (5,5); Schweinsteiger (7,5), Lahm (6,5), Kroos (6,5); Özil (7), Müller (8), Podoslki (6).
Suplentes: Klose (6,5), Götze (6), Schürrle (-)

.:: USA
Howard (6); Johnson (5), González (6), Besler (6), Beasley (5); Beckerman (6), Jones (6), Bradley (6), Davis (4,5), Zusi (5); Dempsey (5,5)
Suplentes: Bedoya (5), Yedlin (-)

MVP según FIFA (jugador @Sportium): THOMAS MÜLLER

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados